Alrededor del 30% de la población fuma tabaco, siendo la adicción más extendida y una de las principales causas de muerte no natural. Porque por muy simpática que parezca la mujer del estanco, quemar alquitrán y tragarte los vapores tóxicos que desprende, natural natural no es.

Casi 8 millones de personas mueren por todo el mundo cada año, a causa de una sustancia legal que provoca adicción y multitud de enfermedades mortales. Si fumas, seguro que te has familiarizado con las desagradables fotos de los paquetes de tabaco; y sí, eso te puede pasar a ti algún día si no dejas de fumar cuanto antes.

De entre todos los posibles remedios que se promocionan para dejar de fumar, el que ha demostrado más efectividad científicamente es la psicoterapia (todo lo demás igual funciona por mero efecto placebo, es decir, por pura casualidad).

8 motivos por los que te interesa empezar terapia (lo antes posible) para superar tu adicción al tabaco

En este artículo te voy a explicar por qué la psicoterapia es la mejor opción para que superes tu adicción a la nicotina. Al final del artículo te cuento una muy buena forma de empezar.

1. Tendrás a alguien que te acompañe en el proceso (y que sabe lo que hace)

Internet es una maravilla que nos ha permitido compartir mucho conocimiento e ideas de forma gratuita por todo el planeta. Ahora bien, además de los vídeos de gatitos, también hay muchos bulos, información falsa y estafas.

La ventaja principal de contratar a un psicólogo para que te ayude a dejar de fumar es que podrá aportar soluciones adaptadas a tu caso concreto (sí, aunque tu cuñado también fume, no fumáis de la misma manera, por lo que no os va a servir la misma solución a los dos). Una persona experta en tu problema, que ha ayudado a muchas otras personas con dificultades muy parecidas a las tuyas, y que ya sabe qué enfoques funcionan mejor para cada caso. Muchas personas sensatas dirían que eso no tiene precio.

2. Conocerás a fondo los orígenes de tu adicción

Da igual cuántas frases motivaciones te repitas o cuantas charlas y conferencias te tragues: si no comprendes cómo funcionan las adicciones y cómo se forjó la tuya, es muy difícil que puedas salir de ella. ¿Por qué? Pues porque seguramente continuarás cometiendo los mismos errores del pasado una y otra vez. Y esos errores te llevarán al mismo resultado: seguir fumando. Lo bueno es que un psicólogo especializado te hará preguntas y te ayudará a entender qué cosas son importantes y cuáles no.

La mayoría de la gente se sorprende al ver que al final de la primera sesión ya ven su problema de manera completamente diferente. Tanto que muchas veces van corriendo a contarles a sus familiares lo que han aprendido en su primera sesión y lo bien que se sienten ya.

3. Te llevarás mejor con tus neuras

Muchos fumadores relatan que lo que encuentran más difícil es dejar de pensar en el tabaco y en sus ganas de fumar en determinados momentos del día. Tan difícil que esa preocupación y ansias por encender un cigarrillo no les dejan dormir bien, no les dejan concentrarse bien al trabajar o estudiar, y su lucha con el tabaco (y lo que supone en su vida) eclipsan todo lo demás.

4. Aprenderás técnicas (probadas) para librarte de la ansiedad por fumar

Si eliges a un psicólogo especializado, después de contarte tu caso, te podrá aconsejar la mejor vía de actuación en tus circunstancias, así como los mejores pasos para llegar a tu destino. No te va a contar lo que se le haya ocurrido esa mañana al levantarse de la cama, sino lo que ha comprobado en muchos casos de terapia (y con evidencia científica) lo que funciona y realmente ayuda a la gente a fumar menos o incluso dejarlo completamente al poco tiempo.

5. Sentirás menos culpabilidad y más confianza Nadie, absolutamente nadie fuma porque quiera.

La gente fuma porque no sabe estar sin fumar. Y eso despierta todo tipo de emociones desagradables, como culpabilidad, vergüenza, frustración, sensación de fracaso... Un psicólogo te ayudará a trabajar estas emociones y a cambiar la manera en que ves las cosas y cómo te sientes.

También empezarás a experimentar avances (menos ansias por fumar, menos cigarrillos fumados) y te sentirás con mucha más confianza, al comprobar que un cambio es posible.

6. Te enseñarán estrategias para evitar recaídas en el futuro

Como explico a menudo, la principal razón por la que tantas personas fracasan en sus intentos por dejar de fumar es saltarse esa fase de auto-conocimiento y de posterior preparación de una estrategia eficaz de prevención de recaídas.

Porque, tarde o temprano, todo el mundo tiene alguna época más difícil, alguna crisis vital, una discusión con la pareja, algún evento social en el que haya mucha gente fumando, y las posibilidades de recaer se multiplicarán.

El psicólogo te ayudará a trabajar diferentes estrategias para evitar que vuelvas a fumar una vez lo hayas dejado. Para que el “último cigarrillo” sea de verdad el último.

7. Podrás ayudar a otras personas a tu alrededor a dejar el tabaco

Al conseguir los primeros cambios (o incluso dejar de fumar del todo), el resto de fumadores a tu alrededor empezarán a sentir curiosidad, y será mucho más probable que pidan ayuda igual que tú.

Lo mejor que puedes hacer es compartir tus progresos con los demás, para que se animen y se convenzan de que es posible para ellos también, si se ponen en las manos de un profesional.

8. Dejarás de fumar definitivamente (para siempre)

Alcanzar la ansiada victoria contra el tabaco y la industria tabacalera. Recuperar tu vida, tu libertad, y sentir más vitalidad que nunca.

¿Cuál es el primer paso para dejar de fumar?

Te sugiero un ejercicio. Es tan simple, tan simple, que es super efectivo.

Coge una hoja de papel y dedica unos pocos minutos a escribir las razones por las que deseas dejar de fumar. Puede parecer obvio, pero este simple gesto te ayudará a clarificar tus objetivos y a ponerte metas. Es sin duda la mejor forma de empezar tu camino hacia la vida sin humos.

El segundo paso es ponerte en contacto con un profesional, y pedir cita. Soy un psicólogo especialista en adicciones y llevo años ayudando a cientos de personas a dejar de fumar. Ponte en contacto conmigo y te contaré cómo.