Así es una de las partes del cerebro más importantes.

La idea de que los hemisferios cerebrales presentan diferencias el uno del otro está bastante asumida, tanto en la cultura general como en ámbitos más académicos.

Se suele decir que el hemisferio izquierdo es el que está detrás de áreas lógicas y analíticas, como las matemáticas, mientras que lo artístico se relaciona con el hemisferio derecho. También se asume que el hemisferio derecho controla el lado izquierdo del cuerpo, mientras que el izquierdo hace lo mismo pero con la parte derecha.

Vamos a entrar más a fondo sobre el hemisferio cerebral izquierdo, qué características se le atribuye y en qué funciones está implicado.

¿Qué es un hemisferio cerebral?

Antes de hablar en profundidad sobre el hemisferio izquierdo, primero definiremos que es un hemisferio cerebral. Un hemisferio, del griego ‘hemi’ (‘mitad’) y ’sphera’ (‘esfera’), es cada una de las dos principales estructuras que se encuentran conformando el encéfalo. Cada hemisferio representa una de las dos mitades del cerebro, una derecha y la otra izquierda.

Estos hemisferios son inversos el uno del otro, pero no son simétricos. La línea que los separa se llama cisura interhemisférica o longitudinal cerebral, y en su parte más profunda se encuentra una estructura, llamada cuerpo calloso, que conecta ambos hemisferios.

¿Cómo se estructura el hemisferio izquierdo del cerebro?

Al igual que su contraparte derecha, el hemisferio izquierdo se estructura anatómicamente en lóbulos, teniendo la mitad de cada uno de ellos. Estos lóbulos son el frontal, parietal, temporal, occipital y la ínsula.

Como ya hemos comentado, el cuerpo calloso, que es una estructura con fibras nerviosas, conecta ambos hemisferios para permitir que se comuniquen. Al igual que con el otro hemisferio, el izquierdo está protegido por las siguientes capas:

  • Duramadre: es la membrana más externa y cercana al cráneo.
  • Aracnoides: está entre la duramadre y la piamadre.
  • Piamadre: es la membrana más interna. Es contigua a la materia cerebral.

Características principales

Anatómicamente ambos hemisferios son muy parecidos. Aunque, como ya hemos mencionado, no son simétricos, sí que son muy semejantes. Presentan tanto cisuras como circunvoluciones y ambos tienen la misma cantidad de lóbulos, además de presentar un tamaño similar.

Sin embargo, presentan atributos diferentes. El hemisferio izquierdo es conocido por ser la estructura cerebral encargada más de los aspectos lingüísticos, además de estar detrás del procesamiento analítico, propio de las matemáticas. Veamos más a fondo estas características:

1. Simbólico

El hemisferio izquierdo es el encargado de utilizar los símbolos para la representación tanto de conceptos como de objetos.

Así pues, es este hemisferio el que nos permite entender que el símbolo ‘+’ significa sumarle a algo o más cantidad, o que el símbolo ☮️ significa paz.

2. Verbal

Como ya hemos comentado, el hemisferio izquierdo es el que está implicado en el uso del lenguaje verbalizado.

Esto quiere decir que es el que está detrás de aspectos tan cotidianos y fundamentales para la comunicación humana como el habla, la memoria verbal, la escritura y la lectura.

3. Analítico

Cuando decimos que este hemisferio es analítico, venimos a indicar que su procesamiento de la información la hace siguiendo unos pasos que se suceden de manera más o menos lineal, analizando cada uno de los detalles de una determinada situación o problema.

Por este motivo el hemisferio izquierdo adquiere tan gran importancia en las matemáticas, en las que, para llegar a la solución, es preciso identificar cuáles son los pasos a seguir para tener la respuesta correcta.

Además, es detallista y relativamente objetivo a la hora de analizar la realidad, permitiendo realizar observaciones específicas y plantear un pensamiento concreto, adecuado para la situación problema.

