Maximilian Karl Emil Weber, conocido más comúnmente como Max Weber, fue un sociólogo, economista y filósofo alemán nacido en la ciudad de Munich durante el año 1864.

Gracias a su particular visión sobre la sociedad, la economía y la religión, Max Weber es considerado actualmente como uno de los padres de la sociología moderna estando su nombre a la altura de otros grandes sociólogos como por ejemplo Karl Marx, Auguste Comte o Émile Durkheim. Algo que todos nosotros deberíamos saber es que son muchas las ideas de este filósofo que aún conservan una gran validez a día de hoy y que justamente es por eso, que la lectura de su obra todavía se recomienda activamente entre aquellos que realizan ciertos estudios académicos.

Frases y reflexiones de Max Weber, famoso sociólogo alemán

Puede que hayas oído hablar mucho sobre este célebre pensador alemán, pero si no conoces cuáles eran sus ideas principales y cuál era su forma de entender la sociedad, las líneas que encontrarás a continuación te ayudarán a comprender sus ideas, pues veremos las mejores frases de Max Weber acerca de diferentes temas: la sociedad, la Historia, la política, etc.

1. Porque nada vale algo para una persona si no lo puede hacer con pasión.

Como bien nos dice en esta cita este célebre filósofo, sólo aquellas cosas que más nos apasionan son las que nos llenan realmente como individuos.

2. La iluminación en el sentido más amplio de pensamiento avanzado siempre ha perseguido el objetivo de eliminar el miedo de las personas y utilizarlo como maestro. Pero la tierra completamente iluminada brilla en el signo de la calamidad triunfante. El programa de la Ilustración fue el desencanto del mundo.

Ser más sabios normalmente también nos convierte en personas menos felices, pues cuando los seres humanos descubrimos cómo es realmente el mundo que nos rodea muchas veces también nos damos cuenta de todas las injusticias que alberga.

3. Según toda la experiencia, ninguna regla se satisface voluntariamente con motivos solo materiales, o solo afectivos, o solo de valor racional como oportunidades para su existencia continua. Más bien, cada uno busca despertar y cultivar la fe en su legitimidad.

Todos deberíamos tener muy claros nuestros objetivos e intentar perseguirlos, indiferentemente de cuál sea el sentimiento que nos motive día a día a conseguirlos.

4. A diferencia del salvaje, para quien existían tales poderes, uno debe recurrir a medios mágicos para controlar o solicitar a los espíritus.

El escepticismo ciertamente es una forma de ver la vida puede hacernos ver el mundo de una forma mucho menos mágica o apasionante.

5. La creciente intelectualización y racionalización no significa un creciente conocimiento general de las condiciones de vida en las que uno se encuentra. Más bien, significa algo más: el conocimiento de él o la creencia en él: que uno podría experimentarlo en cualquier momento, si solo quisiera, que en principio no hay poderes misteriosos e impredecibles que actúen en él, que uno más bien todas las cosas, en principio, puede dominar calculando.

Con la llegada de la ciencia el hombre ha conseguido muchas veces ir un paso por delante de la naturaleza e incluso, aprender que con observación y estudio puede llegar a predecir muchas de las inclemencias que en el futuro tendrá que vivir.

6. La idea no reemplaza el trabajo. Y el trabajo no puede reemplazar o forzar la idea, como tampoco puede hacerlo la pasión. Ambos, sobre todo: ambos juntos, lo atraen. Pero viene cuando le gusta, no cuando nos gusta.

Las ideas surgen de manera espontánea, pero si posteriormente no las trabajamos, nunca podremos obtener todo el fruto que estas nos pueden regalar.

7. Este documento (el Manifiesto Comunista) es en su género, por mucho que lo rechacemos en tesis decisivas (al menos yo lo hago) un logro científico de primer orden. Eso no se puede negar, tampoco se puede negar, porque nadie lo cree y porque no se puede negar con la conciencia tranquila.

La idea del comunismo sin duda fue toda una revolución en la época, algo muy lógico teniendo en cuenta que esta nueva forma de organización estatal prometía al menos sobre el papel una vida mejor para todos y cada uno de los ciudadanos.

8. Hace quince años, cuando se les preguntó a los trabajadores estadounidenses por qué se dejaban gobernar por políticos que profesaban despreciarlos, la respuesta fue: Preferíamos tener gente que funcionarios a los que escupir que como tú una casta de funcionarios que nos escupen. Ese era el antiguo punto de vista de la democracia estadounidense: incluso entonces los socialistas pensaban de manera completamente diferente.

