Hildegard Peplau: biografía de esta famosa enfermera estadounidense

Un resumen de la vida de Hildegard Peplau, enfermera creadora del modelo de los seis roles.

Luis Martínez-Casasola Hernández

Luis Martínez-Casasola Hernández

Hildegard Peplau

El campo de la enfermería es tan importante hoy en día en parte gracias a las aportaciones de personas como Hildegard Peplau.

A continuación recorreremos los eventos más significativos de su biografía y también podremos conocer la metodología que esta profesional aportó para dar un salto muy significativo en la forma de trabajar de las enfermeras, mejorando notablemente su profesión. Empecemos con esta biografía de Hildegard Peplau en formato resumido.

Breve biografía de Hildegard Peplau

Hildegard Peplau nació en la ciudad de Reading, en el estado de Pensilvania, Estados Unidos, en el año 1909. Sus padres eran inmigrantes de Europa, concretamente de Alemania. Este matrimonio tuvo seis hijos, de los cuales Hildegard ocupaba la segunda posición por orden de nacimiento.

Desde muy pequeña, Hildegard Peplau sabía que, como mujer, sus opciones de escapar en cierta manera a los roles tradicionales pasaban por formarse en una profesión que le permitiese crecer, y por eso siempre quiso ser enfermera. Tanto es así que desde pequeña se encargaba del cuidado de las personas de su alrededor.

Uno de los eventos que causó un gran impacto en la crianza de Peplau fue la pandemia de gripe del año 1918, que hizo enfermar a millones de personas, causando la muerte a muchos ciudadanos. Siendo una niña, Hildegard Peplau fue consciente de las consecuencias que una patología podía tener en las personas.

Por eso, cuando terminó su educación primaria y secundaria, no tuvo ninguna duda de cuál era el siguiente paso que iba a dar en su vida: se convertiría en enfermera. Para ello asistió a la Escuela de Enfermería en el Hospital Pottstown, en Pensilvania, estado en el que vivía. Era el año 1931. Una vez completados estos estudios, comenzó a trabajar en ese hospital y posteriormente en uno de Nueva York.

Posteriormente logró acceder al puesto de enfermera del Bennington College de Vermont. En dicha institución aprovechó para formarse en psicología, completando así un perfil totalmente orientado al cuidado del prójimo. Hildegard Peplau compaginó el trabajo de Bennington con otro en el psiquiátrico de Chestnut Lodge, mientras aprendía la psicología interpersonal de Harry Stack Sullivan.

Enfermera durante la guerra

Corría el año 1943, por lo que la Segunda Guerra Mundial estaba en su máximo apogeo, y muchos ciudadanos americanos se vieron obligados a alistarse o bien a prestar sus servicios de alguna manera. Fue el caso de Hildegard Peplau, que tuvo que unirse al Cuerpo de Enfermeras del Ejército de EEUU.

Esto motivó su traslado temporal hasta Inglaterra, donde colaboró en el hospital de campo 312. Al encontrarse en este emplazamiento la Escuela Estadounidense de Psiquiatría Militar, tuvo la oportunidad de conocer a algunas de las eminencias de la salud mental, tanto de Inglaterra como de Estados Unidos.

Durante su estancia en este hospital militar, conoció a un psiquiatra con el que tendría una hija, pero al estar él casado, Hildegard Peplau crió a la niña como madre soltera. A esto se sumó la muerte de la madre de Hildegard también en esta época, por lo que fueron años convulsos para ella.

Una vez de regreso a América, Hildegard Peplau fue una de las representantes de los profesionales de la salud mental que se reunieron con el gobierno para tratar de impulsar una nueva ley que velase por el bienestar de los pacientes que sufrieran de este tipo de patologías en EEUU. La ley salió adelante en el año 1946.

Gran reputación

La reputación de Hildegard Peplau iba en aumento. Tras doctorarse en la Teachers College de la Universidad de Columbia, logró además la titulación que la certificaba como psicoanalista experta, a través de las enseñanzas del Instituto William Alanson White, de Nueva York.

Con un currículum envidiable, practicó la docencia en el propio Teachers College y también en la Universidad de Rutgers, donde permanecería dos décadas, desde 1954. Fue la responsable de formar a las primeras generaciones de estudiantes que cursaron la especialización de enfermería psiquiátrica.

A lo largo de esta etapa es cuando Hildegard Peplau crea gran parte de su obra y comparte sus conocimientos con multitud de instituciones relacionadas con la salud mental. Una de las máximas de esta autora es la importancia de una completa formación en aquellas enfermeras que vayan a trabajar en el ámbito de psiquiatría, pues requieren de unos protocolos muy concretos para poder ejercer con garantías.

La idea de Hildegard Peplau era lograr un salto cualitativo entre el estilo que se venía utilizando en los hospitales psiquiátricos, que básicamente eran lugares donde se custodiaba a los pacientes, para cambiar el paradigma hacia un centro en el que estas personas recibiesen la atención terapéutica que necesitaban, y ahí las enfermeras jugaban un papel fundamental.

