¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¿Cómo es la autoexclusión para jugadores patológicos?

Así es como la autoexclusión se aplica en personas que sufren ludopatía.

Cómo es la autoexclusión para jugadores patológicos

La adicción al juego, también llamada “ludopatía” se caracteriza por la necesidad y la urgencia incontrolable de jugar, apostar o de participar en cualquier tipo de juego de azar que implique apuestas, tanto de manera física como online.

La popularización de los juegos de azar online, así como de casinos digitales y plataformas de apuestas deportivas en línea ha propiciado un auge sin precedentes en los casos de ludopatía en nuestro país, lo que constituye un verdadero problema de salud pública para la sociedad española.

Las masivas campañas publicitarias de estas nuevas modalidades de juego online, protagonizadas por famosos muy valorados y queridos por la gran mayoría de la sociedad, no ha hecho más que empeorar el problema de la ludopatía y favorecer que las personas con adicción sean cada vez más jóvenes.

Con el objetivo de superar un problema de ludopatía o adicción al juego existen muchas opciones y estrategias que podemos seguir; entre las más habituales se encuentra la consulta psicológica con un profesional experto en ludopatía, y también la autoexclusión aplicada en casos de juego patológico.

¿Qué es la autoexclusión para jugadores patológicos?

La autoexclusión para jugadores patológicos es un mecanismo legal al que cualquier persona adicta al juego puede acogerse con el objetivo de tener restringido el acceso físico y online a todo tipo de establecimientos donde se practica el juego.

Esto significa tener la entrada vetada tanto en casinos, bingos o casas de apuestas físicas como en todo tipo de plataformas online y webs destinadas a la práctica de los juegos de azar y las apuestas de todo tipo.

Ludopatía

La autoexclusión ha demostrado ser de gran utilidad para superar una adicción al juego y es uno de los requisitos indispensables que la mayoría de profesionales de la psicología exigen a sus pacientes antes de iniciar la terapia.

En definitiva, la autoexclusión es una herramienta basada en la estrategia psicológica del control de estímulos, consistente en asegurar que a la persona le será imposible apostar o llevar a cabo su conducta adictiva en ningún escenario posible.

La autoexclusión también es útil para lograr que la persona deje de apostar de manera compulsiva y salga del espiral autodestructivo de la ludopatía, mediante el cual los afectados acaban generando enormes deudas tanto con su propio dinero como con el de su familia.

Para lograr esta autoexclusión es necesario llevar a cabo una serie de pasos concretos, a continuación detallamos cómo funciona el proceso.

¿Cómo funciona el registro de autoexclusión?

Cualquier persona que quiera presentar su autoexclusión total del juego en cualquier establecimiento del Estado, puede hacerlo tanto de manera online como presencialmente en una gran cantidad de registros y oficinas.

Modalidad presencial

Para inscribirnos en una autoexclusión a nivel nacional es necesario presentar el formulario RGIAJ en los registros previstos en el artículo 16.4 Ley 39/2015.

Por Internet

Podemos realizarlo inscribiéndonos en la sede electrónica de la Dirección General de Ordenación del Juego.

Además de eso, también se puede enviar la solicitud una vez la hayamos rellenado utilizando la app móvil “DNIe autoprohibidos”, únicamente disponible para Android, de momento.

Por último, cabe destacar que también existe la posibilidad de autoexcluirse de casas de apuestas online concretas pidiendo información sobre el proceso o consultando en sus páginas web.

¿La autoexclusión es indefinida?

La autoexclusión de los establecimientos de apuestas dura oficialmente de manera indefinida; no obstante, la persona podrá darse de baja de dicho registro transcurridos 6 meses.

Esta medida afecta tanto a los registros nacionales como a los registros específicos de cada local y supone la posibilidad de que la persona pueda volver a apostar al cabo de 6 meses, algo que puede suponer una recaída en la adicción y la pérdida de todo el progreso logrado en terapia anteriormente.

Es por eso que, para evitar el alto riesgo de recaída que existe durante los primeros meses de la recuperación de un caso de ludopatía, se mantenga la autoexclusión de manera indefinida tanto en lugares físicos como en portales online.

¿Buscas tratamiento para las adicciones?

Si quieres empezar un proceso de terapia para superar el juego patológico, ponte en contacto con nosotros. En Llaurant la Llum nos especializamos en el tratamiento de las adicciones.

Artículos relacionados