A lo largo de la historia de la democracia el mundo de la política siempre ha sido gobernado por el rico y el poderoso es por eso, que muchas de las políticas que antaño se imponían a la población solían favorecer a la clase más adinerada de la sociedad.

9. Lo obvio es lo que menos se piensa.

Muchas veces la decisión más sencilla suele ser la correcta, nunca debemos desprestigiar una idea porque pueda parecernos demasiado obvia o evidente.

10. Así como el mago tiene su carisma, el dios tiene que demostrar su poder.

Con la llegada del comunismo y la industrialización la idea de un dios omnipotente cada vez parecía poseer menos calado entre la población y como podemos ver, este sociólogo albergaba muy serias dudas sobre su existencia.

11. La gran ventaja del capitalismo es que disciplina el egoísmo.

El capitalismo ha demostrado ser un sistema muy eficiente con el paso de los años aunque deberíamos saber, que diferentes economistas actuales ya han pronosticado que en el futuro probablemente también terminará quedando obsoleto.

12. La idea no sustituye al trabajo.

Sin trabajo no hay gloria, por mucho que seamos alguien muy brillante si deseamos poder obtener un objetivo muy valioso siempre tendremos que trabajar.

13. Hay dos formas de convertir la política en una profesión. O: vives para la política o de la política.

La política se ha convertido en una forma de ganarse la vida para muchas personas es por ello, que en la mayoría de países cuentan con una cantidad bastante importante de políticos.

14. Ahí es donde radica el punto crucial. Tenemos que darnos cuenta de que toda acción orientada éticamente puede estar sujeta a dos máximas contradictorias fundamentalmente diferentes e inalienables: puede orientarse hacia convicciones éticas o éticamente responsable.

Nuestros valores personales muchas veces no tienen por qué coincidir con los de la mayoría de la sociedad, un hecho que muchas veces puede llevarnos a la confusión en el momento de tener que tomar decisiones relevantes de una forma muy apresurada.

15. Otro concepto básico es el de ejercicio. Significa: Aumentar la facilidad, velocidad, seguridad y uniformidad de una determinada actuación a través de su repetición frecuente.

Ciertamente cuando las personas repetimos mucho una misma acción al final logramos realizarla de una forma muy rápida y eficiente, pues como suele decirse la práctica es la que generalmente nos llevará a la perfección.

16. Para nosotros, "política" significa luchar por una parte del poder o por influir en la distribución del poder, ya sea entre estados, ya sea dentro de un estado o entre los grupos de personas que nos rodean.

Con el ejercicio de la política y con paciencia todos podemos llegar a alcanzar una posición relevante dentro la sociedad justamente es por eso, que muchas personas al darse cuenta de este hecho suelen decir dedicarse concretamente al ejercicio de esta profesión.

17. Si sólo existieran estructuras sociales para las cuales se desconocía la violencia como medio, entonces el término estado habría desaparecido y lo que habría ocurrido en este sentido particular de la palabra como anarquía.

Como podemos ver en esta cita la idea de la anarquía se presentó como una forma de organización social muy interesante para este célebre sociólogo, según esta ideología la ausencia del estado teóricamente no tendría por qué suponer ni mucho menos el fin de una sociedad bien organizada.

18. El estado es esa sociedad humana, que dentro de un área determinada reclama el monopolio de la violencia física legítima para sí misma (con éxito).

Es cierto que el estado es el único ente social que se considera totalmente legitimado para ejercer la violencia, una represión que según nos dice la teoría siempre se aplicará con la única idea de conservar el correcto funcionamiento de la sociedad en su conjunto.

19. Una ciencia empírica no puede enseñarle a nadie lo que debería, sino sólo lo que puede y, en determinadas circunstancias, lo que quiere.

El ser humano solo aprende cuando él lo desea. Como todo docente sabe por mucho que intentemos enseñar a una persona si ella no pone de su parte esta nunca absorberá aquellos conocimientos que intentamos inculcarle.

20. Porque la duda más radical es la del padre del conocimiento.

La curiosidad es la madre de la ciencia y para que esta se despierte en nosotros muchas hace falta una duda existencial que la ponga en funcionamiento.