Por eso, organizó un programa de verano que desarrolló durante casi dos décadas en el que formó a multitud de estas profesionales, recorriendo para ello hospitales especializados en psiquiatría a lo largo y ancho de todo Estados Unidos. En estas sesiones, Hildegard Peplau enseñaba a sus compañeras la metodología adecuada para el trato a los pacientes.

Les enseñaba a realizar terapia a nivel individual pero también en grupo y a los familiares. Igualmente, les daba pautas para entrevistar correctamente a los internos y otras técnicas para las relaciones interpersonales que podían serles de gran utilidad durante el día a día de su profesión.

Una eminencia de la enfermería

Hildegard Peplau llegó a ser una referencia a nivel mundial en el mundo de la enfermería. Tanto es así, que la propia Organización Mundial de la Salud utilizó sus servicios de asesoría. Igualmente, instituciones universitarias de todo el mundo la contrataban de manera habitual para impartir charlas y talleres formativos para enfermeras y estudiantes de esta disciplina.

Dentro de Estados Unidos, Peplau era la figura de mayor consideración cuando se trataba de realizar consultas sobre su campo de conocimiento. Por ello, eran varias las organizaciones nacionales que contaban con ella de manera habitual. Algunas de ellas eran el Instituto Nacional de Salud Mental o incluso las Fuerzas Aéreas.

Dentro de los cargos que alcanzó durante su carrera, destaca el de presidenta de la Asociación Estadounidense de Enfermeras. Hildegard Peplau continuó siendo una eminencia en este campo hasta que falleció a los 89 años, en Sherman Oaks, en el estado de California, en el año 1999.

El modelo de los seis roles

Dentro de todas las aportaciones que Hildegard Peplau realizó, hay una que destaca especialmente, y es el modelo de los seis roles de enfermería. Este modelo se refiere a los seis papeles que la enfermera desarrolla, progresivamente, durante su profesión. A continuación los veremos en detalle.

1. Rol de extraña

El rol de extraña es el primero que realiza la enfermera, ya que es el que se da cuando acaba de conocer al paciente y aún no existe ese clima de confianza entre ellos. En esta etapa debe prevalecer la amabilidad y el respeto.

2. Rol de recurso

Posteriormente, Hildegard Peplau nos dice que la enfermera se convierte en un valioso recurso para el enfermo, pues es la persona con la que mantiene una comunicación sobre su estado. Por ello, la enfermera debe proporcionar esa información de una manera que resulte fácil de entender para la otra persona, adaptándose a sus características.

3. Rol docente

La siguiente función es la de docencia, pues la profesional debe enseñar al interno diversas pautas en relación a la patología por la que se encuentra ingresado. Por ello deberá adecuar su lenguaje, al igual que ocurría en el papel anterior, para transmitir dichos conocimientos de forma sencilla y comprensible.

4. Rol de consejera

Pero esos no son los únicos roles. Hildegard Peplau afirma que la enfermera también es consejera, una cualidad especialmente importante en el campo de la psiquiatría, ya que en ocasiones ha de orientar a los pacientes y ayudarles a comprender lo que está ocurriendo.

5. Rol de sustituta

Igualmente, una buena enfermera también actúa como sustituta de aquellas personas que fueron importantes en el pasado para el interno pero que ahora no están ahí. Y es que la enfermera va a convertirse en la figura de referencia para los pacientes, por lo que serán personas fundamentales en su día a día. Esto ha de ser entendido por la profesional.

6. Rol de líder

El último de los roles que expone Hildegard Peplau en su modelo es el de líder. El liderazgo debe ser una cualidad para las enfermeras que trabajen en el área de psiquiatría, pues son una pieza clave para conseguir que los pacientes alcancen los objetivos que se han establecido en función de su patología, de cara a lograr una mejoría.

Referencias bibliográficas:

  • Callaway, B.J. (2002). Hildegard Peplau: Psychiatric nurse of the century. Springer Publishing Company.
  • Peplau, H.E. (1991). Interpersonal relations in nursing: A conceptual frame of reference for psychodynamic nursing. Springer Publishing Company.
  • Winship, G., Bray, J., Repper, J., Hinshelwood, R.D. (2009). Collective biography and the legacy of Hildegard Peplau, Annie Altschul and Eileen Skellern; the origins of mental health nursing and its relevance to the current crisis in psychiatry. Journal of Research in Nursing.

Luis Martínez-Casasola (Madrid, 1988) se licenció en Psicología en la UAM y cuenta con un máster en Psicología Forense por la URJC y el COP de Madrid, así como con una especialización en recursos humanos. Tras varios años de experiencia en la redacción de contenidos web, ahora colabora como divulgador para medios especializados en el ámbito de la Psicología y la salud.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados