El divorcio es una de las experiencias más dolorosas que puede sufrir una familia, pues no solamente se termina el matrimonio, sino también los sueños y las esperanzas depositadas en esa relación y la unidad del entorno familiar.

Es por eso que el divorcio es un complejo proceso de duelo, que en ocasiones puede complicarse por las disputas legales y la batalla por la custodia de los hijos o los bienes materiales.

Cómo superar el divorcio

Si estás experimentando esta situación en carne propia, en las siguientes líneas puedes encontrar una serie de consejos que te ayudarán a vivir esta etapa de tu vida de manera más adaptativa y con un menor impacto en tu autoestima.

1. Acepta el divorcio

Superar un divorcio no es fácil, pues llegado el momento de dejar atrás todo lo vivido, son muchos los recuerdos que golpean nuestra mente una y otra vez. Aceptar que la situación ha llegado a su final no es sencillo, pero es necesario.

Reconocer que estás pasando por un periodo de duelo y aceptarlo el primer paso para poder mirar al futuro con optimismo, pues es frecuente negar esta nueva realidad como forma de protección. El impacto de la ruptura es tan grande que cuesta asimilarlo.

Por eso debes ser honesto con lo que realmente sientes. Aceptar el divorcio incluye vivir el proceso de duelo sin huir de él. Comprender que el dolor es normal en esta etapa de tu vida te ayudará a reducirlo. No huyas de tus emociones y de lo que sientes, porque con el tiempo es posible recuperar la normalidad.

2. No te aisles

Sentirse mal no es malo, y llorar es muy útil para aliviar el dolor. Lo mismo ocurre al compartir nuestros pensamientos con los demás, y por eso es bueno expresar los sentimientos como forma de catarsis.

Tener contacto con la gente cercana puede ayudarte a superar esta etapa difícil de tu vida, mientras que aislarte y buscar la soledad puede empeorar la situación. En estos momentos difíciles, rodéate de quien te quiere.

3. Aprovecha el divorcio para crecer

No malgastes el dolor de esta situación tan delicada, sino utilízalo para motivarte a crecer, perseguir nuevos objetivos y disfrutar de nuevas actividades. Aprovecha esta oportunidad para centrarte en ti, pues ahora tendrás más tiempo para ello.

El hecho de sentirte mal puede permitirte empoderarte frente a la vida si sabes canalizar el dolor y aceptar tus emociones negativas. Esto puede llevarte a vivir nuevas situaciones si eres capaz de tomar la iniciativa. Muchas veces, incluso de las situaciones más adversas se puede sacar provecho.

4. Participa en actividades placenteras

La felicidad no es algo estático sino dinámico, y somos nosotros los que tenemos que ir por ella con nuestro hábitos, nuestras acciones y nuestra actitud positiva. Los estudios científicos sugieren que las actividades placenteras como practicar ejercicio físico permiten reducir el malestar y mejorar nuestro equilibrio emocional, pues nos ayudan a liberar neuroquímicos relacionados con la felicidad y el placer, como son las endorfinas o la serotonina, entre otros.

Las investigaciones científicas también sugieren que salir a la calle y exponernos al sol (siempre de manera saludable) aumenta la producción de vitamina D en nuestro organismo, que es esencial para el funcionamiento del sistema inmunológico y favorece la producción de endorfinas, las hormonas relacionadas con el placer.

5. Participa en un taller de Inteligencia Emocional

Las personas emocionalmente inteligentes gozan de un mayor bienestar y felicidad, según los estudios. Por suerte, la inteligencia emocional es algo que se puede trabajar y adquirir. Los componentes clave de esta práctica son: autoconocimiento emocional, autorregulación emocional, automotivación, reconocimiento de las emociones de los demás y las habilidades sociales.

Existen muchos talleres que capacitan a sus participantes para que puedan convertirse en personas emocionalmente inteligentes. En el artículo “Los 6 mejores cursos de Inteligencia Emocional y Desarrollo Personal” puedes encontrar la mejor selección de estos talleres.

6. No te obsesiones con encontrar nueva pareja

Separarse de la pareja con la que has vivido tantos momentos y volver a ser plenamente feliz puede llevar tiempo, y aunque a veces parezca que la mejor manera para no sentirnos solos es estar con alguien, esto no es así.

Volver a recuperar el bienestar emocional y psicológico requiere de un proceso de asimilación y de aceptación que no debemos esquivar, porque nos va a permitir empoderarnos frente al cambio y adaptarnos mejor a este nuevo contexto. Encontrar de nuevo la felicidad está en nosotros y no en los demás.

7. Acude a terapia psicológica

En ocasiones, puede ser complejo superar el divorcio, especialmente en los casos en los que existen disputas legales o hay niños por medio. En estas situaciones, la ayuda de un profesional de la psicología es determinante para recuperar de nuevo el equilibrio emocional.

El divorcio puede ser una experiencia altamente estresante, y los expertos hablan de un “trauma postdivorcio” debido a la agudez y la alta intensidad de las reacciones emocionales que la persona experimenta tras la separación. 

Los sentimientos de haber sido herido, humillado, maltratado psicológicamente o traicionado pueden llevar a los divorciados a estados de ira, estados de depresión, ansiedad, falta de control de impulsos, así como múltiples dificultades emocionales y conductuales, como por ejemplo, el consumo descontrolado de fármacos u otras drogas como el alcohol.

Asimismo, el divorcio conlleva la pérdida de múltiples roles en la vida de una persona, lo que puede requerir la adquisición de habilidades de autoconocimiento y sociales/relacionales para afrontar este nuevo desafío vital.

Instituto Mensalus: expertos en terapia de divorcio

En este contexto, la asistencia psicológica puede ser necesaria para poder afrontar este arduo reto, manejar la crisis de manera efectiva, estabilizarse emocionalmente y aceptar la realidad que supone la separación.

Si te identificas con las líneas anteriores, el Instituto Mensalus de Barcelona, uno de los centros de psicología más prestigiosos de España, puede ofrecerte soluciones y ayudarte en las dificultades por las que está pasando en este momento.

Esta clínica cuenta con más de 30 años de experiencia en la práctica psicoterapéutica, y además de ofrecer psicoterapia presencial también presta el servicio de terapia online. Mensalus está formado por un equipo de psicólogos altamente especializados en terapia de divorcio, por lo que las sesiones terapéuticas con sus profesionales pueden brindarte recursos positivos para hacer frente a este proceso de cambio y proporcionarte las herramientas necesarias para afrontar esta etapa de tu vida con gran fortaleza y seguridad.

  • Si deseas obtener más información del Instituto Mensalus, solamente tienes que hacer click aquí.