21. Porque la regla es primordial en la vida cotidiana: la administración.

Sabernos administrar correctamente sin duda puede ayudarnos muchísimo en nuestra vida diaria gracias a ello incluso, puede que podamos permitirnos más de un capricho importante a lo largo del tiempo.

22. Todas las estructuras políticas son estructuras de violencia.

Una forma sin duda muy curiosa de entender la política, pero es verdad que el poder legislativo puede verse como un órgano que ejerce una cierta represión.

23. Sólo a través de una estricta especialización puede el trabajador científico hacer suyo el sentimiento pleno, una vez y tal vez nunca más en la vida: aquí he logrado algo que perdurará.

Pocas cosas hay en el mundo más importantes para un científico que el placer de poder realizar un nuevo descubrimiento.

24. La idea generalmente solo se prepara sobre la base de un trabajo muy duro.

Para que una gran idea pueda llegar a nosotros es cierto que es algo muy probable, que antes tengamos que pasar un largo tiempo buscándola.

25. Por lo tanto, la causa de los diferentes comportamientos debe buscarse principalmente en la calidad interna perdurable de estas religiones y no solo en sus respectivas situaciones histórico-políticas externas.

Cada religión posee una manera distinta de enfocar la vida diaria de las personas y de organizar su propia economía, una característica sin duda muy curiosa la cual la mayoría de personas suelen por alto.

26. La política significa un taladrado fuerte y lento de tablas duras con pasión y sentido de la proporción al mismo tiempo.

Son muchas las políticas que siendo rechazadas en un inicio acaban siendo respaldadas por la población con el paso del tiempo. Un hecho que nos demuestra una vez más, que una mentira dicha mil veces puede terminar convirtiéndose en una verdad para ciertas personas.

27. Sociología (en el sentido de esta palabra muy ambigua) debería significar: una ciencia que interpreta la acción social y quiere explicar su curso y efectos causalmente.

Weber tenía una visión muy particular de lo que era para él la sociología, una idea que a grandes rasgos podemos claramente reflejada en esta breve cita.

28. Los políticos luchan por el poder.

Una cita sin duda muy breve que a su vez revela una gran verdad. La política es en la mayoría de ocasiones la herramienta más utilizada para poder alcanzar el poder.

29. El poder significa cada oportunidad dentro de una relación social para hacer cumplir la propia voluntad incluso contra la resistencia, sin importar en qué se base esta oportunidad.

Una vez obtenemos el poder no habrá nada que puedan hacer los demás para no tener que cumplir nuestros designios y es por eso mismo, que son tantas las personas que ansían alcanzar a cualquier coste este cierto estatus de supremacía.

30. El misticismo pretende un estado de posesión, no acción, y el individuo no es una herramienta sino un recipiente de lo divino.

El modo en el que la religión entendía la vida de las personas difería en gran medida de las ideas que poseía este sociólogo; a principios del siglo XX la modernidad era algo que, como vemos, cada vez dejaba menos espacio para aquellas ideas basadas en lo divino y lo trascendental.

31. En este sentido también me considero un inválido, un hombre atrofiado cuyo destino es admitir honestamente que debe soportar este estado de cosas.

Todos sufrimos vicisitudes a lo largo de nuestra vida, sin importar cual sea nuestro estatus social o cuánto dinero poseamos.

32. Para el verdadero místico, el principio sigue siendo válido: la criatura debe estar en silencio para que Dios pueda hablar.

La religión es una idea que casi siempre ha demandado a sus fieles sometimiento; en cambio la ciencia siempre ha pedido a aquellos que la practican colaboración quizás sea por esto, que desde la aparición de la llamada época de la ilustración las religiones y sobretodo el cristianismo vieran con el paso del tiempo un claro descenso entre el número de sus fieles.

33. El contraste entre ascetismo y misticismo también se atenúa si el místico contemplativo no llega a la conclusión de que debe huir del mundo, sino que, como el ascetismo del mundo interior, debe permanecer en los órdenes del mundo.

Indiferentemente de si creemos en un poder superior o si no lo hacemos, siempre debe primar un profundo sentimiento de respeto entre todas las personas.

34. Especialistas sin espíritu, sensualistas sin corazón; esta nulidad imagina que ha alcanzado un nivel de civilización nunca antes alcanzado.

