La historia está llena de figuras importantes que merece la pena recordar por sus aportaciones en la búsqueda del saber, ya sea en el ámbito científico, filosófico, literario u otros. En este artículo hablaremos de una de estas figuras, concretamente, perteneciente al siglo XX: el filósofo, crítico literario y traductor alemán Walter Benjamin.

En esta breve biografía de Walter Benjamin repasaremos su vida, y algunas de sus contribuciones más destacadas a lo largo de su trayectoria.

Una biografía de Walter Benjamin

Walter Benjamin, de nombre completo Walter Bendix Schönflies Benjamin, fue un filósofo y crítico literario, además de traductor y ensayista, de origen alemán. Nació el 15 de julio de 1892 en Berlín (Alemania), y falleció el 26 de septiembre de 1940 en Portbou (España), a la edad de 48 años.

El pensamiento de Benjamin, asociado a la Escuela de Frankfurt, se nutre de diferentes disciplinas y orientaciones, tales como el idealismo alemán, el romanticismo, el materialismo histórico y el misticismo judío. Sus aportaciones se enfocaron sobre todo en dos corrientes: el marxismo occidental y la teoría estética.

Así, Benjamin fue un filósofo inquieto, muy influenciado por el marxismo, que se nutrió de diferentes filosofías y corrientes para desarrollar su propio pensamiento. Además, fue un gran viajero, ya que estuvo por diferentes países aprendiendo y formándose.

Orígenes y niñez

Walter Benjamin nació en Berlín en el año 1892, en el seno de una familia acomodada de origen asquenazí (este término se refiere a judíos asentados en Europa Central y Oriental). Su familia se dedicaba a los negocios, y por aquella época estaba plenamente integrada en Alemania.

Su padre era Emil Benjamin, un banquero de París que se había mudado a Alemania; en Berlín trabajaba como anticuario. Su madre era Pauline Schönflies, quien le contaba cuentos por las noches (así lo recuerda Benjamin, que de hecho se inspira en ellos para elaborar una de sus teorías).

Así, Benjamin reflexiona acerca de ellos, centrándose en la relación que estos establecen entre la tradición y la época actual. Más adelante, en el año 1905, Benjamin ingresa en un internado en una zona rural, concretamente en Turingia (Alemania). Dos años después, en 1907, Benjamin vuelve a la escuela de Berlín.

Estudios, vida y trayectoria

Cuando cumple los veinte años, Walter Benjamin empieza sus estudios de filosofía en la Universidad de Friburgo (Alemania), aunque al cabo de poco se cambia a la Universidad de Berlín para continuar allí.

Es en la Universidad de Berlín donde conoce el Sionismo, un movimiento e ideología política nacionalista judía. A partir de ahí, Benjamin desarrolla un “sionismo cultural”, basado en el valor de la cultura del misticismo judío. Por otro lado, Benjamin, quizás influenciado por su origen, defiende el Judaísmo como una parte esencial de la cultura europea, y valora de este especialmente su espiritualidad.

Además, Walter Benjamin también se interesa por temas educativos, y en sus años universitarios se une a un grupo llamado “Unión de Estudiantes libres”, donde es escogido como presidente. Así, desarrolla para este grupo algunos escritos que mencionan la necesidad de una reforma, tanto a nivel educativo como cultural.

En cuanto a su vida privada, Walter Benjamin se casó, en el año 1917, con Dora Pollack. Tuvieron un hijo, Stefan Raphël (1918-1972). En esa época, Benjamin buscaba una temática para su tesis, que se acabó centrando en la filosofía de Kant y Platón.

Escuela de Frankfurt

Hemos visto al inicio del artículo cómo el pensamiento de Walter Benjamin estaba, en gran medida, asociado a la Escuela de Frankfurt. Así, Benjamin era colaborador de dicha Escuela, aunque nunca estuvo directamente “asociado” a ella.

Por su parte, la Escuela de Frankfurt, en Alemania, estaba formada por un grupo de investigadores y estudiosos que seguían una serie de teorías y orientaciones teóricas, tales como las de Freud, Marx y Hegel.

Walter Benjamin adoptó una filosofía marxista en su trayectoria. La filosofía marxista pretendía estudiar la naturaleza y fundamentos del marxismo, un modelo teórico explicativo de la realidad, formado a través del pensamiento de Karl Marx, filósofo y revolucionario alemán de origen judío. Recordemos que las aportaciones de Marx tuvieron repercusión en campos tan diversos como la economía, el derecho, la historia y la sociología.

Literatura: traducciones y críticas literarias

Walter Benjamin, como hemos visto, también era traductor y crítico literario. De sus traducciones destacan las de dos figuras importantes: Marcel Proust y Charles Baudelaire. Por otro lado, una de las obras más conocidas de Walter Benjamin fue La labor del traductor (se trata de un ensayo), que trata precisamente sobre esta actividad literaria del que era partícipe: la traducción.

En cuanto a sus críticas literarias, destacaron las críticas de obras como la novela Las afinidades electivas, de Goethe, y algunas obras de Franz Kafka, Karl Kraus, Marcel Proust, Charles Baudelaire… También tradujo al alemán la obra Les Fleurs du Mal, y algunas partes de la novela de Proust À la recherche du temps perdu.

Muerte en España

En el año 1940, en el contexto histórico de la ocupación de Francia por los nazis, Walter Benjamin se dirige a Estados Unidos, atravesando España. Pero la policía española le intercepta, junto a un grupo de refugiados del que también forma parte, al no llevar la documentación (visa) requerida por aquel momento.

A raíz de ello, Benjamin, en un hotel de la localidad fronteriza pirenaica, ingiere una dosis letal de morfina, y se suicida en Portbou (provincia de Girona). Tenía 48 años y su muerte ocurría el 26 de septiembre de 1940.

Referencias bibliográficas:

  • Capella, J.R. (1990). «Apuntes sobre la muerte de Walter Benjamin». Mientras Tanto (43): 101.
  • Cano Gaviria, R. (2009). El pasajero Walter Benjamin. Montblanc, España: Ediciones Igitur.
  • Steiner, U. (2012). Walter Benjamin: An Introduction to His Work and Thought. UCP.