¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Mi pareja me estresa: posibles causas y qué hacer

Algunos problemas de pareja surgen cuando una persona estresa a la otra al convivir. ¿Qué hacer?

Mi pareja me estresa

Si sientes que tu pareja te estresa, ello podría ser debido a varias razones basadas en las dinámicas de convivencia que sueles pasar por alto. Entre esas posibilidades puede ser que esté pasando por unos momentos muy complicados a nivel personal o también porque ambos tengamos unas personalidades muy distintas, lo que hace que estemos en confrontación con bastante frecuencia.

También podría deberse ese estrés a que seamos más propensos a agobiarnos en nuestra relación actual de pareja debido a que habíamos tenido experiencias sentimentales negativas en el pasado. Sea cual sea el caso, es conveniente analizar la situación detenidamente con el fin de encontrar la raíz de esos problemas y así poder buscar una solución a través de diferentes medidas.

En este artículo hablaremos de las razones más comunes por las que podría estresarnos nuestra pareja, qué consecuencias tiene para nuestra salud y cómo podríamos afrontarlo.

Mi pareja me estresa: posibles causas

Es bastante frecuente encontrarse a nuestro alrededor personas que sienten que están atrapadas en una relación “tóxica” debido a que su pareja les agobia por diversos motivos y por ello pueden llegar a estar bastante estresados, siendo común oírles decir frases como “mi pareja me estresa" o "últimamente se queja por todo y ello desencadena que discutamos más de lo habitual y muchas veces por cosas no tienen tanta importancia", "os está costando llegar a un entendimiento mutuo”, o “mi pareja no me deja mi propio espacio".

Cabe resaltar que si tu pareja te estresa, ello no necesariamente va a significar que estemos en una relación tóxica, sino que a veces puede deberse a algo temporal y que poniendo cada uno de su parte, intentando mejorar la comunicación para que haya una comprensión mutua, esta situación puede resolverse, de manera que volvamos a tener una relación sentimental sana.

Si tu pareja te estresa eso podría deberse a múltiples razones, muchas de ellas incluso ajenas a la relación (p. ej., que esté pasando por un mal momento en su trabajo) o incluso puede que no sea culpa de nuestra pareja que estemos estresados y en realidad el motivo sea que somos nosotros los que estamos siendo poco tolerantes y comprensivos con nuestra pareja. En cualquier caso, veremos a continuación cuáles son las causas más comunes para que nos encontremos agobiados y estresados por nuestra parejas y más adelante explicaremos algunos consejos para manejar esta situación.

Entre las causas más frecuentes cabe destacar las siguientes.

  • Falta de confianza y dependencia emocional, ya sea por parte de un miembro de la pareja o de ambos.
  • Problemas independientes a la relación de pareja (estar pasando un mal momento a nivel laboral).
  • Historias previas en las que se ha sufrido un abandono.
  • Haber vivido relaciones conflictivas en el pasado.
  • La falta de un proyecto común a largo plazo.
  • Que nuestra pareja quiera saber en todo momento dónde estamos y con quién.
  • Ansiedad relacional.
  • Falta de tiempo individual de calidad al estar demasiado tiempo juntos.
  • Falta de conciliación en la pareja, debido a que cada uno tiene unos horarios de trabajo diferentes.
  • Que ese estrés se deba a otros motivos y lo achacamos a nuestra relación sentimental.
Tu pareja te genera estrés

Consecuencias de que tu pareja te esté causando estrés

Si tu pareja te estresa, normalmente ese estrés desarrollado no es algo que se genere de un día para otro, sino que normalmente es algo que va desarrollándose progresivamente durante un periodo hasta que llega un punto en el que no podemos más y el más mínimo incidente podría provocar que nos sintiéramos abrumados.

Nuestra pareja nos podría estresar por diversas razones, entre las que se encuentra el motivo de que ella esté lidiando con un problema a nivel personal (p. ej., estar pasando una mala racha en el trabajo), por diversos factores de la relación (p. ej., fuerte dependencia emocional), también porque ambos tengamos unas personalidades bastante chocantes, que tengamos una falta de comunicación o por la manera de ser de nuestra pareja.