Aunque la civilización actual es muy avanzada, es cierto que cada vez las relaciones interpersonales son más frías pues parece ser, que según esta lógica cuanto más evolucionamos como sociedad a nivel individual, nos volvemos con el tiempo menos pasionales.

35. Es cierto que el bien sólo puede derivarse del bien y el mal sólo del mal, pero que a menudo ocurre lo contrario. Cualquiera que no vea esto es, de hecho, un infante político.

El bien y el mal están en realidad mucho más cerca de lo que solemos pensar, incluso puede que en realidad la diferencia entre el uno y el otro solo resida en nuestro punto de vista particular.

36. El racionalismo es un concepto histórico que contiene en sí mismo un mundo de contradicciones.

Cuantas más explicaciones buscamos de cómo funciona realmente el mundo que nos rodea, es algo muy probable que más incógnitas a su vez vayamos encontrando. Sin duda todo un galimatías con el que la ciencia se ha visto forzada a convivir desde su misma aparición.

37. Tanto como estratos gobernantes como gobernados y como mayoría y minoría, los protestantes ... han demostrado una tendencia específica hacia el racionalismo económico. Esta tendencia no se ha observado de la misma manera en el presente o en el pasado entre los católicos, independientemente de si eran el estrato dominante o dominado o constituían mayoría o minoría.

Bajo la opinión de Weber los Estados Unidos poseían un clima totalmente propicio para el futuro crecimiento económico y como todos sabemos, con el paso del tiempo se demostró inequívocamente que este célebre sociólogo estaba totalmente en lo cierto.

38. Ciertamente, incluso con la mejor voluntad, la persona moderna en general parece incapaz de imaginar cuán grande es la importancia que esos componentes de nuestra conciencia arraigados en creencias religiosas han tenido en la cultura, el carácter nacional y la organización de la vida. Sin embargo, no puede ser, por supuesto, la intención aquí de colocar un análisis espiritualista unilateral de las causas de la cultura y la historia en lugar de un análisis "materialista" igualmente unilateral. Ambos son igualmente posibles. La verdad histórica, sin embargo, sirve igualmente poco si cualquiera de estos análisis pretende ser la conclusión de una investigación en lugar de su etapa preparatoria.

Como seres humanos todos llevamos mucho tiempo viéndonos afectados por muchas ideas tanto religiosas como sociales externas, unas ideas que con el paso del tiempo han formando poco a poco la mayoría de principios morales que muchos de nosotros poseemos a día de hoy.

39. Esta manera ingenua de conceptualizar el capitalismo en referencia a una búsqueda de ganancias debe ser relegada al jardín de infancia de la metodología de la historia cultural y abandonada de una vez por todas. Una compulsión totalmente irrestricta de adquirir bienes no puede entenderse como sinónimo de capitalismo, y menos aún como su espíritu. Por el contrario, el capitalismo puede ser idéntico a la domesticación de esta motivación irracional, o al menos a su moderación racional. No obstante, el capitalismo se distingue por la búsqueda de ganancias, de hecho, las ganancias se persiguen de manera racional y continua en empresas y firmas, y luego se persigue una y otra vez, al igual que la rentabilidad. No hay opciones. Si toda la economía está organizada de acuerdo con las reglas del mercado abierto, Comencemos por definir los términos de una manera más precisa de lo que suele ocurrir. Para nosotros, un acto económico capitalista implica ante todo una expectativa de beneficio basada en la utilización de oportunidades de intercambio; es decir, de oportunidades (formalmente) pacíficas para la adquisición. La adquisición formal y real a través de la violencia sigue sus propias leyes especiales y, por lo tanto, es mejor ubicarla, por mucho que se recomiende hacerlo, en una categoría diferente. Dondequiera que se persiga racionalmente la adquisición capitalista, la acción se orienta al cálculo en términos de capital.

En el mundo capitalista actual las personas viven solo con el único fin de adquirir riquezas y bienes un estilo de vida que como descubriremos con el pasar de los años, muchas veces acaba volviéndose muy tedioso e insatisfactorio para muchos de aquellos que lo practican.

40. Las actitudes finalmente posibles hacia la vida son irreconciliables y, por lo tanto, su lucha nunca puede llegar a una conclusión definitiva.

