Una biografía de este psicólogo.

Joy Paul Guilford fue un psicólogo estadounidense, considerado por muchos uno de los mayores exponentes en análisis factorial a la hora de abordar el complejo campo de las diferencias individuales y la personalidad.

Es muy conocido por sus estudios psicométricos abordando la inteligencia y, de forma muy original, la creatividad. Su visión de la inteligencia era contraria a la de la mayoría de psicólogos de su momento, quienes la veían como algo unitario.

Supo valorar la diversidad humana, y trató de averiguar cómo ésta podía ser explicada. Además, sostuvo que los tests de CI tradicionales no sabían valorar de la forma más adecuada habilidades que no eran recurrentes dentro del ámbito escolar.

Hoy vamos a hablar de la vida y teoría de uno de los grandes pensadores del siglo XX a lo largo de esta breve biografía de Joy Paul Guilford, quien además tuvo una vida laboral caracterizada por trabajar en varias universidades y servir a su país durante la Segunda Guerra Mundial.

Biografía de Joy Paul Guilford

Joy Paul Guilford nació el 7 de marzo de 1897 en Marquette, Nebraska. Ya desde pequeño mostró interés por las diferencias individuales, observando cómo los miembros de su familia mostraban diferencias en diferentes habilidades. Cuando estaba a punto de graduarse en la Universidad de Nebraska, empezó a trabajar como ayudante en el departamento de psicología.

Mientras se graduaba en la Universidad de Cornell, entre los años 1919 y 1921, estudió bajo la dirección de Edward Titchener, persona a quien se le debe el mérito de haber fundado el primer laboratorio psicológico en los Estados Unidos. Mientras estuvo en esa universidad, Guilford administró cuestionarios de inteligencia a niños, además de trabajar como director en la clínica psicológica universitaria.

J. P. Guilford volvió a ir a trabajar a otra universidad entre los años 1927 y 1928, concretamente la de Kansas, pero cambió su empleo para finalmente llegar a ser contratado como profesor asociado en la universidad de su natal Nebraska, trabajando desde el 1928 hasta el 1940.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) trabajó en la Unidad de Investigación Psicológica de la Fuerza Aérea estadounidense, en la base aérea de Santa Ana, en California. Fue durante el conflicto empezó a trabajar en la Universidad del Sur de California, participando en un proyecto sobre aptitudes en los soldados. El objetivo era seleccionar aquellos que mejores habilidades tuvieran para manejar avionetas de combate.

Tras finalizar el conflicto continuó trabajando en California, continuando su investigación sobre cuestionarios de inteligencia. Además se centró en aspectos que tradicionalmente no se habían tratado con la debida importancia: el pensamiento divergente y la creatividad. Estuvo allí trabajando hasta que dejó la investigación universitaria en 1967. J. P. Guilford falleció el 26 de noviembre de 1987, en Los Ángeles, California.

Trabajo y teoría sobre la inteligencia

Ya desde bien joven, el mayor interés de Guilford fueron las diferencias individuales. Su trabajo se centró en cómo las personas eran diferentes tanto en aspectos relacionados con la inteligencia como con la creatividad.

Incluso a mediados del siglo XX se tenía una idea más o menos aceptada de que las diferencias en el rendimiento intelectual implicaban que hubiera personas con mejores y peores capacidades, y que características grupales como la raza, la etnia o el sexo influían en ello.

Dado que se tenía una visión de la inteligencia como algo unitario se llegó a considerar que aquella persona que puntuaba bajo en un cuestionario de CI simplemente no valía. Aunque esta visión pueda parecer muy exagerada, lo cierto es que no eran pocos investigadores quienes la defendían.

Guilford, más que ver las diferencias individuales como algo negativo, supo valorarlas y trató de observar qué mecanismos podían haber detrás que las explicaran. Además, trató de ver cómo la inteligencia humana se manifestaba.

Pensamiento divergente

Primeramente, en la década de los 50s, Guilford planteó la idea de la “inteligencia divergente”. Este concepto lo formuló al ver que las personas creativas tenían cierta tendencia a pensar de una forma que se salía de la norma o que se planteaban soluciones que no eran las que uno normalmente se esperaría para un mismo problema. De acuerdo a Guilford, las características que presentaba este tipo de pensamiento son las siguientes:

1. Fluidez

Capacidad de producir múltiples ideas o soluciones para un problema en un corto período de tiempo.

2. Flexibilidad

Habilidad de plantear diferentes enfoques para un problema concreto.

3. Originalidad

Poder producir nuevas ideas, algo distinto a lo que ya se conoce.

4. Elaboración

Aptitud de desarrollar, ampliar y presentar de forma interesante las ideas, sacándoles el máximo partido.

