El miedo a abandonar una relación. Unsplash

Las relaciones amorosas pueden pasar por buenos momentos, pero también por malos. En muchas ocasiones, los conflictos que aparecen pueden solucionarse con la comunicación eficiente o acudiendo a terapia de pareja, que aporta muchos beneficios como puedes leer en nuestro artículo “¿Cómo saber cuándo ir a terapia de pareja? 5 razones de peso”.

Pero hay los noviazgos o matrimonios viven inmersos en una relación tóxica, que puede llegar a causar problemas psicológicos a sus integrantes. En estos casos como estos, y en los que somos conscientes de que es mejor que cada miembro de la pareja siga su propio camino por separado, puede aparecer el FOBU (fear of breaking up) o miedo a romper con la pareja.

Cómo se manifiesta el miedo a romper con la pareja

Y es que dejar una relación no es fácil, pues los recuerdos pueden inundar nuestra mente una y otra vez y la obsesión puede condicionarnos durante cierto tiempo. Como explicamos en nuestro artículo “La química del amor: una droga muy potente”, dejar una relación es un proceso de duelo, en el que dejamos atrás a un ser querido y que, además, no es un proceso lineal, sino que hay altibajos.

El miedo a romper la pareja puede manifestarse de diferentes manera, entre ellas:

  • Crees que tu vida no tiene futuro pero eres incapaz de decir adiós
  • Crees que tu pareja es la única persona con la que puedes estar aun sabiendo que no te hace feliz.
  • Existen conflictos constantes y peleas frecuentes.
  • Piensas que la relación debe terminar pero eres incapaz de hacerlo.
  • Sientes un gran rencor hacia tu pareja pese a seguir con él o ella.
  • Eres una persona emocionalmente dependiente.

Por qué tenemos miedo a romper con la pareja

El proceso de desamor es lento, y muchas veces cuesta dar el paso de dejar a la pareja aun sabiendo que la relación no va por el buen camino. La baja autoestima puede llevar a un individuo a permanecer en esa relación a pesar de estar sufriendo, a no ser capaz de dar el paso necesario para poder cambiar.

Pero, ¿por qué tenemos miedo a romper con la pareja? Existen diferentes tipos de miedo que nos hacen permanecer en pareja cuando en realidad es mejor separarse.

1. Miedo a la incertidumbre

Uno de los miedos más habituales que podemos experimentar los seres humanos es el miedo a la incertidumbre, que suele aparecer cuando tenemos que tomar decisiones importantes o cambiar algo de nuestra vida. No saber lo que nos depara el futuro puede crear cierta ansiedad y miedo, por lo que muchas personas deciden permanecer en una relación en vez de hacer lo que realmente quieren, que es dejar a la pareja.

2. Miedo a salir de la zona de confort

Un miedo que está muy relacionado es el miedo a salir de la zona de confort, es decir, a dejar ese lugar mental en el que nos sentimos estables y seguros. Esto encaja con la frase “mejor malo conocido que bueno por conocer”. Permanecer en la zona de confort no nos permite crecer como personas, y esto incluye salir de una relación tóxica cuando es necesario.

3. Miedo a lo que los demás dirán de nosotros

Suele existir la imposición social o la creencia compartida de que para ser feliz debemos de tener pareja y, como resultado, casarnos. Sin embargo, se puede ser feliz estando soltero. En nuestro artículo “¿Es posible estar soltero y ser feliz? Los 8 beneficios de no tener pareja” te lo explicamos.

Hay personas que sienten una gran ansiedad por el hecho de pensar en lo que los demás pensarán de ellos cuando sepan que no tienen pareja. Algo que perjudica su bienestar y puede llevarles a tomar decisiones equivocadas.

4. Miedo al fracaso

Otro de los miedos más comunes de los seres humanos es el miedo a fracasar. Se caracteriza por anticipar la derrota o las consecuencias de la derrota. Sentir que hemos fracasado es una trampa mental, porque, en realidad, el fracaso puede ser una gran oportunidad de crecimiento. El miedo al fracaso puede causar que sigamos en una relación tóxica para evitar sentirnos como perdedores.

5. Miedo a sufrir

A nadie le gusta sufrir, y el desamor se caracteriza por un gran sufrimiento. Sin embargo, ese sufrimiento nos permite aprender y crecer, y dejar a alguien, además del dolor, puede traer consigo oportunidades excelentes para vivir una vida plena en el futuro. El miedo a sufrir lo experimentamos todos, especialmente en esta situación tan complicada.

6. Miedo a ser reemplazado

El rechazo es una de las situaciones más difíciles de vivir, porque puede lastimarnos y hacer que nuestra autoestima se vea afectada. No obstante, es algo que puede ocurrir en la vida y que debemos aceptar. Igual que nosotros encontraremos una pareja nueva, nuestra exprareja también lo hará.

7. Miedo a equivocarse

El miedo a equivocarse es aquel miedo que surge del arrepentimiento, es decir, de arrepentirnos de haber tomado una decisión. Este miedo es incapacitante, por lo que debemos aceptarlo como parte de la vida. Uno no puede arrepentirse de haber hecho algo, sino de no haberlo hecho.

8. Miedo a estar soltero

En nuestro artículo “Anuptofobia: el miedo irracional a estar soltero” hablamos de este miedo irracional que condiciona la vida de muchas personas, y que les hace ir de pareja en pareja sin permitirles vivir un periodo de autorreflexión. El miedo a estar soltero puede provocar que no seamos capaces de cortar una relación que lo único que trae consigo es dolor. Superar el miedo a estar soltero es necesario para recuperar el bienestar.