¿Qué es una relación consciente? La monogamia vs el poliamor

Dos formas distintas de entender el amor y las relaciones afectivas.

que-es-relacion-consciente-monogamia-poliamor

Nuestra sociedad occidental históricamente aceptó las diversidad en las relaciones amorosas y sexuales, actualmente se ha dado espacio a polémicas y amplificadas formas de vincularse más allá de la tradicional monogamia. El poliamor y las relaciones abiertas son otras dos alternativas de compromiso sexual y/o afectivo que desafían las normas convencionales establecidas por la monogamia y mayoría de religiones.

Aunque no pareciera, tanto el Poliamor como las relaciones abiertas comparten algunas similitudes; también presentan diferencias. En este artículo, exploraremos las características distintivas de cada enfoque, cómo pueden afectar a las personas involucradas que sea una guía para tus elecciones afectivas y sexuales.

La monogamia, la norma social

La manera de relación más convencionalmente aceptada por nuestras sociedades occidentales, es la Monogamia. Se establece como un pacto la exclusividad emocional y sexual entre dos personas donde se asume la fidelidad entre ambos, los valores fundamentales en las relaciones monógamas puede ser culturalmente prescritas a través del compromiso del matrimonio o a elección personal, pueden variar en su interpretación, experiencias individuales y su ejercicio según la cultura, sistemas familiares y creencias individuales.

La infidelidad se considera una grave violación de la confianza, del respeto, y el compromiso que siempre resulta doloroso en las relaciones, especialmente para quién se sintió traicionado; puede tener consecuencias emocionales, sexuales y psicológicas significativas para todas las partes involucradas.

El amor romántico fomenta que; la intimidad sexual y el compromiso emocional sea exclusivo y solo entre dos personas bajo la promesa, la decisión de mantener y trabajar en la relación a largo plazo a costa toda dificultad, desafíos, conflictos y todo lo que pudiese implicar el pacto de exclusividad y tolerancia porque el “verdadero amor, todo lo soporta, todo lo aguanta y todo lo puede” , con la innegociable posibilidad de permitir libertades de cualquier índole porque: “Tú eres mío, yo soy tuya y se hace lo que los mandamientos sociales y/o la Iglesia dicen porque ese es nuestro pacto.”

Automáticamente somos parte de la propiedad privada del otro. Esto pudiendo también implicar el doblegarse y permitir incluso actos de violencia y hostilidades que se puedan dar en el vínculo ya sea de índole sexual, emocional, psicológica, financiera, física etc. Donde la mayoría de expectativas sobrepasan la realidad y naturaleza humana como los determinantes roles de género: El hombre debe ser, tiene que tener y la mujer debe ser, tiene que tener… Que los celos patológicos son un amor desmedido y hay que tenerle paciencia, tampoco provocarle. Que los espacios individuales son un atentado a la relación. Que la puta es la amante, la oficial es la dama. Que los hijos son la base del matrimonio. Que lo tuyo es mio, lo mio es tuyo. Que una buena y decente mujer no puede ser infiel. Que la infidelidad masculina es normal, pues si lo busca afuera es porque en la casa le falta. Que el abuso sexual no existe en las relaciones de novios y mucho menos en el matrimonio porque es deber cumplir con la tarea.

Si uno de los dos quiere, el otro pues también. Y está en la obligación de ser complaciente y “dejarse querer”. El culto a la inseguridad, al miedo, al control sobre el otro es la conducta correcta para proteger el amor de cuento de hadas y la imagen ante la sociedad de una relación felíz, estable y duradera que ha sido “fuerte” y ha podido enfrentar las pruebas de Dios para demostrar que somos el uno para el otro. ¿Te suena familiar esto?

monogamia-norma-social

¿Por qué duele tanto una infidelidad?

El dolor es una experiencia tanto física como emocional ante la pérdida de lo valioso. En el caso de las relaciones el dolor es producido por la pérdida del ideal y la expectativa que en nuestra mente construimos junto al otro. La infidelidad es el rompimiento del pacto de lealtad y compromiso mutuo en cualquier tipo de relación que aunque pueda ser al mismo tiempo subjetiva, algunos le llaman “Microinfidelidades”: Como el ocultar la relación.

