Pexels

Gracias a las nuevas tecnologías de la comunicación actualmente disponemos de métodos alternativos para pedir una cita a un hombre, si eres tímida y te cuesta decirle a un chico que te gustaría salir con él, una forma sencilla de hacerlo es mediante un mensaje

¿Cómo pedirle una cita a ese chico que te gusta?

Únicamente has de conocer una serie de pasos muy fáciles, para hacerlo de forma correcta. A lo largo de este artículo vamos a desmenuzar la forma adecuada de entablar una conversación fructífera.

Artículo relacionado: "Ligar por Whatsapp: 

A continuación te indicamos estos pasos y como ejecutarlos.

Paso nº 1: Piensa en el escenario adecuado 

Cuando estés completamente decidida a proponerle una cita por mensaje a un hombre que te atrae, lo primero que debes hacer es idear esta primera cita, es decir, cuál sería la mejor opción para tú sentirte segura a la vez que crees que esta idea podría resultar interesante para la persona que te gusta.

La ambigüedad en el mensaje que quieres transmitir no es nada aconsejable, debes sopesar con calma que quieres decir y como lo vas a decir y sobretodo ser concisa. Propón un lugar, el día y la hora, jamás utilices fórmulas generales del tipo: “a ver si quedamos algún día”... de manera que cuando hagas tu proposición, tengas una base firme a la que agarrarte. De otra manera puede que tu invitación no sea clara o produzca incertidumbre debido a tus nervios y esto derive en que tu cita nunca se formalice.

Es decir, si no tienes una idea clara sobre como debería ser la cita, puede que tal vez no obtengas ningún resultado.

Si sabes alguna cosa que especialmente le interese o le guste piensa algo que este relacionado con ello, por ejemplo, si sabes que cierto grupo de música es de su agrado, proponle ir a un concierto de este grupo, de esta forma concretarás un lugar y fecha a la vez que realizáis una actividad que coincide con sus gustos, eso hará que se sienta cómodo y se lo pase bien junto a ti.

Sin embargo, si se da el caso que no conoces mucho a esta persona aunque llame tu atención, prueba una fórmula estándar, por ejemplo, queda para tomar un café en algún establecimiento elegante, de esta forma podrás entablar una conversación con él, conoceros mejor mutuamente, sin que la cita se prolongue demasiado por si se diera el caso de que no hubiera demasiado feeling.

Paso nº 2: Establece una conversación amena

Procura establecer una conversación antes de intentar invitar a alguien, de esta forma allanarás el camino, especialmente si solo os conocéis de vista o estudiáis/trabajáis juntos pero en sectores diferentes de manera que solo cruzáis el hola y el adiós.

Comienza de forma natural y espontánea, sin ninguna intención aparente, no te abalances sobre él sin más porque tal vez esto pueda espantarle, por ejemplo, después de saludarle, pregúntale como le va su vida, que ha hecho el fin de semana... así demostrarás sutilmente que sientes interés hacia él.

También, aplicando este paso tan sencillo, podrás sondear a la persona y averiguar si esta siente interés en ti. Si contesta a tus cuestiones y además se interesa de la misma forma por ti, tal vez esto quiera significar que posiblemente esté interesada en ti también.

Si no estás absolutamente segura que esta persona tiene tu número de móvil, entonces preséntate antes en tu mensaje.

Si hace poco tiempo que lo conoces o si te lo presentaron hace poco, por ejemplo, en una reunión de amigos o celebración, lo ideal sería que le recordases su nombre y en qué lugar y circunstancias os conocisteis o quien os presentó.

Paso nº 3: Pasa a la acción y proponle un encuentro

Si ya has superado estos pasos y has entablado una conversación con esta persona, y os habéis mensajeado, no vaciles en invitarla. Hazle saber que te agradaría conocerla más profundamente y si resulta que esta persona siente lo mismo hacia ti, entonces haz tu invitación para un día y lugar determinados.

Si rechaza tu plan pero resulta que propone verte en otra ocasión en concreto, esta es una buena forma de averiguar si esta persona está realmente interesada en ti. Si el día que le has propuesto no es adecuado para él (por la razón que sea, puede que tenga hora con el dentista...), sin embargo te propone cualquier otro día, entonces sabrás con certeza que esta persona está interesada en ti

Si por el contrario, te comunica que no puede en ese día pero no te propone una alternativa para quedar en otro momento, entonces más vale no insistir porque seguramente no esté interesada en ti.

Paso nº 4: Cuida los pequeños detalles

Cuando la persona que te interesa haya aceptado tu cita, asegúrate que tienes todos los cabos atados, debes tener claro el lugar y la hora de encuentro para que no exista margen de equivocación. Entonces una vez tengas todo esto listo, hazle claramente saber que te hace mucha ilusión encontrarte con él y después despídete con un “nos vemos” o algo por el estilo.

De todas formas, has de tener en cuenta que en la primera cita siempre afloran más los nervios, así pues, deberás hallar la forma de mitigarlos, piensa que siguiendo estos pasos tienes un 90% de posibilidades de tener éxito.

Paso nº 5: Si algo sale mal, mira al futuro

Para culminar, si por lo que fuera esa persona revocará tu invitación, no pierdas los nervios, haz saber que tan solo querías conocerle un poco mejor y seguidamente despídete con educación. Y sobre todo no desesperes, hallarás muchas más oportunidades.