El amor es una de las grandes fuerzas y motivaciones para el ser humano, y en la cultura que nos envuelve, su máxima expresión suele ser el matrimonio. Evidentemente no es necesario casarse para ser feliz en pareja, pero pedirle la mano a alguien puede ser uno de los momentos más bonitos en la vida de una persona.

Cómo pedir matrimonio: 11 escenarios románticos

Puesto que este momento de por sí es inolvidable, es posible ser creativo y buscar maneras románticas para pedirle a esa persona que se case contigo y te acompañe para el resto de tu vida.

Si estás pensando en pedirle matrimonio a tu pareja, presta atención a las siguientes líneas, pues pueden servirte para hacerle realmente feliz y hacer que este momento tan importante para los dos quede grabado en su memoria como un instante espectacular.

1. En la playa, en una noche romántica

La playa es un lugar que puede ser muy romántico, especialmente cuando la temperatura acompaña y estáis a solas. Para crear un entorno inolvidable, puedes invitar a tu pareja a cenar en plan picnic. Podéis cenar y después brindar por vuestro amor. Este ambiente propicio da pie a plantearle a tu pareja la pregunta “¿Quieres casarte conmigo?”.

2. En el lugar en el que os conocisteis

Hay pocos espacios más románticos que el lugar en el que os conocisteis. Ahí empezó todo, y en ese lugar nació algo mágico que hoy en día os acompaña. Sin duda, pocos lugares son más simbólicos que este y, por tanto, tiene mucho sentido pedirle matrimonio a tu pareja en ese sitio. Seguro que a tu pareja le encantará. Así que esta opción es una de las más ideales para demostrarle a tu gran amor lo mucho que le quieres.

3. De viaje

Para pedir matrimonio, puedes optar por realizar un viaje con tu pareja. Pero debes pensar bien el lugar de destino y debemos procurar que este viaje sea romántico. Si además eliges hacer lo en primavera, es la época del año que se asocia al amor y el romanticismo, y en el que puedes de disfrutar de las flores, de las tardes soleadas, de los paseos románticos.

Según el portal WeLoveDates.com, ciudades como Praga (República Checa), Budapest (Hungría) o París (Francia) son como algunas de las ciudades más románticas del mundo. 

4. Publicidad aérea

Imagina que caminas por el paseo marítimo con tu pareja, y cuando él o ella alce la vista vea un avión pasar con un cartel que pone su nombre acompañado de una frase como “Quiero pasar el resto de mi vida a tu lado. ¿Quieres casarte conmigo?”,seguro que su reacción será de incredulidad… Pues bien, es posible contar con este escenario. Simplemente hay que contratar el servicio de publicidad aérea. Esperemos que su respuesta sea positiva.

5. En un regalo

Una idea divertida para pedirle matrimonio a tu pareja es a través de un regalo. Pero para que este momento se convierta en intrigante, puedes entregarle una caja de gran tamaño que contenga cajas de cada vez menor tamaño. En la última caja, la más pequeña, puede encontrarse el anillo. En el momento de abrirlo es cuando debes pedirle matrimonio. Puedes combinar este escenario con alguno anterior, por ejemplo, en la playa.

6. Busca el premio

Puedes jugar a que tu pareja encuentre el anillo de compromiso. Para ello, puedes indicarle que vais a jugar a un juego y que tiene que encontrar su regalo. Pon distintas notas por la casa que le indiquen dónde pueden encontrar las siguientes notas y, finalmente, el regalo. Una vez encuentre su premio, es el momento de decirle “¿Quieres casarte conmigo?”.

7. Con música

Todo un clásico, pero una forma de pedir matrimonio muy romántica. Si eres cantante o músico puedes, por ejemplo componer una canción y cantársela a tu pareja. Sin embargo, si no lo eres, puedes contratar a una banda, un cuarteto de cuerda, una tuna, unos mariachis…

8. Escrito en el suelo

Ya sea en la arena de la playa, en la nieve, en el jardín de tu casa con pétalos… lo importante es el mensaje y la sorpresa que se va a llevar tu pareja cuando vea lo mucho que le importas. Eso sí, procura que la escritura sea clara. Si vas a poner pétalos, házlo un día que no haya viento.

9. Con cómplices

Se supone que los amigos están ahí para los momentos importantes de tu vida, y este es uno de ellos. Por eso, en este gran momento es ideal para contar con ellos. Hay muchas maneras para hacerlo, por ejemplo, pueden ponerse una camiseta con una letra cada uno que ponga escrito “¿Quieres casarte conmigo?” o puedes bajar por una atracción en un parque temático y, en el momento de la foto, tus amigos y tú podéis sostener unas pancartas en las que haya escrita esta pregunta.

10. En un restaurante

Pedir matrimonio en un restaurante es un clásico y uno de los lugares preferidos para hacerlo. Pero a pesar de ser común, también puedes ser creativo. Por ejemplo, el camarero puede traer el anillo en un plato como si fuese el postre, o puede aparecer la música en el restaurante en el que estás cenando tranquilamente con tu pareja.

11. Personalízalo: Tú conoces mejor que nadie a tu pareja

Las ideas anteriores son más bien genéricas, pero tú conoces mejor que nadie a tu pareja. A veces, la mejor idea para pedir matrimonio está en sus gustos. Por ejemplo, si le gusta el deporte extremo, puede que sea una buena alternativa pedirle matrimonio cuando os tiráis en paracaídas.