Este psicólogo estadounidense aportó mucho al mundo de la psicometría.

David Wechsler es un viejo conocido de todos aquellos que hayan estudiado a nivel científico la inteligencia, desde disciplinas como la psicología o ramas o especializaciones como la neuropsicología o la neuropsiquiatría. No en vano es el autor de una de las más famosas y utilizadas baterías de evaluación de las capacidades cognitivas, las Escalas Wechsler de Inteligencia, tanto en su versión para adultos (WAIS) como en la infantil (WISC).

Estamos probablemente ante uno de los más reconocidos e importantes profesionales que investigaron y realizaron diversos estudios sobre la inteligencia y la capacidad cognitiva, y que transformaron dicha investigación en un material práctico que permitiera valorar el estado de los pacientes. A continuación veremos una breve biografía de David Wechsler.

La vida del creador de las Escalas Wechsler: biografía de David Wechsler

David Wechsler nació el día 12 de enero del año 1896 en la ciudad de Lespedi, en Rumanía, como el menor de siete hermanos. Procedía de una familia de origen judío, siendo hijo del profesor Moses S. Wechsler y la tendera Leah W. Pascal.

En 1902, cuando David tenía seis años, la familia Wechsler emigró a los Estados Unidos, concretamente a la ciudad de Nueva York. Nacionalizado en ese país, llevaría a cabo sus estudios primarios y secundarios.

Formación universitaria y Primera Guerra Mundial

Una vez acabada la secundaria iniciaría sus estudios universitarios en el City College of New York, de los cuales se graduaría en 1916. Posteriormente realizaría un máster en Psicología Experimental en la Universidad de Columbia, en 1917.

Tras ello y ante el estallido de la Primera Guerra Mundial, se alistó en el ejército, en el cual participaría como psicólogo. Inicialmente trabajó en Long Island, en el campamento Yaphank, siendole asignada la pasación de test de inteligencia general (concretamente los Army Alpha y Army Beta, los cuales pretendían ser utilizados para valorar la asignación de los reclutas como oficiales o soldados rasos) de cara a la selección de reclutas.

Realizaría las mismas labores en la división psicológica en Fort Logan, Texas,donde conocería y trabajaría con autores como Thorndike, Yerkes, Spearman o Pearson. Durante toda su experiencia militar empezaría a darse cuenta ya de que los tests empleados tenían serias limitaciones y sesgos (por ejemplo, no estaban adaptados para analfabetos o extranjeros, siendo lo verbal excesivamente importante).

También sirvió en Francia. Acabada la guerra, el ejército le otorgó una beca en 1918 para estudiar en la Universidad de Londres, donde se reencontraria con Pearson o Spearman.

Tras ello, en 1919 sería aceptado en la Universidad de París, en el que llevó a cabo investigaciones en psicología experimental sobre las variaciones de la conductividad eléctrica en la piel ante cambios emocionales junto a Piéron y Lapique, hasta 1922.

Ese mismo año volvió a los Estados Unidos, trabajando inicialmente en el Hospital Psiquiátrico de Boston para, meses después, trasladarse a Nueva York y entrar como psicólogo en el Bureau of Child Guidance, centro en el que observó y ejerció como psicólogo clínico hasta 1925. Ese año completó su investigación sobre la conducción eléctrica de la piel, doctorándose con ella por la Universidad de Columbia (habiendo siendo tutelado por Woodworth).

Vida postdoctoral y Segunda Guerra Mundial

Tras sacarse el doctorado pasaría los siguientes años, concretamente hasta 1932, ejerciendo como psicólogo clínico en la práctica privada, además de como secretario en la Corporación Psicológica de Nueva York (en la que introdujo un detector de mentiras en 1926). Sus investigaciones le hicieron ver que se sobreestimaba la magnitiud de las diferencias interpersonales en cuanto a capacidades cognitivas, así como que a partir de ciertas edades estas empiezan a declinar.

En 1932 le sería ofrecido el puesto de psicólogo jefe en el Hospital Psiquiátrico Bellevue, un puesto que mantendría hasta 1967. También seguiría en contacto con el Departamento de Psiquiatría y Neurología de la Universidad de Nueva York. Sus estudios fueron variados, pero la inteligencia seguiría siendo el tema que más interés le producía.

En 1934 se casó con Florence Felske, si bien semanas después de la boda ella murió en un accidente de tráfico. No volvería a casarse hasta 1939, año en que contraería matrimonio con Ruth Halpern (con la cual acabaría teniendo dos hijos).

El mismo año de este segundo matrimonio sería también el de un hito dentro de la psicología, la publicación de sus primeras escalas de inteligencia. Estamos hablando de las Wechsler-Bellevue Scale of Intelligence. Sin embargo, desafortunadamente también fue en ese mismo año en el que se daría inicio la Segunda Guerra Mundial.

Durante este segundo conflicto bélico sería nombrado asesor por el Secretario de Guerra de Estados Unidos. Su papel sería también relevante tras la guerra, elaborando y poniendo en marcha un programa de salud mental para los supervivientes del Holocausto en Chipre durante 1947 y trabajando con los veteranos de guerra. También visitó la Universidad Hebrea de Jerusalem, trabajando brevemente de profesor en 1967.

Otro aspecto destacable en que con el paso de los años fue elaborando diferentes tests, entre ellos el Wechsler Memory Scale, o los conocidos WAIS (Wechsler Adult Intelligence Scale), WISC (Wechsler Intelligence Scale for Children) o WPPSI (Wechsler Primary and Preschool Scale of Intelligence, para niños de preescolar) así como algunas de sus revisiones. Sus contribuciones fueron altamente respetadas y valoradas estando él con vida, recibiendo diferentes condecoraciones por ellas.

Muerte y legado

Wechsler falleció en su casa de Manhattan el 2 de mayo de 1981, en la ciudad de Nueva York. Su muerte se produjo a los 85 años de edad, dejando esposa, hijos y nietos. Sin embargo, su legado es amplio y sigue vigente en el día de hoy.

Sus estudios sobre la inteligencia y las escalas que creó han sido de gran utilidad para evaluar y valorar el estado cognitivo de los pacientes que manifiestan algún tipo de deterioro.

De hecho, aunque no suele emplearse la batería entera ya que ello implicaría un tiempo considerable, es habitual que muchas de las pruebas generadas para ella sean empleadas hoy en día en la evaluación de personas con quejas de memoria, para evaluar la capacidad cognitiva y ajustar las ayudas en caso de que sea necesarias (por ejemplo en el caso de necesidad de ayudas educativas en la escuela) o que presentan algún tipo de deterioro cognitivo (para evaluar deterioro generado por la edad o incluso observar alteraciones generadas por algún tipo de demencia).

Las pruebas como el WAIS y el WISC siguen realizándose periódicamente, mejorándose y actualizándose sus baremos pero conservando el nombre de su diseñador original, Wechsler.

Referencias bibliográficas:

  • Saxon, W. (1981). Dr.David Wechsler, 85, Author of Intelligence Tests. The New York Times.