Críticas a los test de inteligencia

Según Guilford, los cuestionarios de CI tradicionales no favorecían al pensamiento divergente. Consideraba que se centraban únicamente en aquellas habilidades que eran útiles en el currículum escolar de la época. Dado que se primaban las capacidades numéricas y visuoespaciales antes que la creatividad, se podía dar la situación de que una persona fuera mala en matemáticas pero muy buena en dibujo artístico, pero que se la considerara poco inteligente.

Es por ello que durante los años que trabajó en la Universidad del Sur de California elaboró varios cuestionarios para poder medir las habilidades intelectuales de las personas creativas.

Sentando las bases de la inteligencia múltiple

Durante la primera mitad del siglo XX, se tenía la idea de que la inteligencia era algo unitario, que se puede definir con un único parámetro. Este era el concepto de la inteligencia que tenía Charles Spearman, mostrado con su idea del factor g o inteligencia general.

Guilford no opinaba igual, y consideraba que la inteligencia consistía en varias habilidades intelectuales que difieren de persona en persona. Partiendo de esta idea, propuso un modelo tridimensional o cúbico, en el cual explicaba con más detalle su visión de cómo estaba compuesta la inteligencia humana.

A continuación se explican las 3 dimensiones del modelo además de detallar sus componentes

Operaciones mentales

Esta dimensión originalmente solo tenía 5 componentes, dado que “Codificación” y “Recuerdo” constituían un solo factor, llamado “Memoria”.

1. Cognición

Entender, comprender, descubrir y ser consciente de la información.

2. Memoria

Incluye el codificar y recordar la información.

3. Producción divergente

Generar múltiples soluciones para un mismo problema.

4. Producción convergente

Deducir una sola solución para un problema.

5. Evaluación

La capacidad para juzgar si una respuesta/solución es apropiada, consistente y válida para el problema planteado.

Contenidos

Esta categoría contiene estos elementos:

1. Figurativos

Información que viene en forma de dibujos o que no es verbalizada. Incluye contenidos Auditivos y visuales.

2. Simbólicos

Símbolos que tienen significado: números, letras...

3. Semánticos

Información que es captada a través de las palabras y frases, tanto en modalidad oral, escrita o pensada.

4. Conductuales

Aquello que es interpretado del comportamiento en los demás. La dimensión de los contenidos originalmente tenía cuatro factores, pero en revisiones posteriores “figurativos”fue dividida en “auditivos” y “visuales.

Productivos

Estos contienen estos elementos:

1. Unidades

Representan los ítems de información más pequeños que se pueden captar.

2. Clases

Conjuntos de ítems que comparten atributos.

3. Relaciones

Son las conexiones entre los ítems, ya sea porque están asociados o son antagónicos.

4. Sistemas

Ítems organizados que interactúan entre ellos.

5. Transformaciones

Todos los cambios que sufre el conocimiento que se posee.

6. Implicaciones

Inferencias y predicciones que se pueden hacer en base al conocimiento que se posee.

Legado

Guilford, junto con Thurstone, fue uno de los primeros psicólogos en considerar que la idea de inteligencia no era un concepto unitario, es decir, que no se podía describir con una única puntuación, sino con teniéndose en cuenta varios factores que representaban cada uno de ellos conjuntos de habilidades interrelacionadas.

Hoy en día, gracias al desarrollo de ciencias que en tiempos de Guilford estaban poco elaboradas, como la psicología del desarrollo, la neurología y la inteligencia artificial, han demostrado que la inteligencia y, en términos generales, la mente está construida a partir de la interacción de varios módulos neurológicos relativamente independientes.

Con el paso del tiempo, las ideas de J. P. Guilford han sido revisadas y se han actualizado algunos de sus descubrimientos sobre la teoría de las inteligencias múltiples. Robert Sternberg y Howard Gardner son claros ejemplos de esta actualización. No obstante, nadie pone en duda que Guilford fue quien plantó la semilla sobre la idea de que la inteligencia es algo que presenta varios componentes, y que no todos somos inteligentes de la misma manera.

Referencias bibliográficas:

  • Guilford, J.P. (1967). Joy Paul Guilford. A history of psychology in autobiography. 5. 169-191.
  • Guilford, J.P. (1936) Psychometric Methods. New York, NY: McGraw-Hill.
  • Guilford, J.P. (1939) General psychology. New York, NY: D. Van Nostrand Company, Inc.
  • Guilford, J.P. (1950) Creativity, American Psychologist, Volume 5, Issue 9, 444–454.
  • Guilford, J.P. (1967). The Nature of Human Intelligence.
  • Guilford, J.P. & Hoepfner, R. (1971). The Analysis of Intelligence.
  • Guilford, J.P. (1982). Cognitive psychology's ambiguities: Some suggested remedies. Psychological Review, 89, 48–59.