Herbert Marcuse (Berlín, 1898 – Starnberg, 1979) fue un filósofo y sociólogo alemán, figura clave entre los pensadores que conformaron la Escuela de Frankfurt.

Coetáneo y amigo de filósofos como Martin Heidegger y Edmund Husserl, Herbert Marcuse también estuvo en contacto con Max Horkheimer tras el alzamiento del partido nacionalsocialista al poder de la nación germana. En esos años de genocidio, Marcuse se exilió a Suiza y posteriormente a Francia, donde también estuvo en contacto con Erich Fromm y Theodor Adorno.

Más tarde, ya en Estados Unidos, ejerció como filósofo y profesor en Harvard, donde escribió y diseccionó el movimiento hippie y los distintos cambios sociales de la época.

Artículos relacionados:

Frases y citas célebres del filósofo Herbert Marcuse

Herbert Marcuse se opuso a la sociedad capitalista. Una de sus obras sigue siendo estudiada por los teóricos marxistas y postmarxistas: El hombre unidimensional (1964).

En este artículo vamos a conocer las mejores citas célebres y frases de Herbert Marcuse, para acercarnos a su pensamiento del que fue apodado como “el padre de la Nueva Izquierda”.

1. Bajo el gobierno de una totalidad represiva, la libertad se puede convertir en un poderoso instrumento de dominación.

Una paradoja que sigue ocurriendo en muchas sociedades en pleno siglo XXI.

2. La libertad de la política significaría la liberación de los individuos de una política sobre la cual no ejercen ningún control efectivo. Del mismo modo, la libertad intelectual significaría la restauración del pensamiento individual absorbido ahora por la comunicación y adoctrinamiento de masas, la abolición de la opinión pública junto a sus creadores.

Una crítica al control de la opinión pública que ejercen los mass media.

3. La literatura y el arte eran una fuerza racional cognoscitiva que revelaba una dimensión del hombre y la naturaleza que era reprimida y rechazada en la realidad.

En esta frase, Herbert Marcuse nos explica el trasfondo psicològico de la necesidad humana por trascender la vida a través del arte.

4. 'Romántico' es un término de difamación condescendiente que se aplica fácilmente a las posiciones de vanguardia.

Cuando un pensador se sale de los cauces ortodoxos del poder, es tachado de romántico.

5. ¿Se puede realmente diferenciar entre los medios de comunicación de masas como instrumentos de información y diversión, y como medios de manipulación y adoctrinamiento?

Otra cita célebre que pone en cuestión el objetivo de los medios de comunicación.

6. La dominación tiene su propia estética y la dominación democrática tiene su estética democrática.

Una frase que resume el engaño de algunas democracias modernas.

7. La organización social de los instintos sexuales convierte en tabúes como perversiones prácticamente todas sus manifestaciones que no sirven o preparan para la función procreativa. Sin las más severas limitaciones, ellas contraatacarían a la sublimación, de la que depende el crecimiento de la cultura.

Una cita célebre sobre los instintos sexuales que podría haber firmado el mismísimo Sigmund Freud.

8. La libre elección de amos no suprime ni a los amos ni a los esclavos. Escoger libremente entre una amplia variedad de bienes y servicios no significa libertad si estos bienes y servicios sostienen controles sociales sobre una vida de esfuerzo y de temor, esto es, si sostienen la alienación.

Una crítica al capitalismo y sus apariencias.

9. Cuanto más importante el intelectual, más compasivo será con los gobernantes.

Las élites financieras y económicas suelen encumbrar a aquellos pensadores indulgentes con sus malas prácticas.

10. Toda liberación depende de la toma de conciencia de la servidumbre, y el surgimiento de esta conciencia se ve estorbado siempre por el predominio de necesidades y satisfacciones que, en grado sumo, se han convertido en propias del individuo.

Sobre la libertad y uno de sus posibles impedimentos.

11. Una ausencia de libertad cómoda, suave, razonable y democrática, señal del progreso técnico, prevalece en la civilización industrial avanzada.

