Oraciones temáticas: características, cómo escribirlas, y ejemplos

Las oraciones temáticas son parte fundamental de un determinado tipo de textos; veamos cómo son.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Oraciones temáticas

Cuando redactamos un trabajo escrito es necesario dejar bien clara cuál es la idea de la que estamos hablando. Esta idea o tema puede subdividirse en ideas más pequeñas que vamos a ir incluyendo a lo largo de todo el texto, siendo formuladas en forma de frases. Estas frases son las oraciones temáticas.

A continuación vamos a ver qué son estas oraciones temáticas, cómo deben ser formuladas, cómo pueden ser utilizadas a lo largo de los párrafos que conforman nuestro texto expositivo y, también, veremos algunos ejemplos de todo tipo.

¿Qué son las oraciones temáticas?

Las oraciones temáticas son frases que nos indican de qué trata cada párrafo de un trabajo, es decir, su idea principal. La longitud de estas frases no debe ser demasiado larga, priorizando la claridad y la organización de la información de forma apropiada. Este tipo de frases resumen la idea principal de un párrafo y hacen posible que no sea necesario leérselo todo para extraer el concepto central. Por ejemplo.

“Fue una jornada tensa. Tanto la patronal como los sindicatos no estaban de acuerdo con las nuevas condiciones laborales y ambos se enfrentaron a la salida del ministerio de trabajo”.

La inclusión de una oración temática al inicio del párrafo suele ser un recurso habitual en todo tipo de texto, pero lo es todavía más en los textos expositivos, como lo son los textos académicos (p. ej., artículos científicos, tesis doctorales...) y los medios de comunicación (p. ej., periódicos). De hecho, esto es lo que hace que muchos lectores de periódicos se lean solamente la primera frase de cada párrafo, enterándose de forma rápida de qué va la noticia.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de escribirlas

Aunque de primeras pueda parecer sencillo e incluso intuitivo, hacer una correcta oración temática requiere tener en cuenta varios aspectos:

1. Posición en el párrafo

Como comentábamos, la oración temática de un párrafo es aquella frase que nos indica la idea principal del mismo. Debe ser un enunciado claro y conciso, con lo cual debe resultarnos fácil reconocerlo y estar en una posición en el párrafo que nos resulte rápido y sencillo captarlo.

Aunque la posición de la oración temática puede variar en el párrafo lo recomendado en una redacción académica es que esta frase se encuentre al principio del mismo. Así el lector, quien por regla general lee la primera frase de cada párrafo al hacer una lectura rápida, puede captar cuál es la idea principal de cada párrafo y, también, del conjunto del texto antes de iniciarse en la lectura profunda del mismo. Esto le permite mentalizarse para comprender más a fondo el texto.

“La guerra trajo tiempos duros para el pueblo paraguayo. Algunos expertos afirman que antes del conflicto el potencial del país era muy prometedor pero que la guerra lo paralizó todo, arruinando a la nación”.

2. Precisión de la idea

Independientemente de dónde se ubique la oración temática es necesario que su idea sea presentada con precisión y claridad. La frase debe estar formulada de forma clara y específica, sin ambigüedades.

“El desarrollo de la vacuna está completado. Varias de las compañías que han estado experimentado contra el nuevo virus han afirmado que ya han llegado al punto final de sus investigaciones, considerando que la vacuna tiene una efectividad superior al 95%”.

3. Adecuación léxica, gramatical y normativa

Cuando se escribe una oración temática es necesario que se escojan términos adecuados, precisos y apropiados al nivel, registro y tono del trabajo. Si el texto es un documento académico, será necesario usar terminología específica, usada en su acepción correcta y evitando términos que sean demasiado generales, coloquiales o imprecisos.

No debemos olvidarnos de la corrección gramatical al formular la oración temática. Como su propio nombre indica, son oraciones y como toda oración deben contar con un verbo principal y una adecuada estructura que permita su comprensión. Sin embargo, se debe evitar insertar una oración temática comenzándola con verbos imprecisos como: hay, tiene, encuentra, está...

¿Cómo escribir este tipo de oraciones?

Lo primero que debemos hacer para poder escribir las oraciones temáticas es tener clara cuál es la idea general de nuestro trabajo y qué pequeñas ideas la conforman. Esta idea, que bien puede ser la declaración de una tesis o el problema que trata de responder la investigación de un artículo científico, resume el propósito y el argumento de todo el trabajo. Por este motivo, a medida que vamos redactando un trabajo académico, es necesario hacer un esquema de la estructura del mismo.

Teniendo un adecuado esquema de qué va a ir nuestro trabajo escrito podremos repartir las ideas que conforman la temática principal en diferentes párrafos. Estos párrafos irán colocados en un orden que permita al lector ir expandiendo su conocimiento inicial del tema en cuestión y, al acabar de leer, haya podido entender toda la idea general que le intentamos transmitir.

Oraciones temáticas como transiciones entre párrafos

La oración temática no tiene por qué ser siempre una simple oración que resuma la idea del párrafo, sino una herramienta para dar fuerza a nuestro trabajo.

Para que nuestra escritura sea más cohesionada podemos recurrir a las oraciones temáticas para crear transiciones suaves entre párrafos, las cuales deberían ser la respuesta a la siguiente pregunta: ¿cómo se relaciona este punto con lo que hemos escrito en el párrafo anterior?. En función de lo que respondamos, nuestra frase de transición cumplirá con los siguientes objetivos.

1. Enfatizar y ampliar

La oración temática nos introduce a un párrafo que entra en más detalle o añade nueva información sobre el mismo punto. En este caso, la frase temática usa palabras que impliquen énfasis o similitud: además, de hecho, también, asimismo, igualmente, incluso…

“Asimismo, la distribución de la vacuna ya ha sido debidamente organizada. Primero se vacunarán las poblaciones de mayor riesgo, entre ellos ancianos, personal sanitario y pacientes con problemas respiratorios. Luego se procederá a vacunar a profesores y trabajadores de servicios esenciales de la alimentación. Finalmente, se vacunará el resto de la población”.

2. Resumir y anticipar

En caso de que el siguiente párrafo haga referencia a un aspecto diferente del mismo tema, la oración temática puede resumir el párrafo anterior brevemente. Además, esta frase nos anticipa la nueva información que va a aparecer en el que acabamos de comenzar.

“Si bien es cierto que la vacuna parece segura, la opinión de la sociedad es escéptica. Temen que teniendo en cuenta que ha sido poco el tiempo que se ha tenido para investigarla a fondo todavía no se tenga la certeza de cuáles son sus efectos secundarios a corto y largo plazo, además de que se teme también que surja una nueva cepa del virus más mortífera y resistente a los fármacos actuales”.

3. Comparar y contrastar

Si en el párrafo que viene a continuación se compara e introduce información de contraste, la oración temática contiene palabras que destacan la diferencia: por ejemplo, en contraste, sin embargo, por otra parte, en cambio, por el contrario…

“Sin embargo, algunos expertos se muestran escépticos ante la nueva vacuna. Varios profesionales en investigación médica se ponen del lado de la población escéptica que, dejando claro que se alejan de posiciones antivacunas, no pueden evitar temer que la vacuna haya sido, en realidad, un apaño de última hora”.

También se puede empezar un párrafo de contraste y comparación formulándose la oración temática en forma de pregunta.

“¿Realmente hasta qué punto la pandemia será solucionada gracias a la vacuna? Si bien esta se ve como una dosis de esperanza y como sinónimo de vuelta a la “antigua” normalidad, no son pocos quienes sostienen que no se dispone todavía la estructura necesaria para vacunar a toda la población y, teniendo en cuenta que no van a ser pocos quienes no lo van a hacer, sean antivacunistas o simplemente precavidos, el virus seguirá en nuestra sociedad tiempo después de la primera campaña de vacunación”.

Ejemplos de oraciones temáticas

A continuación vamos a poner unos 5 ejemplos de oraciones temáticas de todo tipo, tanto académicas como más mundanas, para acabar de ver esta idea.

“Las vacaciones en Ibiza fueron espléndidas. Pude estar una semana yendo cada día a la playa, visitando Formentera y descubriendo los más bucólicos lugares del campo ibicenco”.

“El mensaje de la presidenta de la comunidad fue conciliador, pero poco creíble. A pesar de reafirmar que la calle era un lugar seguro, los incidentes con turistas británicos aumentaban cada vez más la desconfianza hacia el ejecutivo autonómico quien parecía que priorizaba la seguridad de los extranjeros antes que la de los nativos de las islas”.

“La cena de trabajo con el emir árabe fue un desastre. Quien debía encargar el catering se olvidó de decirles que no debía incluirse nada con cerdo y solo les dijo que pusieran alimentos tradicionales de España. Fue toda una desagradable sorpresa para el invitado musulmán ver como destapaban un lechón con una manzana en la boca bien delante suyo. El ejecutivo español estaba rojo de vergüenza”.

“Vestir apropiadamente en una entrevista de trabajo es fundamental. Debemos evitar llevar prendas demasiado formales puesto que podemos transmitirle frialdad e incomodidad al entrevistado, pero tampoco es apropiado vestir de chándal, puesto que interpretará que no nos estamos tomando la oferta de trabajo como algo serio.”

“Mi semana no pudo ser peor. Pese a que la empecé relativamente bien hubo un momento en que me demoré en redactar un informe por más de dos días, haciendo que el resto que me tocaba redactar se atrasaran también. Me veo esta noche trabajando hasta las 2 de la madrugada”.

Referencias bibliográficas:

  • Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Oraciones Temáticas".

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados