Un resumen de las propiedades de esta planta. Williamismael.

En el mundo existe una gran cantidad de plantas y vegetales, muchas de ellas con importantes propiedades medicinales y/o nutricionales.

Algunas de ellas son conocidas desde la antigüedad, y algunas van adquiriendo con el tiempo cada vez mayor prestigio. Una de ellas es la moringa, un tipo de árbol del cual se aprovechas diferentes partes tanto para el consumo como para otros usos. Sus propiedades son muchas, algunas de las cuales vamos a mencionar a lo largo del presente artículo.

¿Qué es la moringa?

La moringa es una especie de árbol, de nombre científico Moringa oleifera, que pertenece a la familia de las moringáceas y que goza de cada vez mayor popularidad (hasta el punto de ser considerado “árbol milagroso”). Este árbol caducifolio suele medir entre 5 y 10 metros de altura, con una copa por lo general en forma de cono y unas flores por lo general blancas y de pétalos alargados.

También conocido como árbol para la purificación, kerlo tree o “drumstick tree” o árbol de la baqueta (por la forma alargada de sus frutos), la moringa procede del norte de la India a pesar de que también se encuentra en África y América, además de en otros territorios asiáticos tales como Pakistán y Arabia. Crece en climas húmedos y por lo general tropicales, con frecuencia en las orillas de los ríos, aunque también puede llegar a sobrevivir en áreas secas.

Algunos de sus principales usos

La popularidad de esta planta es enorme, y es que las hojas, semillas, corteza y raíces de la moringa oleifera tienen múltiples aplicaciones en muy diversos ámbitos. La moringa tiene entre sus componentes vitaminas como la A o la B, calcio, hierro, potasio y magnesio, así como fósforo y zinc, múltiples proteínas y ácidos como el palmítico, ascórbico o oléico.

Uno de los que más destaca es la gastronomía, siendo un producto altamente consumido y en los últimos tiempos considerado como producto milagroso. Aunque no es tal, sí que posee múltiples propiedades beneficiosas tanto cuando se utiliza como condimento como cuando se emplea a modo de aceite, poseyendo propiedades nutricionales e incluso medicinales. Y no solo humano: también ha sido empleado como forraje para distintos animales, en los que también parece tener propiedades beneficiosas.

Además de para su consumo a nivel gastronómico, la moringa también tiene otras propiedades que la hacen útiles. Concretamente, uno de sus principales usos se da en la purificación de agua, concretamente sus semillas. En este ámbito las semillas actúan como elementos bioabsorbentes y con capacidad antimicrobiana, además de como coagulante en la potabilización de aguas crudas.

Otros usos dados a las diferentes partes de este árbol pasan por la elaboración de papel o la utilización de madera como leña. Asimismo puede ser empleado para la elaboración de biodiesel.

Propiedades beneficiosas de su consumo

Son muchos los componentes de la moringa que resultan beneficiosos para la salud, siendo una planta muy rica en nutrientes, sales minerales y vitaminas. Además de ello, posee una serie de interesantes propiedades que pueden contribuir a mejorar el estado de salud. Entre estas propiedades destacan las siguientes.

1. Es antihipertensivo

Una de las propiedades de la moringa que puede resultar de utilidad es su capacidad antihipertensiva, contribuyendo a reducir los niveles de tensión arterial y facilitando el riego sanguíneo.

2. Propiedades antibacterianas y antifúngicas

Un aspecto especialmente relevante cuando hablamos de las raíces, flores o de las semillas de la moringa es su capacidad para combatir las infecciones, tanto si provienen de bacterias como de hongos. También las hojas tienen propiedades antibacterianas, inhibiendo la proliferación de algunos microorganismos.

3. Hipoglucemiante

Otra de sus propiedades relevantes es su capacidad para disminuir el azúcar en sangre e incluso en orina, siendo un hipoglucemiante que puede ser interesante de tomar por parte de sujetos diabéticos.

4. Hepatoprotector

Se ha observado que la moringa contribuye a proteger el hígado, principalmente por la presencia de flavonoides como la quercetina. Y no solo protege, sino que también contribuye a la reparación de las células de dicho órgano.

5. Disminuye el colesterol

La moringa tiene además la capacidad de contribuir a rebajar y mantener bajo control el colesterol malo, además de reducir la posibilidad de que se generen placas de colesterol que taponen las arterias.

6. Propiedades antioxidantes

La moringa posee además propiedades antioxidantes, algo que ayuda a favorecer el funcionamiento del organismo y a combatir procesos de envejecimiento celular provocados por radicales libres.

7. Protege contra la anemia y la fatiga

Como ya hemos dicho, la moringa tiene una gran cantidad de nutrientes y es rico en hierro y magnesio, que hacen de él un producto que nos ayuda a prevenir estados anémicos, ayudando además a mantener los niveles de energía. y reducir los niveles de fatiga y debilidad.

8. Mejora el estado de ánimo

La moringa es considerada una planta con la capacidad de mejorar el nivel de energía y que además parece tener efectos en los niveles de neurotransmisores como la serotonina y la noradrenalina.

9. Propiedades antitumorales

Algunos estudios parecen indicar que las hojas de la moringa poseen componentes que pueden ayudar a combatir o prevenir el cáncer, inhibiendo la actividad de bacterias promotoras del cáncer gracias entre otros componentes a su contenido en niazimicina

10. Efecto laxante

Se ha observado que el consumo de la moringa tiene propiedades laxantes, especialmente en lo que respecta a sus hojas. De este modo, puede ser recomendable su consumo en casos de estreñimiento.

Algunos riesgos y contraindicaciones

La moringa es un producto que puede ser altamente beneficioso para la salud y por lo general puede consumirse con normalidad en nuestro día a día, pero debe tenerse en cuenta que algunas de sus propiedades pueden ser nocivas para algunas personas.

En este sentido, cabe destacar en primer lugar que el consumo de la corteza y raíz de esta planta puede llegar a tener efecto abortivo cuando se da en dosis elevadas, con lo que mujeres embarazadas deberán evitarla.

Asimismo también deberá ser evitada por personas con niveles bajos de azúcar en sangre, dado que como hemos dicho reduce el azúcar en sangre siendo un producto hipoglucemiante. También puede generar irritaciones y en algunos casos reacciones alérgicas si no se consume junto con otros alimentos, además de insomnio o diarrea.

Referencias bibliográficas:

  • Anwar, F., Latif, S., Ashraf, M. y Gilani, A.H. (2006). Moringa oleifera: a food plant with multiple medicinal uses. Phytotherapy Research, 21 (1): 17-25.
  • Mendoza, I., Fernández, N., Ettiene, G. y Díaz, A. (2000). Uso de la Moringa oleifera como coagulante en la potabilización de las aguas. Science Journal from the Experimental Faculty of Sciences, 8 (2): 235-242.