Dónde nuestra vida nos llevará es algo que nadie conoce, pero es muy cierto que conforme avanzamos en ella muchos tenemos la sensación de que nunca dejamos de luchar. Poder conseguir nuestras metas personales es un camino a veces tortuoso que ciertamente muchos de nosotros no abandonaremos a lo largo de toda nuestra vida.

41. La legitimación por una religión reconocida siempre ha sido decisiva para una alianza entre las clases dominantes política y socialmente y el sacerdocio. La integración en la comunidad hindú proporcionó tal legitimación religiosa para el estrato gobernante. No sólo dotó al estrato gobernante de los bárbaros de un rango reconocido en el mundo cultural del hinduismo, sino que, a través de su transformación en castas, aseguró su superioridad sobre las clases súbditas con una eficacia insuperable por cualquier otra religión.

La división por castas en la India es una forma de organización social sin duda muy interesante, pues gracias a este estilo de sociedad, los ciudadanos de esta nación gozaron en el pasado de un gran equilibrio social con el que muchos otros países de antaño solo soñaban.

42. La sociología es la ciencia cuyo objeto es interpretar el significado de la acción social y, por lo tanto, dar una explicación causal de la forma en que la acción procede y los efectos que produce. Por acción en esta definición se entiende el comportamiento humano cuando y en la medida en que el agente o los agentes lo ven como subjetivamente significativo el significado al que nos referimos puede ser (a) el significado realmente pretendido por un individuo agente en una ocasión histórica particular o por un número de agentes en un promedio aproximado en un conjunto dado de casos, o (b) el significado atribuido al agente o agentes, como tipos, en un tipo puro construido en abstracto. En ninguno de los dos casos debe pensarse que el significado es de alguna manera objetivamente correcto o verdadero por algún criterio metafísico.

Como sociólogo, Max Weber siempre se preguntó cómo la sociedad influía exactamente en en el ser humano una cuestión sin duda muy difícil de responder.

43. Después de la devastadora crítica de Nietzsche a esos“ últimos hombres ”que“ inventaron la felicidad ”, probablemente no sea necesario que les recuerde el ingenuo optimismo con el que una vez celebramos la ciencia, o la tecnología para el dominio de la vida basada en ella, como el camino a la felicidad.

Es cierto que tanto Weber como Nietzsche poseían una forma de ver la vida sin duda muy diferente y probablemente fue exactamente ese hecho, el que convirtió a ambos en dos grandes filósofos.

44. En una democracia, la gente elige un líder en quien confía. Entonces el líder elegido dice: Ahora cállate y obedeceme. Entonces, la gente y el partido ya no son libres de interferir en su negocio.

¿Somos tan libres en democracia como muchas veces solemos pensar? Esta cita de Weber nos demuestra que la libertad en la que creemos vivir puede que en realidad sea mucho más subjetiva de lo que imaginamos.

45. Una verdadera profecía crea y orienta sistemáticamente la conducta hacia una medida interna de valor. Frente a esto, el "mundo" se ve como un material que debe modelarse éticamente de acuerdo con la norma. El confucianismo, por el contrario, significaba un ajuste al exterior, a las condiciones del "mundo". Un hombre bien adaptado, racionalizando su conducta sólo en el grado requerido para el ajuste, no constituye una unidad sistemática sino más bien un complejo de rasgos útiles y particulares.

Al principio del siglo XX las religiones comenzaron a quedarse claramente en un segundo plano dando una mucha mayor relevancia al mundo de las ideas un cambio de mentalidad general, que en realidad ya venía cobrando una gran fuerza desde hacía mucho tiempo.

46. Cuanto más consciente es una religión de su oposición en principio a la racionalización económica como tal, más aptos son los virtuosos de la religión para rechazar el mundo, especialmente sus actividades económicas.

La religión dominó la vida de las personas durante siglos y con la inminente llegada de la modernidad, fueron muchos los religiosos que decidieron luchar a capa y espada para poder mantener el gran poder dentro de la sociedad que con los años habían obtenido.

47. Sobre todo, como se verá repetidamente en las secciones siguientes, fundamental para nuestra discusión es la investigación de la idea de un testimonio de la propia creencia como el punto de origen psicológico de la ética metódica.

Muchas de las ideas que poseemos quizás no son en realidad de nuestra propia cosecha, la sociedad es un elemento muy importante que en contra de lo que a veces pensamos suele influir en gran medida en nuestra toma diaria de decisiones.