4. Temporal

Sigue el paso del tiempo, es decir, ordena las cosas en secuencias temporales. Va de principio a final.

5. Racional

El hemisferio cerebral izquierdo tiende a potenciar el razonamiento racional. Es decir, permite abstraer una explicación de la realidad a partir de la razón.

6. Lógico y lineal

Cuando se dice que el hemisferio izquierdo es lógico significa que establece relaciones causales entre diferentes hechos. Así pues, un fenómeno tiene que ser necesariamente causado por un previo o ser el responsable de una consecuencia posterior.

Esta característica, junto con el aspecto analítico de este hemisferio, adquiere gran importancia en la resolución de problemas matemáticos.

En cuanto al aspecto lineal, viene indicar que las ideas siempre van encadenadas las unas con las otras.

Funciones

Estas son las principales funciones del hemisferio cerebral izquierdo.

Lenguaje verbal y matemáticas

Relacionado tanto con su capacidad verbal como con la simbólica, el hemisferio izquierdo es capaz de identificar grupos de letras e interpretrarlas como palabras que, a su vez, conforman grupos de las mismas y forman frases con sentido.

Gracias a esto, también ejerce un importante papel en el habla, la escritura, la resolución de problemas matemáticos, la numeración y la lógica.

Otros aspectos en los que se implica de forma destacable este hemisferio son la memoria verbal, la gramática, organización de la sintaxis, discriminación fonética, planificación, toma de decisiones, memoria a largo plazo...

Expresión y comprensión

John Hughlins Jackson, neurólogo, dijo en su momento que el hemisferio izquierdo era el centro de la facultad de expresión. Esto quiere decir que este hemisferio se encarga de transformar un conjunto de información en algo con sentido.

Así, este hemisferio almacena conceptos que posteriormente emitirá en forma de palabras, tanto orales como escritas, permitiendo transmitir ideas del interior de la mente de una persona a otra mediante el uso de la comunicación verbal.

Si se da una embolia que afecte a este hemisferio, se pueden dar pérdidas funcionales tales como la pérdida del habla, además de verse afectadas las capacidades motrices en el lado derecho del cuerpo, dado que el hemisferio izquierdo controla esa mitad corporal.

Relación entre ambas mitades del cerebro

Aunque hemos comentado que cada hemisferio tiene sus particularidades y tiene unas funciones propias, esto no quiere decir que sean radicalmente diferentes el uno del otro ni tampoco que no realicen actividades de forma conjunta. Lo que sí que se debe entender es que hay actividades que las ejerce mayormente uno de los dos hemisferios y otras en que es tarea de su contraparte.

Como curiosidad, la investigación apunta a que las diferencias interhemisféricas son algo distintivo de la especie humana. En la mayoría de las personas, ambos hemisferios se complementan. Normalmente, aspectos verbales como el habla se encuentran bajo el control del hemisferio izquierdo, sin embargo, hay casos, especialmente en personas zurdas, en que el habla es una actividad ejercida por áreas localizadas en ambos hemisferios.

Además, se ha visto que, ante situaciones en las que se da una lesión cerebral, puede haber cambios en cuanto a la localización de determinadas funciones. Este ‘traslado’ de funciones es especialmente significativo en la infancia, momento en el que gracias a la plasticidad cerebral el cerebro trata de ‘salvar’ una capacidad propia del área lesionada haciendo que sea otra zona, pudiendo ser del hemisferio contrario, quien se haga cargo.

Referencias bibliográficas:

  • Acosta M. T. (2000). Síndrome del hemisferio derecho en niños: correlación funcional y madurativa de los trastornos del aprendizaje no verbales. Rev Neurol; 31: 360-7.
  • Anderson, B.; Rutledge, V. (1996). Age and hemisphere effects on dendritic structure. Brain. 119: 1983–1990.
  • Hutsler, J.; Galuske, R.A.W. (2003). Hemispheric asymmetries in cerebral cortical networks.Trends in Neurosciences. 26 (8): 429–435.