En casos así pueden llegar a darse diversas consecuencias bastante perjudiciales como las siguientes, comenzando a hablar de una de las consecuencias que pueden darse si mi pareja me estresa durante un tiempo prolongado, que podría ser que dejemos de disfrutar realizando diversas actividades con nuestra pareja o incluso en soledad que antes nos parecían placenteras, por lo que también podríamos haber comenzado a experimentar menos emociones positivas cuando estamos con nuestra pareja.

Si esta situación se da a lo largo de un tiempo prolongado podríamos llegar a desarrollar una frialdad a nivel emociones, de manera que nos sintamos bastante solos en nuestra pareja al considerar que nuestra pareja no nos está apoyando y que hay una falta de comprensión; ya sea por su parte o incluso por parte de ambos.

Además, si este estado de estrés se mantiene durante más tiempo puede llegar a afectar a nuestro rendimiento a nivel cognitivo, de forma que disminuyan nuestros niveles de atención, nuestra memoria no se encuentre a pleno rendimiento, no seamos capaces de pensar con la claridad de antes y también podría suceder que experimentemos síntomas de ansiedad cuando estamos con nuestra pareja, que nos hayamos vuelto más irascibles, hipervigilantes, inquietos, menos empáticos y comunicativos.

En este caso podría pasar que todo nos preocupe, que cualquier cosa nos haga sentirnos molestos y que nos encontremos desgastados tanto a nivel físico como psicológico, por lo que sería muy importante que pongamos remedio, empezando por hablar con nuestra pareja para intentar solventar la situación mutuamente y, si fuera necesario, buscar la ayuda profesional de un terapeuta de parejas.

¿Qué es lo que puedo hacer si mi pareja me estresa?

Lo primero es analizar la situación, sin intentar culpabilizar a nadie de lo que está pasando y hacer un ejercicio de autorreflexión para comprender cuáles son los motivos concretos por los que me siento estresado/a, y también para analizar si existen factores externos a la relación que están causando esta situación, como pudiera ser que nuestra pareja esté pasando por alguna situación complicada y estresante a nivel personal. Asimismo, es muy importante que haya una comunicación abierta y que le explique a mi pareja lo que me está pasando.

A continuación mencionaremos aspectos relevantes que se deben tener en cuenta para manejar esta situación. Si mi pareja me estresa, estas son algunas de las pautas que debería tener en cuenta a la hora de manejar ese malestar que me está causando lo que está sucediendo:

1. Comunicación abierta

Una vez hecho el ejercicio de autorreflexión y de haber analizado la situación, lo adecuado es hablar con la otra persona de lo que me está pasando y conocer su punto de vista al respecto, ya que es posible que esos comportamientos que nos resultan estresantes no los haga con la intención de agobiarnos.

Además, es importante que haya una comunicación abierta entre ambos desde la asertividad, respetando el punto de vista de cada uno, de manera podamos confiar el uno en el otro, sintiendo así que podemos contarle a la pareja lo que creamos necesario, sin tapujos, y viceversa.

En este sentido, también es conveniente brindarle a esa persona apoyo en caso de que esté pasando por un mal momento, al igual que sería lo más normal que ella nos apoye cuando seamos nosotros quienes estén pasándolo mal.

2. Independencia afectiva y respeto del espacio individual de cada miembro de la pareja

Si mi pareja me estresa, una de las pautas que debería tener en cuanta a la hora de gestionar esta situación sería aprender a gestionar esa dependencia emocional, ya sea por mi parte, en el caso de que sea yo quien siente esa dependencia, hablar abiertamente con mi pareja y explicarle la importancia de que cada un debe respetar el espacio personal del otro en el caso de que sea nuestra pareja la que tiene esa fuerte dependencia de nosotros.

También podría darse el caso de que tengamos los dos una fuerte dependencia afectiva con nuestra pareja, por lo que sería conveniente intentar analizar la situación conjuntamente para intentar comprender cómo está afectando a nuestra salud mental y, a partir de ello, intentar buscar una mayor independencia afectiva, de forma que seamos los dos capaces de pasar tiempo sin el otro y de respetar cada uno el espacio personal del otro sin tener que estar controlando a nuestra pareja y que podamos disfrutar con nuestros familiares, amigos o incluso en soledad haciendo cosas que nos gusten.

En este punto, el móvil y las redes sociales juegan un papel importante, ya que cuando hay una fuerte dependencia afectiva entre uno o ambos miembros de la pareja, el móvil puede ser una arma de destrucción debido a que puede causar que estemos continuamente conectados con nuestra pareja en los momentos en los que no la tengamos presente y utilicemos las redes sociales para controlar lo que hace en todo momento y para saber con quién está, lo que hará que suframos ansiedad y que el estrés aumente. Por ello, es importante tener también una sana relación a través del móvil.

3. Aprender a manejar el propio estrés y desarrollar el autocuidado

Si mi pareja me estresa, resulta fundamental que aprendamos a manejar ese estrés a través de diversas pautas, siendo muy importante que desarrollemos una rutina de autocuidado (dormir lo suficiente para que el descanso sea reparador, hacer ejercicio físico de manera regular, mantenerse activo, priorizar una alimentación basada en alimentos saludables, etc.).

Entre las pautas que podemos seguir para manejar el propio estrés se encuentran las que vamos a enumerar a continuación:

  • Establecer prioridades e intentar estar enfocados en ellas, evitando obsesionarnos con preocupaciones.
  • Seguir una organización en nuestro día a día para que nuestro quehacer no nos sobrepase.
  • Practicar meditación y/o mindfulness (con ayuda de un profesional o con aplicaciones diseñadas para ello).
  • Procurar mantenerse en contacto con personas de confianza que puedan brindarnos su apoyo.
  • Practicar actividades que nos resulten placenteras (yoga, leer, escuchar música, salir con amigos, etc.).
  • Guardar tiempo para realizar actividades con nuestra pareja que sean interesantes para ambos.
  • Buscar la ayuda de un psicólogo que nos ayude a entrenar una serie de técnicas para el manejo del estrés.

4. Buscar la ayuda de un profesional experto en la terapia de pareja

Una alternativa muy recomendable a tener en cuenta, que puede ser complementaria a las demás si tu pareja me estresa, es que busquemos la ayuda de un profesional, ya sea un psicólogo, psiquiatra o sexólogo, que tenga experiencia en terapias de pareja con el fin de que pueda ayudarnos a comprender la situación por la que estamos pasando desde un punto de vista diferente e imparcial, y también para que nos ayude a trabajar las estrategias necesarias para resolverla.

  • Brito, J. (June 11, 2021). How to Overcome Relationship Stress, Together. PsychCentral. Retrieved from https://psychcentral.com/lib/how-couples-can-help-each-other-de-stress-and-improve-their-relationship.
  • Gálligo, F. (2013). Amando sin dolor, disfrutar amando. Madrid: Ediciones Pirámide.
  • Gottman, J. M. & Silver, N. (2012). Siete reglas de oro para vivir en pareja: Un estudio exhaustivo sobre las relaciones y la convivencia. Madrid: Penguin Random House.
  • Martín, Y. (2020). Descubre el amor real: Mis 4 claves sobre las relaciones de pareja. Cáceres: Editorial independiente.
  • Ramírez, P. (2014). ¿Por qué ellos sueñan con ser futbolistas y ellas princesas? Barcelona: Editorial Espasa.
  • Scott, E. (February 07, 2022). How to Let Go of a Relationship That Stresses You. Verywell Mind.
  • Steber, C. (March 26, 2021). Is Your Relationship Making Your Anxiety Worse? Bustle.

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados