¿Nos comunicamos bien los empresarios o profesionales?

Una reflexión sobre la importancia de gestionar bien la comunicación en el ámbito profesional.

Nos comunicamos bien los empresarios o profesionales

Para el desarrollo auténtico del hombre y de la sociedad que respete y promueva en toda su dimensión la persona humana, se propone alcanzar dos objetivos: la continuidad y la constante renovación.

Por un lado es constante porque mantiene idéntica en su inspiración de fondo, en sus fundamentales directrices de acción; y por otro lado es nueva, dado que está sometida a las necesarias adaptaciones por la variación de condiciones y por el constante flujo de acontecimientos. Por lo tanto, lo mismo se espera de la empresa como institución social.

Otra forma de entender el desarrollo profesional y personal

El concepto de desarrollo empresarial o desarrollo personal no coincide con el que se limita a satisfacer los deseos materiales exclusivamente, sin prestar atención al valor permanente de desarrollo espiritual y humano de todos.

La experiencia nos muestra que la negación permanente de la creatividad tanto individual como empresarial provoca un sentido de frustración que puede predisponer a los RRHH a la “migración psicológica”; los trabajadores pueden no sentirse valorados y no involucrarse con la empresa que representan, en el fin de la misión por lo que vive la empresa.

Buscando un encaje entre las necesidades satisfechas

La negociación se entiende en la “Anatomía de la Empresa” como un tratamiento alternativo o complementario para conseguir unos fines positivos.

Para una buena salud empresarial el desarrollo debe ser tanto económico como cultural, político y humano, evitando que los mecanismos a utilizar sean tan automáticos que hagan rígidas las situaciones que requieren de continuas adaptaciones de cambios, y teniendo en cuenta que hay que someter a estos mecanismos a análisis ético-morales, y aquí hablamos de la responsabilidad social.

Una empresa saludable debe estar dirigida y trabajada por personas saludables. También hay empresas que pueden ser egocéntricas y hablan demasiado de ellas en la presentación a un posible cliente potencial, lo que podría afectar al cierre de ventas, ya que da la impresión que lo importante no son las necesidades que se deben cubrir en ese momento. ¿Escucha la empresa al mercado para realizar los posibles cambios? ¿Escuchamos a los clientes? ¿Practicamos la Escucha Activa?

La comunicación correcta en la empresa

¿Nos comunicamos bien?

La alexitimia es el desorden neurológico que consiste en la incapacidad del sujeto para identificar emociones propias y consecuentemente, la imposibilidad para darles expresión verbal.

Cuando cada persona, cada empresa comprende cuál es su misión, dejan de existir luchas de poder, todos comprenden que tienen su lugar y que son imprescindibles para el funcionamiento en su globalidad.

El clima empresarial afecta al buen funcionamiento de los trabajadores, de la misma forma que el clima atmosférico afecta a los seres humanos a nivel emocional y psicobiológico, e incluso a nivel de salud cuando hay catástrofes por motivos del clima. Se mejora el clima empresarial con una buena comunicación interna, clara visión de funciones de los departamentos, liderazgo, motivación, y formación adecuada en cada caso.

El respeto es un valor personal y empresarial a nivel de los Recursos Humanos Internos, y a nivel social en la interrelación con otras compañías del mismo o distinto sector que tienen que convivir en el mercado, y teniendo en cuenta también el medio-ambiente.

El proceso de desarrollo necesita también un servicio de solidaridad; cada uno está llamado a ocupar su lugar, y sobre todo se necesita Confianza, Equilibrio e Ilusión. Todo ello para Humanizar la Empresa.

El método Medisofia, ayuda a mejorar la Anatomía de la Empresa, centrándose tanto en mejoras humanas como institucionales, y desarrollando capacidades y valores con el uso de Consultoria personalizada, Formación de élite y psicoterapias adaptadas a cada persona (sofrología, psicología social, psicooncología, neuropsicología, PNL, logoterapia, habilidades sociales y directivas, etc).

Una de las capacidades personales más beneficiosas en nuestras relaciones es la Asertividad. De la misma forma, la empresa asertiva o profesional asertivo, se posiciona de forma sana en el mercado. Si la conducta asertiva facilita el flujo de información en los grupos de trabajo estamos evitando el “colesterol de la empresa”.

Desde que nacemos, las personas somos seres sociales y llevamos latentes la acción de los otros. Así, la empresa es también institución social. Los RRHH sienten pertenencia a ese grupo, y son los grupos y no los individuos aislados los que constituyen las unidades funcionales en la lucha por la existencia. Y el conjunto de estos grupos forman la sociedad. Sobre las pautas de comportamiento del recurso humano se integra la cultura y la personalidad de las empresas.

En relación a los ritmos biológicos, en la empresa también existen ritmos circadianos (vigilia-sueño) en cuanto a su tiempo de trabajo las jornadas laborales equivalen a la vigilia y a la apertura, disponibilidad de acción, etc. Y los ritmos circanual (a lo largo de un año) se asocian a mejores tiempos comerciales dependiendo de sectores, épocas de verano-descanso, etc.

Gemma Isabel García Crespo

Gemma Isabel García Crespo

Psicóloga - Psicoterapeuta

Profesional verificado
Alcalá de Henares
Terapia online

Mi interés en hacer una comparativa empresarial con el cuerpo humano, es la invitación a la toma de consciencia de la corporalidad del ser, y la importancia de cada órgano o célula tanto a nivel anatómico humano como a nivel empresarial y del recurso humano.

¡Todos somos importantes y necesarios en el mundo! Como personas y como instituciones al servicio de su “contrato sagrado”, que es su Misión. Esa es la Anatomía de la Empresa y la importancia de comunicarnos bien; muchas anatomías humanas, fusionando sus actividades en conjunto e interrelacionándose con la sociedad, con otras empresas o profesionales.

Consultora Empresarial y Formadora

Alcalá de Henares

Gemma Isabel Garcia Crespo es consultora empresarial y formadora, así como CEO de Gepsicom. Creadora del método Medisofia. Directora centro Medisofia: Sofrologia y Salud. PsicÓloga social. Master en Marketing, Master en Comunicación Corporativa. Psicooncóloga, psicografóloga y neuropsicóloga.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese

Consulta a nuestros especialistas