48. El destino de nuestro tiempo se caracteriza por la racionalización e intelectualización y, sobre todo, por el desencanto del mundo. Precisamente los valores últimos y más sublimes se han retirado de la vida pública, ya sea al ámbito trascendental de la vida mística, o bien a la fraternidad de las relaciones humanas directas y personales. No es accidental que nuestro mayor arte sea íntimo y no monumental.

Cada vez el mundo parece ser mucho menos místico y a la vez también mucho más práctico aunque con este sutil cambio, también se ha perdido una gran parte del encanto que la vida de las personas antaño parecía poseer.

49. La capacidad para la realización de virtuosos religiosos - el“ sacrificio intelectual ”- es la característica decisiva del hombre positivamente religioso. Que esto es así lo demuestra el hecho de que a pesar de (o más bien como consecuencia) de la teología (que la desvela), la tensión entre las esferas de valores de la “ciencia” y la esfera de “lo santo” es infranqueable.

Desde que la ciencia apareció en la vida de las personas, entre ella y la religión siempre ha existido una lucha muy intensa. Una batalla que en pleno siglo XXI aún no conocemos cuál será su desenlace final.

50. Ningún sociólogo, por ejemplo, debería pensar que es demasiado bueno, incluso en su vejez, para hacer decenas de miles de cálculos bastante triviales en su cabeza y tal vez durante meses.

La sociología es una ciencia de la que nunca podremos saber todo sobre ella pues con el paso del tiempo, puede que muchas grandes ideas que un día pensábamos totalmente inamovibles descubramos que en realidad no estaban tan en lo cierto como nosotros pensábamos.

51. Las persecuciones de estas heterodoxias… no explican la inusualmente rápida victoria del hinduismo. Las circunstancias políticas favorables contribuyeron a la victoria. Sin embargo, fue decisivo el hecho de que el hinduismo pudiera proporcionar un apoyo religioso incomparable al interés de legitimación de los estratos dominantes.

El hinduismo fue una religión que aseguró las principales bases por las cuales más tarde regió la sociedad de la India y es por eso, que esta religión puede revelarse más como todo un estilo de vida que como una religión al uso.

52. Es sobre todo el carácter impersonal y económicamente racionalizado (pero por esta misma razón éticamente irracional) de las relaciones puramente comerciales lo que evoca la sospecha, nunca expresada con claridad, pero mucho más sentida, de las religiones éticas. Porque toda relación puramente personal de hombre a hombre, de cualquier tipo e incluso la esclavitud completa, puede estar sujeta a requisitos éticos y regulada éticamente. Esto es cierto porque las estructuras de estas relaciones dependen de la voluntad individual de los participantes, dejando espacio en tales relaciones para las manifestaciones de la virtud de la caridad. Pero esta no es la situación en el ámbito de las relaciones económicamente racionalizadas, donde el control personal se ejerce en proporción inversa al grado de diferenciación racional de la estructura económica.

El ser humano lleva conviviendo en sociedad desde hace unos 8.000 años, y durante todo este tiempo siempre ha existido una lucha de clases, primero con mandatarios de origen religioso y ahora en la actualidad debido al capitalismo, es la economía la de que determina quién es la persona que está al mando y quien es aquel que debe someterse.

53. Para el confuciano, el experto especialista no podía ser elevado a una dignidad verdaderamente positiva, sin importar su utilidad social. El factor decisivo fue que el "hombre culto" (caballero) "no era una herramienta"; es decir, en su adaptación al mundo y en su autoperfección era un fin en sí mismo, no un medio para ningún fin funcional. Este núcleo de la ética confuciana rechazaba la especialización profesional, la burocracia moderna de expertos y la formación especial; sobre todo, rechazó la formación en economía para la búsqueda de beneficios.

Para el confucianismo la reflexión y el estudio siempre eran lo primero, para esta religión la búsqueda de bienes y riquezas personales era una forma totalmente absurda de perder el tiempo en la que los hombres de bien nunca debían caer.

