Un resumen sobre la vida de Harriet Martineau.

La historia está repleta de mujeres feministas que ya dieron sus primeros pasos en la lucha por los derechos de la mujer. Es el caso de Harriet Martineau, una escritora británica que además fue filósofa, activista social y socióloga. Harriet, además, defendió activamente el movimiento abolicionista, y luchó también por los derechos de los pobres y de los esclavos.

En este artículo veremos de forma resumida una biografía de Harriet Martineau: sus orígenes y estudios, su filosofía, trayectoria y la importancia de su obra.

Biografía de Harriet Martineau: ¿quién fue?

Harriet Martineau fue una escritora británica y feminista del siglo XIX, y también filósofa, activista social y socióloga, que se interesó mucho por la economía política. Además, es considerada por algunos expertos como la primera socióloga de la historia.

Fue una mujer que apoyó de forma muy activa el establecimiento de las leyes para los pobres, así como el movimiento abolicionista. Éste movimiento trataba de defender la anulación de leyes o costumbres consideradas atentatorias a los derechos de las personas y a la ética.

En cuanto a su ideología, Harriet era muy partidaria del “laissez-faire” (el “dejar hacer”, que implica abstenerse de una dirección o mandato), aunque también defendía el derecho a la huelga y a la sindicación.

Nacimiento y juventud

Harriet Martineau nació en Inglaterra el 12 de junio del 1802 (concretamente, en Norwick). Hija de hugonotes franceses (un tipo de protestantes), su padre era un negociante bien posicionado, por lo que ella recibió una muy buena educación.

Esta educación fue muy superior a la que recibían la mayoría de las mujeres de la época. Además de estudiar asignaturas como física, matemáticas, historia y astronomía, aprendió diversos idiomas.

Mujer de letras

Posteriormente, Harriet decidió estudiar filosofía y ciencias sociales. Con la muerte de su padre, en 1825, tuvo que empezar a trabajar bordando, pero se lo combinó con trabajos escribiendo en periódicos, a través de lo cual consiguió cierto prestigio. Por ejemplo, colaboró durante varios años en el periódico Daily News, donde escribió más de 1.000 artículos.

En 1832, con 30 años, elaboró una colección de 25 novelas, titulada Ilustraciones de economía política, donde presentó sus ideas y explicaciones en relación al consumo de la riqueza, su producción y distribución, además de las implicaciones que ésta tenía en las personas pobres.

Además, se interesó mucho por las obras de Jane Marcet (escritora y divulgadora científica inglesa), que hicieron que se interesara en la Economía Política. Este tema fue muy recurrente en su obra.

Su trabajo en sociología

Como ya hemos empezado a ver, entre los años 1819 y 1830, Harriet Martineau empezó a contribuir al campo de la sociología, publicando en diarios locales. Un hecho remarcable es que en 1821 publicó abiertamente en el diario Monthly Repository su rechazo al trato desigualitario recibido por las mujeres.

De esta forma, sus ideas feministas intentaban ensalzar los derechos y capacidades de las mujeres, y empezaron entonces a aflorar, a través de sus artículos, obras y publicaciones.

Su implicación en el feminismo

Se puede decir que Harriet Martineau fue una luchadora feminista, gran defensora de los derechos de la mujer. Entre sus consejos o ideas se incluían las de educar de forma equitativa a niñas y niños, alegando que sus capacidades intelectuales eran iguales.

De hecho, y por poner un ejemplo, en uno de sus artículos, titulado Educación de las Mujeres, explicaba que las “supuestas” diferencias entre mujeres y hombres se debían exclusivamente a la discriminación educativa a los que estaban sometidos. Para escribir dicho artículo se inspiró en Mary Wollstonecraft, también filósofa y escritora inglesa.

Otro ejemplo de sus ideas feministas lo encontramos en su defensa por la decisión de la mujer de no contraer matrimonio en caso de que así lo desee. Idea que además practicó, ya que nunca se casó.

Viajes

Harriet Martineau hizo importantes viajes que influyeron en su obra e ideología, además de proporcionarle una amplia experiencia en el ámbito del activismo social.

En 1834, Harriet viajó a Estados Unidos para apoyar el movimiento abolicionista, como vimos al principio del artículo. Ahí permaneció dos años, y dicha experiencia le impulsó a escribir el libro Sociedad en América, que consistía en un exhaustivo análisis de las estrategias sociales alrededor de la figura femenina, la esclavitud y la moral.

Otro de sus importantes viajes fue, años más tarde (en 1846), por el Oriente Próximo, Egipto y Tierra Santa. A raíz de las experiencias que vivió allí, en 1848 escribió un nuevo libro, titulado Vida oriental. Presente y pasado, donde especulaba sobre los tesoros ocultos bajo las arenas de aquellos lugares que visitó.

Obra

Algunas de las obras más importantes de Harriet Martineau fueron:

  • Illustrations of Political Economy, 1832-34
  • Poor Laws and Paupers, 1833
  • Illustrations of Taxation, 1834.
  • Society in America, 1837.
  • Letters on the Laws of Man's Nature and Development, 1851
  • The Philosophy of Comte, Freely translated and condensed, 1853
  • Autobiography, 1837.

Muerte

A la edad de 53 años, en 1855, Harriet enfermó gravemente, y se dispuso a escribir su Autobiografía, que sería editada un año después de su muerte (en 1877). En sus últimos días, Harriet siguió escribiendo en el diario Daily News, hasta que murió a la edad de 74 años, el 27 de junio de 1876 en Ambleside (Inglaterra).

Se dice que fue la propia Harriet quien escribió su obituario, publicado en el mismo Daily News, el día de su muerte.

Referencias bibliográficas:

  • Freedgood, E. (1995). Banishing Panic: Harriet Martineau and the Popularization of Political Economy. - Victorian Studies, Indiana University Press, 39(1): 33-53.

  • Martineau, H. (2005). How to Observe: Morals and Manners. Kessinger Publishing.

  • O’Brien, D. O. (1989). Los economistas clásicos. Madrid: Alianza Universidad.

  • Salazar, M. (2018). Harriet Martineau: Una revolucionaria de su tiempo. Qué es economía.