Varias ideas que denotan síntomas depresivos y riesgo de quitarse la vida. Unsplash.

El suicidio es una de las causas de muerte no natural más frecuentes en todo el mundo, siendo cientos de miles las muertes debidas a este hecho.

El hecho de provocarse la propia muerte suele ser generalmente producto de un profundo sufrimiento y de la falta de percepción de alternativas para aliviarlo, siendo el motivo principal para ello el intento de evitar el dolor (si bien existen otras motivaciones, como el deseo de perjudicar a otros). Y, al contrario de lo que se suele pensar, la gran mayoría de personas que pretenden suicidarse avisa o manifiesta su deseo de terminar con su vida.

El hecho de hacer referencias al deseo de morir y provocarse la muerte es, pues, un factor de riesgo muy a tener en cuenta a la hora de valorar la posibilidad real de que la persona intente suicidarse. Si bien a menudo no es tanto lo que se dice sino el cómo y en qué contexto, en este artículo recogemos algunas frases suicidas que son señales de alerta, o cuyos componentes básicos tienden a aparecer en frases de este tipo.

Frases suicidas altamente preocupantes

A continuación vamos a ver varias frases o aspectos típicos de las manifestaciones que a veces hacen quienes planean seriamente el suicidio.

1. La vida no merece la pena

Es frecuente que muchas de las personas que deciden quitarse la vida piensen que la vida tiene poco que ofrecerles y que vean la muerte como una liberación.

2. Pronto dejaré de sufrir

Como hemos dicho anteriormente, la evitación del sufrimiento es el objetivo real de muchas de las personas que cometen suicidio, siendo incapaces de percibir otras alternativas válidas.

3. Para vivir así lo mejor es estar muerto

Vivir un sufrimiento o condiciones muy adversas de forma prolongada puede hacer que aparezca este tipo de pensamientos.

4. Estoy cansado de luchar

El cansancio ante la necesidad de bregar continuamente para salir adelante pero sin obtener resultados es lo que transmite esta frase.

5. Quiero terminar con todo

Frase típica de personas que consideran que están cansadas de luchar por seguir adelante y que ven la muerte como salida a ello.

6. Pronto dejaré de ser una carga

Verse como un estorbo es algo que genera un gran desasosiego y tristeza, pudiendo ser este tipo de comentarios un aviso de un inminente intento de provocarse la muerte.

7. Quiero quitarme de en medio

Puede parecer extraño, pero en ocasiones este tipo de frases puede aparecer de forma directa. También es frecuente que se usen términos que no tienen una connotación tan negativa como suicidio, como el citado “quitarse de en medio”.

8. A veces quisiera no volver a despertarme

Frase típica de personas con un gran nivel de sufrimiento vital, que padecen en el día a día. El sueño supone para ellos un intervalo en que dicho padecimiento no está presente. Y muchas de las personas que deciden suicidarse llegan a interpretar la muerte como un sueño eterno en el que no tendrán que volver a preocuparse ni a sufrir.

7. Habrá un momento en que moriré y diré “al fin soy feliz”

Esta expresión está haciendo referencia de manera directa a la incapacidad de ver que las cosas pueden ir a mejor y a la creencia de que no podrá volver a ser feliz.

8. No hay mayor mentira que la vida en sí

La decepción y tristeza para con la vida es algo visible en muchos intentos de suicidio, siendo la persona incapaz de percibir las cosas buenas que tiene vivir.

9. Podría morir ahora y nadie se daría cuenta

En esta frase el sujeto expresa que se siente poco importante y que no habría nadie que lamentase su pérdida, considerando que no hay nadie a quien verdaderamente le importe.

10. No te preocupes, estareis bien

A veces este tipo de frases puede hacerse a modo de despedida, indicando la esperanza de que pese al próximo intento de suicidio las personas que importan al sujeto podrán continuar con su vida y ser felices.

11. Ya no puedo más

La expresión de la falta de recursos para afrontar lo que venga es habitual y puede ser un indicativo de la existencia de pensamientos suicidas.

12. Cada día veo mi final más cerca

Un aviso de que el sujeto empieza a pensar seriamente en provocarse la muerte.

13. Pronto me reuniré contigo (en referencia a una persona muerta)

Esta frase puede ser un aviso serio de intento de suicidio, cuando el sujeto está haciendo referencia a una persona ya fallecida.

14. El mundo seguirá girando sin mí

Este tipo de discurso hace ver que el sujeto está considerando que su existencia no tiene ningún efecto sobre el mundo, siendo algo indiferente y prescindible.

15. Empiezo a estar mal otra vez

Esta frase puede tener doble lectura: En primer lugar puede ser suicida si estamos en un caso en que el sujeto haya sufrido grandes traumas o problemas, trasluciendo cierto cansancio. Otro caso en el que puede ser indicador de riesgo es en personas que ya han tenido intentos de suicidio previos, siendo en estos casos lo recomendado acudir a un hospital inmediatamente.

16. Estoy en el infierno

La percepción del mundo y la realidad como algo aversivo y hostil es habitual en muchos casos de autolisis.

17. Necesito morir

Una frase muy directa que deja ver más de lo que parece: no es solo que el sujeto esté haciendo referencia a la idea de morir sino que este no surge necesariamente de un deseo de morir en sí, pudiendo indicarnos que lo que de verdad quiere es evitar el sufrimiento.

18. Oigo voces que me dicen “hazlo”

Algunos trastornos mentales pueden influir en la aparición de pensamientos suicidas, siendo un ejemplo de ello la percepción de alucinaciones auditivas que favorecen o mandan al sujeto que se quite le vida.

19. Solo pienso en la fácil que sería morir

Este tipo de frases son especialmente preocupantes sobretodo si en ellas se percibe cierto anhelo.

20. Cuando muera al fin podré descansar

De nuevo, en este tipo de frases aparece la visión de la muerte como algo positivo que permitirá al sujeto dejar de sufrir, una visión distorsionada que debería ser foco de atención terapéutica.

21. Ya no puedo con los demonios que tengo en mi cabeza

Esta frase está generalmente asociada con el padecimiento de un trastorno mental crónico, especialmente cuando no son tratados y cursan con experiencias egodistónicas sobre las que no se tiene percepción de control.

22. Soy una carga

Este tipo de frases son habituales de aquellas personas que presentan algún tipo de dependencia y que se consideran un estorbo para su entorno.

23. Ya no tengo nada por lo que vivir

Este tipo de frases son frecuentes en aquellas personas que han sufrido grandes pérdidas (generalmente la muerte de seres queridos), ante el dolor causado por éstas y la falta de motivación por lo que pueda ofrecer la vida.

24. Simplemente voy a acelerar las cosas

Esta frase puede no parecer especialmente vinculada al suicidio, pero puede serlo cuando se asocia al padecimiento de alguna enfermedad terminal.

25. Perdoname por no tener el valor de continuar

En ocasiones quienes deciden quitarse la vida piden perdón a sus seres queridos de antemano, o bien a través de notas de suicidio. En ellas suele verse que el sujeto se considera incapaz de continuar y falto de valor para vivir.

26. Soy un cobarde, y como tal me iré

No es infrecuente que muchas de las personas que se suicidan presenten una autodevaluación considerable, considerándose inferiores y poco válidos.

27. Bienvenida otra vez amiga cuchilla, llevabas tiempo sin tocarme

Una de las formas más conocidas de intentar suicidarse es mediante cortes en las venas de la muñeca. Esta frase podría decirla una persona con intentos previos de suicidio por este medio, al planificar un nuevo intento.

28. No es para mí este mundo

El dolor y el sufrimiento, y la dificultad para hacerles frente, lleva a algunas personas a considerar que no merecen o no son capaces de vivir.

29. Siempre lo he hecho todo mal. Este será mi último error

La presencia de la consideración de no hacer nada bien, a veces potenciado por un entorno nocivo, puede generar un elevado nivel de sufrimiento que puede llevar al deseo de suicidarse.

30. En la muerte encontraré la paz

Esta frase refleja la creencia de una gran parte de las personas que deciden quitarse la vida.

31. Sé que las cosas nunca mejorarán.

La creencia de que no hay esperanza, de que nada nunca mejorará, es un elemento común de muchas personas que deciden suicidarse.

32. Ojalá puedan ver el amanecer después de esta larga noche. Yo, demasiado impaciente, me voy antes de aquí

Esta frase, la cual fue emitida por Stefan Zweig antes de su suicidio, expresa algo común en muchas notas de suicidio o avisos previos: la esperanza de que el resto puedan lograr ser felices.

33. Mi libro de cabecera es un revólver y quizá alguna vez al acostarme, en vez de apretar el interruptor de la luz, distraído, me equivoco y aprieto el gatillo

Frase de Jacques Rigaut en la que podemos ver como existe cierta ambivalencia entre el deseo de vivir y el de acabar con el sufrimiento, frecuente en los suicidas. Dicho autor finalmente acabó con su vida.

34. Haber nacido fue un error. Un error que pretendo corregir

Si bien no es habitual, este tipo de frases también es posible y especialmente cuando hay cierta ira o odio hacia sí mismo.

35. No estoy bien. Por dentro estoy destrozada. No sé si podré continuar

Otra frase que refleja el sufrimiento y la duda de si vale la pena seguir luchando que mantienen muchas personas. Asimismo en esta frase la persona en cuestión avisa de la existencia de un profundo dolor.

36. No quiero ser yo... quiero ser libre... necesito un remedio para curar este dolor ... sé que sonrío, pero hace tiempo que no soy feliz

Esta frase está extraída del contenido del diario de una adolescente que se suicidó en una institución psiquiátrica de Inglaterra, siendo dichos contenidos publicados posteriormente con el propósito de reflejar la angustia vivida.

37. Yo ya no puedo más. Mi vida no tiene luz ni esperanza

Frase procedente de la carta que escribió una mujer maltratada antes de quitarse la vida. Refleja el hastío y la pérdida de la esperanza de un futuro mejor.

38. Mi trabajo está hecho. ¿Por qué esperar?

La ausencia de un propósito o la sensación de haber terminado con el propio papel en la vida es lo que refleja esta frase, la cual escribió George Eastman antes de su suicidio.

39. El futuro es solo vejez y enfermedad y dolor. Adiós y gracias a ustedes por todo su amor. Debo tener paz y ésta es la única manera.

Esta frase fue escrita por James Whale antes de suicidarse. En ella vemos la presencia de falta expectativas hacia el futuro y algo que también es frecuente en quienes se quitan la vida: el agradecimiento hacia quienes les han querido y tratado bien.

40. Mi estado se ha deteriorado rápidamente y necesito irme pronto

Frases semejantes a ésta son propias de personas con enfermedades terminales, neurodegenerativas o extremadamente invalidantes que han querido terminar con su vida.

41. Todos los puentes están enamorados de un suicida

Frases como esta hacen referencia a uno de los métodos de suicidio más habituales: el de precipitarse al vacío desde gran altura.

42. Una noche más, una mañana más, un día más. Ya no puedo

La expectativa de que nada mejorará y que todos los días serán un suplicio es algo, como ya hemos comentado anteriormente, muy habitual en aquellos que se suicidan.

43. Pase lo que pase, sabed que os quiero

Una frase que dependiendo del contexto podría ser de despedida hacia los seres queridos, previamente a un intento de suicidio.

44. Ya no hago nada aquí

Una vez más, surge la sensación de que no hay nada que hacer en la vida.

45. Quiero que termine mi sufrimiento

Otra de las maneras de expresar desesperación.

46. Mi situación solo puede empeorar

La tristeza extrema va unida a la idea de que el futuro no será mejor, sino en todo caso peor.

47. Pronto os olvidaréis de mí

La desesperanza acerca de la huella que quedará en los demás también es típica de los síntomas depresivos vinculados a la ideación suicida.

48. Nadie puede ayudarme

Otra de las frases de suicidio en las que se expresa ese sentimiento de indefensión.

49. En poco tiempo desapareceré

Las referencias ambiguas a una desaparición son típicas de la ideación suicida.

50. Es como si ya estuviese muerto

Quien no ve una salida experimenta la vida como una simulación.