54. Dado que el judaísmo hizo posible el cristianismo y le dio el carácter de una religión esencialmente libre de magia, prestó un importante servicio desde el punto de vista de la historia económica. Por el dominio de la magia fuera del ámbito en el que ha prevalecido el cristianismo en una de las más graves obstrucciones a la racionalización de la vida económica. La magia implica un estereotipo de tecnología y relaciones económicas. Cuando en China se intentó inaugurar la construcción de ferrocarriles y fábricas, se produjo un conflicto con la geomancia ... Similar es la relación con el capitalismo de las castas en India. Cada nuevo proceso técnico que emplea un indio significa para él, en primer lugar, que abandona su casta y cae en otra, necesariamente más baja ... Un hecho adicional es que toda casta hace impura a todas las demás. En consecuencia, los trabajadores que no se atreven a aceptar un recipiente lleno de agua de las manos de los demás, no pueden trabajar juntos en la misma sala de la fábrica. Obviamente, el capitalismo no podría desarrollarse en un grupo económico así atado de pies y manos por medios mágicos.

En esta cita tan reveladora de Max Weber podemos ver como en sus inicios el capitalismo chocó frontalmente con la mayoría de religiones, un hecho que muchos de nosotros al haber vivido toda nuestra vida inmersos en el capitalismo muy probablemente hasta ahora desconocíamos.

55. Lo que nos interesa aquí es el poder de asimilación del orden de vida hindú debido a su legitimación de rango social.

La India finalmente tuvo que adaptar la vida moderna y el capitalismo a su sociedad pues de otra manera, los dirigentes de esta nación sabían que nunca podrían haber sido competitivos en el mundo tan hiper acelerado en el que vivimos.

56. La capacidad de distinguir entre conocimiento empírico y juicios de valor, y el cumplimiento del deber científico de ver la verdad fáctica, así como el deber práctico de defender nuestros propios ideales, constituyen el programa al que deseamos adherirnos cada vez con más firmeza.

Solo teniendo muy claros nuestros objetivos lograremos poder alcanzarlos con el paso de los años, una idea quizás muy personal que a su vez cada vez más personas dentro de la sociedad actual poseen.

57. Sólo en el supuesto de la creencia en la validez de los valores es significativo el intento de abrazar los juicios de valor. Sin embargo, juzgar la validez de tales valores es una cuestión de fe.

Los valores personales son muchas veces muy subjetivos e incluso es posible, que aquellos valores que hoy en día son correctos para nosotros nunca lo sean para otras personas.

58. La verdad es la verdad.

Encontrar una verdad inamovible es mucho más complicado de lo que pensamos, pero si alguna vez encontramos alguna, esta será tan evidente que probablemente nadie nunca dude sobre ella.

59. Lutero entiende el monaquismo como producto de una falta de amor egoísta que se aparta de los deberes de uno en el mundo. Por el contrario, este trabajo mundano en una vocación le parece ser una expresión visible de amor fraternal, una noción que ancla de una manera muy poco realista la realidad y el contraste, casi grotescamente, como los conocidos pasajes de Adam Smith.

Como las personas entendían la sociedad hace 100 años dista muchísimo de cómo lo hacemos nosotros hoy en día, aunque por otra parte debemos tener presente que aquellas personas muchas veces eran sometidas a pruebas realmente duras a lo largo de sus vidas.

60. El capitalismo moderno tiene tan poco uso para las personas liberum arbitrium (indisciplinadas) como trabajadores como para el hombre de negocios sin escrúpulos en el funcionamiento de su empresa.

Desde el nacimiento del capitalismo las empresas siempre han buscado trabajadores que sean serios en el trabajo y además muy disciplinados, dos cualidades que sencillamente son indispensables para poder conseguir el grado de eficiencia que las empresas actuales necesitan.

61. Finalmente, y de importancia central, la vida especial del santo, completamente separada de la vida natural de deseos y necesidades, ya no podía desarrollarse en comunidades monásticas apartadas del mundo. Más bien, los devotos religiosos ahora deben vivir vidas santas en el mundo y en medio de sus asuntos mundanos. Esta racionalización de la conducta de la vida, ahora en el mundo pero todavía orientada a lo sobrenatural, fue el efecto del concepto de vocación del protestantismo ascético.

El mundo moderno también llegó a la vida de los monjes, pues aunque estos deberán apartarse activamente de la modernidad, la modernidad sencillamente muchas veces terminaba rodeándolos.

62. El aspirante confuciano a un cargo, proveniente de la vieja tradición, no podía evitar ver una formación profesional especializada de sello europeo como algo más que un condicionamiento en el filisteo más sucio.

La vida de las personas cambió muchísimo durante los años en los que vivió este sociólogo y durante aquellos años tuvo la oportunidad de poder ver como algunas personas simplemente parecían detestar en lo que el mundo se estaba convirtiendo.

63. Este esfuerzo llega a entenderse completamente como un fin en sí mismo, hasta tal punto que parece completamente fuera del curso normal de las cosas y simplemente irracional, al menos cuando se ve desde la perspectiva de la felicidad o utilidad del soltero individual. Aquí, las personas están orientadas a la adquisición como propósito de la vida; la adquisición ya no se considera un medio para satisfacer las necesidades sustantivas de la vida. Aquellas personas en posesión de disposiciones espontáneas y amantes de la diversión experimentan esta situación como una inversión absolutamente sin sentido de una condición "natural" (como diríamos hoy). Sin embargo, esta reversión constituye con tanta seguridad un principio rector del capitalismo como la incomprensión de esta nueva situación caracteriza a todos los que permanecen intactos por los tentáculos del capitalismo.

Como consecuencia del capitalismo la soltería fue vista de una manera muy diferente de como hasta entonces se había hecho, pues aquellos los principios morales que la iglesia había determinado como los correctos muchas veces dejaron de ser vistos como tales con la llegada de la modernidad.

64. Debido a la incapacidad de la tasa de precios más alta para apelar al sentido adquisitivo, parecería totalmente plausible intentar hacerlo utilizando la estrategia opuesta: disminuyendo las tarifas a destajo, para obligar a los trabajadores a producir más con el fin de para mantener sus ingresos habituales. Además, dos simples observaciones parecen haber sido válidas en el pasado, como lo son hoy: un salario más bajo y una ganancia más alta están directamente relacionados, y todo lo que se paga en salarios más altos debe implicar una reducción correspondiente de las ganancias.

El beneficio es en realidad el único fin que persigue el capitalismo y para conseguirlo, los empresarios no dudarán en hacer todo lo que esté en su mano para intentar conseguirlo.

65. El asceta, cuando desea actuar dentro del mundo… debe afligirse con una especie de feliz cierre de la mente con respecto a cualquier pregunta sobre el significado del mundo, porque no debe preocuparse por tales preguntas. Por lo tanto, no es casualidad que el ascetismo del mundo interior alcanzara su desarrollo más consistente sobre la base de la absoluta inexplicabilidad del dios calvinista, su total lejanía de todo criterio humano y la imposibilidad de buscar sus motivos.

Para este sociólogo la religión a veces no era nada más que una venda en los ojos de la gente, una ceguera autoimpuesta que algunas personas voluntariamente decidían escoger para sí mismas.

66. Ya nadie sabe quién vivirá en esta carcasa dura como el acero y si profetas completamente nuevos o un poderoso renacimiento de ideas e ideales antiguos estarán al final de este prodigioso desarrollo.

La ciencia hizo pensar a mucha gente que era el final de la religión aunque como todos sabemos a día de hoy, las religiones han conseguido perdurar sin ningún problema con el paso del tiempo.

67. Así, el asceta del mundo interior es el reconocido "hombre de vocación", que no indaga ni encuentra necesario indagar sobre el significado de su práctica real de una vocación en el mundo entero, cuyo marco total no es su responsabilidad sino de su dios.

Una diferencia clara entre el hombre religioso y el hombre de ciencia, es que el primero cree que Dios dirige totalmente su vida y el segundo piensa que es él quien en realidad escoge el camino que desea tomar.

68. El capitalismo se ha guiado repetidamente por este axioma, e incluso desde sus inicios, y ha sido un artículo de fe durante siglos que los salarios más bajos son productivos.

Los salarios más bajos a veces no son suficientes para poder mantener con vida a una persona ¿es este trabajo entonces productivo?

69. ¿Quién cree esto aparte de unos pocos niños desmesurados que ocupan cátedras universitarias o redacciones?

La prensa muy rara vez fue del agrado de este célebre sociólogo, pues bajo su opinión, eran muchos los redactores que no eran del todo imparciales al escribir muchos sus artículos.

70. Para usted un teólogo de persuasión liberal (ya sea católico o protestante) es necesariamente más aborrecible como el representante típico de una posición intermedia.

Son muchos los religiosos y los científicos que desde siempre han detestado a los teólogos pues como bien nos dice Weber en esta cita, estos parecen estar en una posición totalmente intermedia entre ambos.