“Estoy de los nervios”: la dieta mental para lograr la rutina del bienestar

Consejos y recomendaciones para abrazar un estilo de vida que potencie el bienestar emocional.

Javier Ares Arranz

Javier Ares Arranz

Estoy de los nervios

Hablando con distintos pacientes me he dado cuenta de que muchos han creado un mal clima a través de sus rutinas, haciendo así una especie de aura de mala energía que les rodea y solo les trae negatividad.

Si te ocurre lo mismo, me gustaría que te des cuenta de que tú puedes crear en ti una atracción a las buenas energías que te irán trayendo los diferentes circuitos del buen hacer. No esperes nada milagroso ni esotérico, es simplemente una rutina del bienestar.

Los factores del mal hacer

Empecemos hablando de los primeros factores del mal hacer. Son fáciles de identificar y todos ellos quedan descritos en las siguientes líneas en base a mi experiencia con pacientes y, cómo no, conmigo.

1. Mirar el móvil según nos levantamos

Esto solo nos genera negatividad. ¿Alguna vez te has preguntado qué sientes al despertar y ver una mala noticia? Eso es exactamente un poso que se queda en tu cerebro, y solo te trae malas vibraciones. Aunque creas que no, ahí se queda almacenado, y afecta a la liberación del "cuarteto de la felicidad" (endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina).

2. Ir con prisa a todos lados

Esto nos genera unos niveles de estrés y ansiedad muy altos. Has de entender que para ir sin prisas debemos crear rutinas con las que salir antes de casa. Por ello es importante no solo seguir la típica recomendación de “sal diez minutos antes de casa” sino repetirla durante más de un mes para así poderse hacer efectivo ese hábito.

3. Mantener contacto con gente indeseable

¿Por qué consumes telebasura? ¿Por qué dedicas gran parte de tu vida a leer por WhatsApp u otras redes sociales tipo Instagram contenidos de personas que no te aportan nada? Has de saber que mantener el contacto con ellos solo te va a generar negatividad, por lo que quiero que comprendas que en tu vida, y más importante aún, en tu mente, solo han de poder (y deber) entrar gente que te aporte.

Por los tiempos que corren, me da igual que la gente a la que prestes atención sea en persona o en digital, si ambas te generan negatividad, está claro: huye. Me lo agradecerás.

4. Militarizar todo lo que hacemos, Tener jerarquizado al milímetro nuestra vida

Levántate pronto, ve al gimnasio, dúchate, ve al trabajo, sal del trabajo y ve a hacer la compra, no puedes tardar más de X tiempo en cada tarea... ¡Ojo! Esto nos cansa mucho; el ir corriendo a todos lados marcándote una rutina insufrible no hace más que generar en ti una gran ansiedad y necesidad de marcarte objetivos imposibles.

Por ello, me gustaría que simplemente intentes vivir el día a día sin necesidad de tener que dar lo máximo en todo. Tan solo intenta que vaya fluyendo y que si a las 6:00 a.m. no te apetece entrenar no te sientas un monstruo, simplemente deberías hacer deporte a otra hora.

Aplicando la rutina del bienestar a tu día a día

Has de cuidar lo que hay en tu cabeza; imagina que dentro de ella hay un jardín interior, el cual ha de ser abonado y regado con los mejores materiales. Por ello ahora quería acabar hablando de los factores que sí favorecen el buen hacer.

1. Medita escuchándote

Meditar no solo es ponerte un audio enlatado de YouTube y "a vivir la vida". Puedes meditar simple y llanamente con tareas cotidianas. Fregando los platos, centrándote en las sensaciones de ese momento, en lo que estás sintiendo, y sobre todo en lo que vas sintiendo. Céntrate en la idea clave del Mindfulness: el aquí y ahora.

Meditar

2. Desarrolla hábitos del despertar

Es importante desarrollar una mini rutina para cuando abramos los ojos. Simplemente céntrate en no mirar el móvil hasta tiempo después, en meditar aunque sea cinco minutos, y en visualizar cómo va a ser tu día, viéndolo de forma positiva y resolviéndolo todo de manera satisfactoria.

3. Alimenta tu mente

Te puedo pedir que leas, te puedo pedir que veas películas, pero en esta ocasión te voy a pedir que en YouTube sigas canales interesantes con los que poder aprender a ser más fuerte psicológicamente.

4. ¡Muévete!

Importante, busca una actividad con la que te muevas y disfrutes. No busco que sufras haciendo pesas o que salgas a correr 10 kilómetros cada día, simplemente que hagas cosas que impliquen moverse y sudar un poco.

¿Qué beneficios tiene esto?, podrás liberar sustancias positivas para el organismo, además de cansarte y poder descansar mejor por la noche.

5. Agradece

Es simple, agradece a tu pareja como es, agradece a tu familia como son. Repartir buena energía nos trae buena energía.

¿Necesitas ayuda profesional?

Me llamo Javier Ares Arranz y soy Psicólogo especialista en Ansiedad.

Si quieres empezar un modelo de tratamiento adaptado a los tiempos que corren y personificado en base a tus características personales no dudes en contactar conmigo, son muchos los pacientes con los que he trabajado y han obtenido buenos resultados. ¡Invierte en ti! Tú eres tu mejor activo.

Javier Ares Arranz

Javier Ares Arranz

Psicólogo

Madrid

Terapia online

Ver perfil

Psicólogo General Sanitario con diferentes estudios de posgrado que avalan su especialización en Terapia Cognitivo Conductual y técnicas de Tercera Generación para el tratamiento de la depresión, los trastornos de ansiedad, terapia de pareja y habilidades sociales.

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales