Por desgracia, cada vez se da más el problema de no afrontar el deseo de cortar una relación de pareja a causa del miedo que da esa idea. Si te ocurre, lo primero que has de saber es que no estás solo/a y que mucha más gente sufre el amor fingido.

En este artículo quiero hablarte de ese amor dependiente, que experimentamos hacia alguien que no podemos dejar ya que nos trata bien, es una bella persona, pero por desgracia no nos encontramos con fuerza para lograr esa separación por razones que veremos más adelante.

El amor dependiente: características de este problema

Las causas por las que se da este fenómeno son diversas. Por ejemplo, ocurre en casos en los que nuestra pareja falla en un ámbito de la relación (sexo) pero que en los otros cumpla (ocio), o que simplemente nos sintamos acompañados/as por él/ella.

Si te ocurre algo por el estilo, sigue leyendo para tener algunas pautas de comportamiento, pero antes veamos varias ideas clave para tomar una decisión lo más correct posible y, si es necesario, dar el paso.

El valor de la honestidad en las relaciones

Fingir amor no es bueno, ni es real, ni mucho menos una buena inversión. El amor has de sentirlo. Por supuesto, va evolucionando y no vas a sentir lo mismo tras tres años de relación que tras un mes, no nos vamos a engañar. Cuando hablo de inversión es cuando te dices que vas a darte un tiempo más, ya que quizás estés pasando un mal bache; seguramente esto no sea casual y te lleves dando un tiempo más (que debe ir por el año). No te engañes y deja de alargar lo inalargable.

Posibles causas

Los pacientes con los que he hablado sobre este problema, siempre me comentan que están con otra persona que no les llena del todo por alguna de estas causas:

  • Compromiso: tenemos muchas cosas en común, como la hipoteca, los hijos.. o incluso, grandes planes de futuro asegurados.
  • Miedo al después: si lo dejo con mi pareja me veré obligado/a a volver con mis padres.
  • Comodidad: por ahora con esta persona tengo tranquilidad, aunque no sienta nada por él/ella y llevemos sin acostarnos tres meses.
  • Vivir pensando en el mañana: hoy estoy con mi pareja, pero en cuanto encuentre otra pareja la dejo.

Antes de dejar a nuestra pareja actual, es importante que hagamos un buen análisis de por qué estamos con él o ella. Fíjate en que muchas veces nos hemos autoconvencido y amoldado a una realidad que es muy falsa; las razones expuestas más arriba nos hacen autoconvencernos de que estamos en lo más lógico pero no es más que un parche sobre algo que pronto o tarde pasará factura.

Es importante ser conscientes de que estar en pareja supone una serie de sentimientos o ideas que surgen en las relaciones amorosas que gozan de buen estado, y que son las siguientes:

  • Amor.
  • Felicidad.
  • Compromiso.
  • Predilección.
  • Dedicación.

Preguntas clave para orientarse

A veces es muy duro sentir que la otra persona ha podido haber hecho muchas cosas por nosotros, o que por ejemplo, si lo dejamos, nos vamos a quedar muy solos. Ante esto, has de hacerte varias preguntas para empezar:

  • ¿Tengo alguna ruptura pasada que me está cargando en mi relación actual y no he superado? Muchas veces se hace lo de "un clavo saca a otro clavo", y ese es un gran error.
  • ¿Cuánto tiempo podré aguantar fingiendo esto? Imagínate una vida entera haciendo que sientes algo que no quieres.
  • ¿Estoy ligando mi situación actual (véase vivir en una ciudad por estudios) a estar con esta persona por entretenimiento? A veces, egoístamente, pensamos que si dejamos esa persona se nos acabaran los planes los fines de semana y nos aburriremos mucho.
  • ¿Es mejor quedar como un farsante o como una persona real? Pregúntate esto y quizás también te ayude. Fingir solo te va a ayudar a crear una relación falsa.

En conclusión, este tipo de conductas solo nos van a ayudar a crear relaciones falsas, dado que tarde o temprano este tipo de parejas acaban en infidelidades, y acabar una relación tras ese problema es bastante duro y desagradable, por lo que mejor poner solución cuanto antes.

¿Necesitas la ayuda de un especialista?

Me llamo Javier Ares, soy Psicólogo Sanitario, y ayudo a la gente en sus problemas de pareja. Si lo deseas podemos tener una consulta online desde la comodidad de tu casa. Ofrezco un amplio horario.