Los principales músculos de la respiración.

Respirar es uno de los procesos básicos que lleva a cabo nuestro organismo, y uno de los más fundamentales para sobrevivir.

Cada vez que inhalamos introducimos oxígeno en nuestro cuerpo, lo que permite la subsistencia de las células de nuestro cuerpo. A su vez con cada exhalación expulsamos residuos tales como el CO2, algo que permite limpiar el organismo de los restos de la actividad celular.

Pero el acto de respirar, aunque semiinconsciente (puede ser voluntariamente controlado aunque por lo general se lleva a cabo inconscientemente), requiere de una serie de movimientos musculares para poder producirse. Y son múltiples los músculos de la respiración que se movilizan para ello. A lo largo de este artículo vamos a ver cuáles son los músculos de la respiración, tanto los más relevantes como otros que aunque menos primordiales también tienen un papel en el proceso.

Principales músculos de la respiración

A continuación veremos los principales y más relevantes músculos que participan y permiten el proceso respiratorio. Si bien existen muchas maneras de clasificarlos en distintas categorías, en esta ocasión vamos a dividirlos en cuatro grupos principales.

1. Diafragma

El diafragma es uno de los músculos respiratorios principales y más importantes, además de estar entre los más conocidos.

Se trata de un músculo cilíndrico de tamaño relativamente grande, con una cúpula formada también por tejido tendinoso y que se encuentra situado por debajo de los pulmones y las costillas.

Este músculo, que separa torso de abdomen, es clave tanto en los procesos de inspiración como de expericación. Al contraerse desplaza las vísceras hacia abajo, dejando espacio y elevando la cavidad torácica de tal modo que permite que los pulmones se expandan.

2. Músculos intercostales

El segundo gran grupo de músculos que resultan fundamentales para la respiración son los intercostales, los cuales permiten el desplazamiento de la caja torácica que a su vez posibilita la expansión pulmonar. Podemos encontrar dos tipos de músculo intercostal.

2.1. Intercostal externo

Músculo que recubre la zona interna de de las costillas y que resulta en subgrupo muscular de mayor importancia a la hora de permitir la respiración. Es fundamental a la hora de poder inspirar, dado que son los que abren la caja torácica y permiten la expansión pulmonar.

2.2. Intercostal interno

Los músculos intercostales internos tienen una función predominantemente exhalatoria: su contracción provoca que las costillas bajen, volviendo a su posición inicial.

3. Músculos abdominales

Los músculos abdominales son una serie de músculos localizados en el abdomen y que participan activamente en el proceso respiratorio. Técnicamente no son tan imprescindibles a la hora de mantener una respiración inconsciente, pero participan activamente en la espiración voluntaria.

3.1. Oblicuos internos

Estos músculos se encuentran en la parte anterior y lateral del abdomen y tienen especial relevancia a la hora de permitir una respiración controlada conscientemente. Permite flexionar el tórax, haciendo que el diafragma se estire y facilitan la inspiración. También permite la realización de la espiración al mover hacia dentro la pared del vientre.

3.2. Oblicuos externos

Los oblicuos externos son los músculos que tenemos en la parte anterior y de manera lateral más externos, y pueden visualizarse alrededor del recto abdominal. Estos músculos cumplen con funciones semejantes a los de los oblicuos internos, favoreciendo la inspiración y participando en la espiración forzada o voluntaria.

3.3. Músculo recto abdominal

Uno de los músculos abdominales cuyo movimiento es más visible durante la respiración, se divide en diversas intersecciones separadas por tejido conjuntivo y se extiende desde el pubis la parte inferior de la caja torácica. Junto con los músculos oblicuos, tiran de las costillas inferiores hacia abajo y facilita la espiración. Permite comprimir la parte inferior del pecho.

3.4. Músculo transverso

El músculo transverso puede hallarse pegado al oblicuo interno. Se trata del músculo situado a más profundidad de entre los anchos del abdomen, y transcurre desde la columna a la línea alba y desde las costillas (se inserta en las costillas de la siete a la doce). Contribuye a comprimir las vísceras abdominales y la parte inferior del pecho, y participa en la respiración voluntaria tanto en la inspiración como especialmente en la espiración.

4. Músculos accesorios

Dentro del grupo de músculos accesorios incluimos el conjunto de músculos que si bien no son los principales responsables del movimiento respiratorio sí tienen un papel relevante en que esta se produzca. Incluiremos en él músculos que podrían considerarse parte del resto de grupos, pero que no resultan tan fundamentales.

De manera semejante a los abdominales, se movilizan generalmente durante el movimiento respiratorio forzado, y especialmente en situaciones como cuando hay dificultades respiratorios, toses o ejercicio físico intenso. A continuación veremos algunos de los más conocidos, si bien existen otros muchos implicados en mayor o menor medida en el proceso respiratorio.

4.1. Escalenos: anterior, medio y posterior

Los músculos escalenos son un conjunto de tres músculos (escaleno anterior, medio y posterior) situados a la altura del cuello y principios del torso. Van desde las vértebras cervicales a las dos primeras costillas y participan en la respiración al contribuir a elevar las dos primeras costillas, facilitando la inhalación voluntaria.

4.2. Esternocleidomastoideo

También situado en el cuello, aunque en la parte anterolateral. Contribuye a elevar y dilatar la caja torácica con su contracción, facilitando el movimiento de bombeo y siendo algo que puede facilitar la inhalación voluntaria en casos de extrema necesidad.

La retracción esternal suele emplearse en situaciones de emergencia, y de hecho en ocasiones es signo de problemas respiratorios.

4.3. Trapecios

Los trapecios son músculos que unen el hombre, la columna, la escápula y el cráneo, enlazándo estas zonas y permitiendo por ejemplo que los hombros se mantengan en la misma posición al llevar peso. Consta de tres partes: superior, medio e inferior. Participan en el movimiento inhalatorio voluntario, al elevar la caja torácica cuando se contrae.

4.4. Pectoral mayor

Situado en el tórax y formando una de las partes más visibles y potentes de la musculatura pectoral, este músculo también es uno de los accesorios en la respiración. Permite la inspiración mecánica, dado que al contraerse la caja torácica sube.

4.5. Pectoral menor

Situado por detrás del pectoral mayor, este músculo ayuda a elevar y rotar la escápula de tal modo que la aleja de las costillas. Ello permite y facilita la inhalación profunda y voluntaria.

4.6. Músculos serratos

Divididos en mayor, anterior y posterior, los músculos serratos, los cuales se encuentran en la parte torácica posterior del cuerpo y contribuyen a realizar la inspiración voluntaria. Participa también en la respiración profunda en grandes esfuerzos.

4.7. Músculos supracostales

Se trata de una docena de pequeños músculos que se sitúan entre las costillas, y que ayudan a elevarlas cuando se contraen y retraerlas cuando se relajan. Participan tanto en la inspiración como en la espiración.

Referencias bilbiográficas:

  • García-Talavera, I., Díaz Lobato, S, Bolado, P.R. y Villasante, C. (1992). Músculos respiratorios. Archivos de Bronconeumología, 28 (5). Madrid.
  • Roussos, C.S y Macklem, PT, (1982). The respiratory muscles. N. Engl.J. Med, 307: 786-797.