Para alguien, coquetearse con otra persona puede ser una infidelidad, para otro no. Salir a comer con alguien más puede ser una infidelidad, para otro no. Tener interacción sexual con alguien más puede considerarse una infidelidad para otro no; puede que lo considere infidelidad si hay vinculación emocional etc.

Todo depende de lo que cada persona define como infidelidad partiendo de su sistema de creencias La realidad, es que la infidelidad es una decisión multifactorial dónde implica generalmente la incapacidad de comunicación, falta de confianza e interés en la pareja y expresar necesidades o inconformidades. Hay una necesidad escapista de enfrentar la situación actual de pareja. A veces por narcisismo y las ganas de recibir el deseo de otras personas.

Sentirse deseable no solo sexual, también hay vacíos emocionales. El tabú que implica tener una relación alterna, escondida, el deseo por lo prohibido según las normas monogamicas con la mínima responsabilidad afectiva que requiere una relación consciente, el asumir responsabilidades por las decisiones, acciones y que tales tienen un impacto generalmente doloroso y traumático en el otro.

El poliamor, amar de manera múltiple

El poliamor, por otro lado; implica la posibilidad de vincularse romántica y sexualmente con más de una persona al mismo tiempo, con el conocimiento y consentimiento de todas las partes involucradas. El poliamor fomenta la honestidad, la comunicación clara, abierta como la gestión de los inevitables celos y la inseguridad personal.

Se trata de establecer acuerdos basados en la responsabilidad personal y afectiva aceptando que la posibilidad de que una o las partes, pueda enamorarse de alguna o del resto de las personas involucradas con todo lo que ello implica a nivel emocional, sexual, psicológico y hasta energético.

La Relación abierta básicamente fomenta la interacción libre sexual por fuera de la relación principalmente consolidada, con personas de las cuales no necesariamente se implique el vínculo emocional. Este tipo de relaciones pueden ser más enfocadas en la satisfacción sexual o en la exploración de nuevas experiencias con personas diferentes.

Las relaciones abiertas pueden tener diferentes reglas y límites, que al mismo tiempo pueden ser temporales o permanentes. La Relación Consciente es el tipo de relación que elegimos tener con otra (s) persona (s) de cualquier índole. Monógama, Poliamorosa, Libre etc con estándares propios, con límites; también con la posibilidad de negociar y ceder en algunas cosas que nutren del desarrollo personal y de la relación.

Es una relación realista y no basada en los imaginarios del príncipe azul o en búsqueda de la Princesa que rescatar. Que el amor no siempre es eterno y que acepta que el amor podría acabar, transformarse o estar ausente durante el vínculo donde implica la total desnudez emocional y comunicativa para hablar sobre lo que se espera, se quiere, se desea.

El tipo de relación donde se habla, se acuerda desde el principio y cada una de las partes sabe que las historias de Hollywood y Disney se ven muy bien en la pantalla. Que la responsabilidad personal y afectiva es pilar para que una relación sea verdaderamente sana, significativa, edificante y no donde al hablar en la vejez sea: “Estamos juntos. Pero todo lo que tuve que aguantar y a qué precio” sea la medalla del sufrimiento. Todo cambia, nuestras relaciones también. Elegir la que nos resuene. Relaciones sanas, libres, significativas con profundidad pero que no nos cueste el placer, la paz, la vida ni la salud mental.

poliamor-relacion-consciente

Sexóloga Somática & Tantra

Bogotá
Terapia online

Alessandra Skcardocci es fundadora de la marca Sexologiatantra. Primer Sexóloga Somática certificada en Brasil de Bogotá y la cuarta Sexological Bodyworker titulada de Colombia por el ILLASS de USA en Brazil. Educadora en Sexualidad Somática y facilitadora en Tantra. Especialista en Sexualidad Masculina, Parejas y Disfunciones Sexuales.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese

Consulta a nuestros especialistas