En el mundo de la asistencia psicológica, una de las opciones más interesantes a la hora de dedicarse profesionalmente a atender pacientes es trabajar en un espacio de laquiler. Tanto es así que hoy en día es muy habitual recurrir a estos servicios, y lo hacen tanto quienes tienen su propio centro de terapia y quieren pasar consulta en otros municipios, como quienes están empezando y no tienen un piso o una casa en la que ejercer de manera continuada.

En este artículo veremos los motivos por los que muchos psicólogos optan por trabajar en espacios de alquiler y los beneficios que implica decidirse por esta opción para atender a pacientes.

La importancia de ir en busca del paciente

La profesión del psicólogo ha ido variando mucho a lo largo de las décadas; si bien al principio ir a psicoterapia era una posibilidad que solo se podían permitir las familias bienestantes, hoy en día el perfil del paciente que va a la consulta a ser atendido profesionalmente es increíblemente variado, tanto en características socioeconómicas como en cuanto a edad y lugar de residencia.

Esto, unido al hecho de que la carrera de Psicología es una de las más demandadas y cada año se gradían miles de nuevos psicólogos, hace que la capacidad de adaptarse y de ir en busca de nuevas posibilidades de expansión profesional sea algo que se espera del psicólogo; lejos han quedado los días en los que bastaba para abrir una consulta para que los pacientes empezasen a llegar a través del boca-oreja. Hoy, más que nunca, el psicólogo debe adoptar un rol activo para conseguir llegar a sus potenciales pacientes, a la vez que evita el desgaste de los gastos superfluos que no tienen que ver directamente con su trabajo y lo pueden retrasar.

Esto encaja perfectamente con las ventajas que aporta el alquiler de las consultas para psicólogos, que es fundamentalmente una inversión para poder olvidarse de complicaciones sin renunciar a tener flexibilidad para poder atender.

1. Ventajas de trabajar en una consulta de psicología de alquiler

Estos son algunos de los aspectos positivos de trabajar en una consulta de alquiler.

2. Evita tener que pasar por la inversión inicial

Esta es la ventaja más importante en cuanto a lo económico: durante el primer mes no hay que gastarse mucho más dinero para empezar a atender.

3. Permite dejar de pagar por las horas que no usas

Si por cualquier motivo no puedes o no quieres estar atendiendo a jornada completa en el mismo sitio, los servicios de alquiler de consultas para recibir a pacientes te permiten contratar menos tiempo, lo cual supone un ahorro importante.

4. Evita preocuparse por la contratación de personal

Muchas veces, el alquiler de la consulta viene con su propio servicio de secretaría, que pueden recibir a los pacientes y gestionar los pagos.

5. Abarata costes de materiales e instalaciones a compartir

Materiales de juego, salas de formación... son elementos que no son necesarios todo el tiempo, y que resultan más baratos si se trabaja en un local de consultas de alquiler.

6. Permite disponer de un espacio decorado desde el principio

Algo tan simple como pensarse cómo decorar una consulta de psicoterapia puede llegar a suponer un verdadero problema. Por suerte, las consultas de alquiler para psicólogos permiten "saltarse" esta cuestión, al venir ya desde el principio con una decoración consistente en la que no hace falta añadir ni quitar nada.

7. Da la posibilidad de tantear en nuevos entornos

Finalmente, alquilar una consulta es una manera eficaz de explorar nuevos entornos dfísicos en los que hay más potenciales pacientes. Esto sirve tanto si quieres pasar consulta en otra ciudad como si optas por atender durante algunas horas de la semana en un barrio en el que, por las características del vecindario, crees que hay más personas del perfil en el que te especializas.

¿Buscas consultas de psicologiá de alquiler en Madrid?

El Prado Psicólogos

Si te interesa pasar consulta en espacios de alquiler que estén en el centro de Madrid, las instalaciones de El Prado Psicólogos son una buena opción. Esta entidad dispone de varios centros de psicología: uno en el Retiro, otro en el barrio de Salamanca, y otro en el barrio de las Letras. Están plenamente equipados, disponen de salas de formación taquillas, material de juego, climatización, impresora y servicios de secretaría, entre otras cosas. Si te interesa saber más, puedes ver los datos de contacto de El Prado Psicólogos haciendo clic aquí.