Los tipos de trenzados de cabello más conocidos. Unsplash.

Aunque el cabello largo da mucha versatilidad para lograr diferentes looks, en ocasiones se vuelve un problema porque no sabemos cómo peinarlo y terminamos recogiéndolo en una coleta, llevándolo suelto o en un chongo, o incluso terminamos pensando en cortarlo y evitarnos el problema de peinarlo diariamente.

Una buena forma de ayudarnos con este eterno dilema es utilizar diferentes tipos de trenzas. En ocasiones lo evitamos porque parecen difíciles o laboriosas, pero el secreto está en aprender los tipos de trenzado básicos para, con un poco de práctica, tener en 10 minutos un peinado que se adapta al estilo que se busca.

Los tipos de trenzas más fáciles de hacer

Una de las ventajas de las trenzas es que pueden lucir casuales, elegantes, deportivas y hasta románticas. Dada su versatilidad, merece la pena conocer varias maneras de llevarlas. A continuación veremos los tipos de trenzas más fáciles para comenzar y lograr looks increíbles.

1. El trenzado “base”

Casi todas las mujeres en Occidente la conoce y la ha hecho. Es la base para todos los tipos de trenzas. Solamente hay que dividir el cabello en tres partes e ir pasando el mechón de la derecha a la parte de en medio, después el mechón de la izquierda al centro y así sucesivamente. Se puede amarrar primero en una coleta y después trenzar o comenzar desde la nuca.

2. Trenza Twist

Es la trenza más sencilla, pero no todo tipo de cabello puede peinarse así, pues al no ser tan apretada, se deshace fácilmente si tu cabello es muy grueso y pesado. Primero hay que amarrar una coleta, ya sea alta o baja; después bastará con dividir en dos secciones y retorcer hacia un solo lado. Al final hay que amarrar la punta de la trenza.

3. Trenza Francesa

De todos los tipos de trenzas, ésta es la más compleja, pero es la base para lograr muchos tipos de peinados con trenzado. En realidad solo requiere un poco de práctica, no te desesperes y verás que en menos tiempo del que piensas, lograrás una trenza perfecta.

Para comenzar, hay que tomar una sección de cabello de la parte superior de la cabeza. Hay que dividir en tres secciones y comenzar a trenzar como lo hacemos con el trenzado base. Así un par de veces.

El siguiente paso es tomar un mechón del cabello sobrante del lado derecho, añadirlo a la tira de la derecha y pasarlo por arriba hacia la izquierda, añadiendolo al mechón que quedó en medio en el trenzado base.

Posteriormente tomamos un mechón del cabello sobrante del lado izquierdo e igualmente lo añadimos al mechón izquierdo y pasamos por arriba hacia el mechón de en medio. De esta manera se irá trenzando hasta llegar a la nuca, a partir de ahí se sigue trenzando normalmente.

Los mechones que se van añadiendo al cabello pueden ser delgados, muy gruesos, apretados o ir dejando flojo. Cada una de estas alternativas logra efectos diferentes según el look que quieras lograr.

Una buena opción para comenzar a practicar es hacer la trenza de un lado de la cabeza y no necesariamente en medio. De esta manera te cansarás menos, podrás ir viendo frente al espejo cómo va quedando y tendrás un tipo de trenza diferente que también puedes utilizar.

Las trenzas de lado son de un estilo más romántico y elegante y pueden combinarse con coleta al final o irse torciendo hacia el centro de la nuca. Sin duda la trenza francesa es uno de los tipos de trenza más populares.

4. Trenza Holandesa

El procedimiento de esta trenza es casi idéntico al de la trenza francesa; la única diferencia al peinar es que los mechones y secciones no se pasan por arriba sino por debajo de los otros mechones. Esta pequeña diferencia logra un efecto diferente pues el trenzado queda “abultado”, sobresaliendo del resto del cabello y de la cabeza.

De igual forma que con la trenza francesa, puedes experimentar dejando más flojo, más apretado, delgados o gruesos los mechones para lograr estilos diferentes.

5. Trenza Espiga

Esta trenza se hace utilizando solo dos mechones; se dividen dos partes principales del cabello y posteriormente se toma un mechón pequeño del lado derecho para pasarlo por arriba y unirlo al mechón izquierdo. Lo mismo con el lado izquierdo: se toma un mechón delgado, se pasa por arriba hacia el lado derecho y se une al resto del cabello. Este trenzado forma gajos más delgados que pueden verse muy bien en peinados elegantes.

Conclusión

Puedes combinar cualquiera de estos tipos de trenza con coletas o experimentar dejándolos más sueltos, más apretados, hacer dos trenzas o tomar solo un pequeño mechón de lado y dejar el resto del cabello suelto, formar una diadema, hacer varias trenzas juntas, apretar los gajos y después aflojarlos para dar otro efecto. En fin, una vez que haya dominado los tipos de trenza base, podrás experimentar para lograr peinados diferentes que se adapten a tu look del día.