En cuestión de apenas una década, la psicología online ha pasado a convertirse en una de las formas más habituales de ofrecer y recibir asistencia psicológica, una nueva manera de establecer la interacción entre el psicólogo y el paciente o cliente.

Ahora bien… ¿a qué se debe que se haya popularizado tanto? En el fondo, la psicología online consiste en los mismos servicios de siempre, aunque realizados a través de un medio distinto: Internet, desde la cual se pueden aprovechar plataformas digitales para comunicarse en tiempo real. ¿Acaso una modificación tan simple es capaz de hacer que en pocos años la gente empiece a usar masivamente esta opción, y a verla como algo normal?

En este artículo veremos cuáles son las ventajas de utilizar la psicología online, y de qué manera esta nueva herramienta ayuda tanto a los clientes como a los psicólogos.

Las ventajas de utilizar la psicología online

Tal y como dije antes, en el fondo la única diferencia que hay entre los servicios convencionales de psicología y los servicios de psicología online es el canal. En un caso, el cliente o paciente va a visitar al psicólogo a su consulta o bien psicólogo acude a la casa o negocio del cliente para trabajar in situ; en el otro, ambos quedan a una hora y se conectan a un sistema de comunicación a través de Internet.

Este pequeño hecho diferencial, sin embargo, es mucho más. Crea un efecto dominó que afecta a muchos otros aspectos de la relación entre el profesional y el cliente, y la muchos de estos efectos son positivos, beneficiosos para ambos. Veamos cuáles son.

Beneficios para el cliente

Esta son las distintas formas en las que la psicología online aporta beneficios para el cliente.

1. Permite ahorrarse el desplazamiento

Aunque en teoría los psicólogos pueden ir a donde esté el cliente, a la práctica los servicios estándares de la mayor parte de profesionales del sector no incluyen esta opción, y si la incluyen, normalmente esta implicaría pagar más de lo que la mayoría de personas se puede permitir.

Por eso, normalmente las sesiones en las que se reúnen el psicólogo y el cliente o el paciente se realizan en el lugar de trabajo del primero, ya sea un gabinete de psicología, una consulta privada o una clínica.

Sin embargo, esto supone una barrera para algunas personas que tienen muchos problemas para desplazarse, como quienes viven en zonas que no están muy bien comunicadas, gente mayor o com discapacidades motoras.

La psicología online elimina este obstáculo y hace que muchas más personas sean capaces de acceder a los servicios de un profesional de la psicología acudiendo a las sesiones de manera regular.

2. Permite hacer cuadrar mejor los horarios

Debido a la ventaja que hemos visto antes, todo el mundo puede descontarse de su horario el tiempo necesario para desplazarse al espacio de trabajo del psicólogo, lo cual puede suponer tranquilamente ganar una hora y media a la semana, y encontrar con más facilidad huecos para realizar las sesiones sin que interfieran con el trabajo o las responsabilidades del hogar.

3. Permite elegir al profesional que realmente encaja con lo que se busca

Como gracias a la psicología online el espacio que haya entre cliente y psicólogo es prácticamente irrelevante, cualquier persona interesada en estos servicios puede acudir al profesional que de verdad ofrece lo que busca, aunque viva a más de una hora en coche.

4. Una buena solución para personas que se han ido al extranjero

La posibilidad de contar con asistencia psicológica en la lengua materna es un punto positivo a tener en cuenta si se vive en el extranjero. Especialmente si en estas sesiones hay que hablar de temas personales o expresar sentimientos de manera directa y honesta.

5. Ofrece las garantías de la asistencia psicológica presencial

Actualmente, las investigaciones indican que la utilidad y eficacia de la psicología online son equiparables a las de las sesiones cara a cara, y que en general no existen pérdidas significativas en la calidad del servicio ofrecido.

Esto no significa que no pueda plantear desventajas ante algunas personas con necesidades específicas, como por ejemplo pacientes que busquen terapia contra las fobias mediante herramientas tecnológicas que están disponibles en una clínica, pero no en su casa ni en su ordenador, pero normalmente estos requisitos no surgen.

Beneficios para el psicólogo

Por otro lado, la psicología online también nos ofrece muchas ventajas interesantes a los psicólogos. Estas son las principales.

1. Permite trabajar desde cualquier lado

Independientemente de si estamos viajando a otro país para acudir a un congreso o si nos hemos ido unos días a otra ciudad para trabajar in situ en un caso especial (por ejemplo, servicios in company para una multinacional), la psicología online nos permite seguir llevando el caso de muchos clientes.

2. Ayuda a cuadrar horarios

La psicología online aporta algo más de flexibilidad a la hora de distribuir las sesiones a lo largo de la semana. Por ejemplo, gracias a esta es posible atender a clientes incluso si en ciertos momentos no hay nadie atendiendo en recepción, e incluso si por temas de horario en una fase del día no da tiempo para preparar una sala en la que reunirse.

3. Ayuda a tener más clientes

No hay que olvidarse de que la psicología online puede ir acompañada de una estrategia de marketing expansiva, que apele a personas que viven relativamente lejos de donde estamos pero que pueden sentirse interesadas por nuestros servicios. Esto significa que el techo de la clientela potencial sube mucho, e incluso es potencialmente ilimitada, si lo hacemos bien y trabajamos mucho en la comunicación de lo que ofrecemos.

Conclusión

Las ventajas de la psicología online hacen que esta modalidad de servicio haya llegado para quedarse. Mientras existan buenas redes de comunicación y un uso generalizado de los dispositivos electrónicos conectados a Internet, existirá la posibilidad de aprovechar el potencial de este canal que nos mantiene unidos independientemente de dónde estemos. Y esto solo pueden ser buenas noticias.