Una perfecta radiografía de los límites de la libertad basadas en el consumo y en un aparente confort.

12. El entretenimiento y el aprendizaje no se oponen; El entretenimiento puede ser el modo más efectivo de aprender.

Sin emoción ni motivación no puede existir el aprendizaje significativo.

13. Sólo gracias a aquellos sin esperanza nos es dada la esperanza.

Una paradoja que nos advierte de que solo los que se aferran a la libertad serán capaces de lograrla.

14. El juicio que afirma que la vida humana merece vivirse, o más bien que puede ser y debe ser hecha.

Una frase a libre interpretación.

15. La tecnología como tal no puede ser separada del empleo que se hace de ella; la sociedad tecnológica es un sistema de dominación que opera ya en el concepto y la construcción de técnicas.

El uso y abuso de la tecnología y su implementación en la producción son elementos clave a la hora de repensar el futuro de la humanidad.

16. Al censurar el inconsciente e implantar la consciencia, el superego también censura al censor, porque la conciencia desarrollada registra el acto malo prohibido no sólo en el individuo sino también en su sociedad.

Una cita célebre que nos habla sobre el ello, el yo y el superyó freudianos.

17. El principio de la realidad se materializa en un sistema de instituciones. Y el individuo, creciendo dentro de tal sistema, aprende los requerimientos del principio de la realidad, como los de la ley y el orden, y los transmite a la siguiente generación.

La infraestructura de la sociedad determina qué consideramos aceptable y común.

18. La libido es desviada para que actúe de una manera socialmente útil, dentro de la cual el individuo trabaja para sí mismo sólo en tanto que trabaja para el aparato, y está comprometido en actividades que por lo general no coinciden con sus propias facultades y deseos.

Sobre la libido y cómo nuestro sistema de creencias influye en nuestros deseos carnales.

19. La restauración de los derechos de la memoria es un vehículo de liberación. Sin la liberación del contenido reprimido de la memoria, sin la liberación de su poder liberador; la sublimación no represiva es inimaginable (...) El tiempo pierde su poder cuando el recuerdo redime al pasado.

Sobre la memoria histórica y los mecanismos inconscientes que es capaz de reparar.

20. En tanto que la lucha por la verdad "salva" a la realidad de la destrucción, la verdad empeña y compromete la existencia humana. Es el proyecto esencialmente humano. Si el hombre ha aprendido a ver y saber lo que realmente es, actuará de acuerdo con la verdad. La epistemología es en sí misma ética, y la ética es epistemología.

Una cita célebre de Herbert Marcuse sobre la verdad, en plena época de posverdad.

21. El lenguaje cerrado no demuestra ni explica: comunica decisiones, fallos, órdenes. Cuando define, la definición se convierte en "separación de lo bueno y lo malo"; establece lo que es correcto y lo equivocado sin permitir dudas, y un valor como justificación de otro. Se mueve por medio de tautologías, pero las tautologías son "frases" terriblemente efectivas. Expresan el juicio de una "forma prejuzgada"; pronuncian condenas.

Acerca del lenguaje y cómo éste determina nuestra escala de valores morales sobre las cosas.

22. El individuo unidimensional se caracteriza por su delirio de persecución, su paranoia interiorizada por medio de los sistemas de comunicación masivos. Es indiscutible hasta la misma noción de alienación porque este hombre unidimensional carece de una dimensión capaz de exigir y de gozar cualquier progreso de su espíritu. Para él, la autonomía y la espontaneidad no tienen sentido en su mundo prefabricado de prejuicios y de opiniones preconcebidas.

Un extracto de su obra más conocida.

23. La obscenidad es un concepto moral en el arsenal verbal del establecimiento, que abusa de la duración de su aplicación, no a las expresiones de su propia moralidad, sino a los de otra.

La ética y la moralidad fueron dos elementos clave en el estudio filosófico de Marcuse.