La terapia perinatal es uno de los ámbitos de la psicología que en los últimos años ha ido ganando más popularidad.

Poco a poco, se va reconociendo que el embarazo y la maternidad es un proceso que va más allá de lo biológico y lo médico; se trata de un fenómeno con importantes implicaciones en lo psicológico, en lo bueno y en lo malo.

Y si bien muchas personas atraviesan esta etapa de manera totalmente autónoma y sin apenas molestias significativas, en algunos casos es importante poder contar con apoyo psicoterapéutico. Es por ello que en la actualidad, muchos profesionales se forman y se especializan en psicología perinatal.

A lo largo de este artículo veremos qué es la terapia perinatal y qué problemas se encarga de abordar, con tal de tener una visión global y resumida sobre este ámbito de trabajo con pacientes.

¿Qué entendemos por terapia perinatal?

La psicología perinatal es la rama de la psicología que se centra en el proceso de la materindad y la maternidad desde la frase previa a la concepción hasta el parto y el puerperio, es decir, las semanas inmediatamente posteriores al momento en el que se da a luz.

La terapia perinatal es la faceta aplicada de este ámbito profesional, aquella que se da directamente en el apoyo a pacientes, que pueden ser tanto hombres como mujeres. Esto último no debe sorprender, dado que la concepción y la gestación y crianza de un bebé en las primeras semanas es una etapa que afecta psicológica e incluso fisiológica y hormonalmente a ambos sexos, y es por ello que los psicólogos especializados en lo perinatal dan apoyo tanto a madres como a padres, en caso de que lo necesiten.

Problemas y necesidades psicológicas que aborda

Estos son los principales aspectos de la experiencia de la maternidad y la paternidad en los que se interviene a través de la terapia perinatal.

Se trata de aspectos de este proceso que pueden ser gestionados del mejor modo posible si se cuenta con profesionales que atiendan los aspectos emocionales, cognitivos y conductuales que tienen que ver con este, ya sea ayudando a desprenderse de creencias dañinas, apoyando en el afrontamiento de miedos y fuentes de ansiedad, aportando programas de aprendizaje de hábitos de vida adecuados para que todo vaya bien, etc.

1. Problemas se fertilidad

Los problemas para concebir forman parte de los fenómenos en los que interviene la terapia perinatal debido a su impacto psicológico a varios niveles, tanto en hombres como en mujeres.

Se ha comprobado que, estadísticamente, este tipo de dificultades van de la mano de desgaste en los niveles de autoestima, confusión acerca de cómo realizar planes de futuro, ansiedad ante la perspectiva de estar perdiendo oportunidades de tener un bebé, síntomas de tipo depresivos ligados al sentimiento de desesperanza, y con frecuencia incluso sentimientos de culpa.

Por supuesto, nada de esto significa que la existencia de obstáculos y contratiempos a la hora de tener un bebé tenga por qué producir problemas psicológicos significativos: cada persona es un mundo.

2. Experiencia del aborto

Si los problemas para tener un embarazo se transforman en un aborto, las consecuencias emocionales de esto acostumbran a ser aún más pronunciados. El duelo producido por la muerte de un bebé (nacido o por nacer) puede requerir terapia.

3. Vivencia de los cambios del embarazo

Algunas personas pueden experimentar malestar de tipo emocional debido a los cambios que tienen lugar en el propio cuerpo durante el embarazo. Estos problemas pueden ir de la no aceptación del propio cuerpo, a la sensación de no reconocer como propio el cuerpo que se tiene, dado que este presenta una serie de transformaciones significativas en poco tiempo.

4. Expectativas en relación al parto

Es relativamente común desarrollar una serie de temores relacionados con el momento del parto cuando este aún no se ha producido; a fin de cuentas, no deja de ser una situación delicada desde el punto de vista de la medicina, y además va asociada a un cierto nivel de molestias y dolor. Esto puede afectar tanto a la persona que va a adar a luz como a la pareja de esta.

5. Experiencia de la lactancia

La manera de gestionar la alimentación del bebé a través de la leche materna puede dar paso a dudas, miedos e inseguridades acerca de qué es lo mejor, todo ello con la presión que supone estar decidiendo en algo que afecta al desarrollo del bebé. Disponer de apoyo psicológico, así como de información experta sobre el tema, resulta de gran ayuda.

6. Relación con el bebé en la fase de puerperio

La relación entre los padres y madres y el bebé empieza incluso antes de que se produzca el nacimiento, a través del tacto y de los sonidos, pero adquiere una nueva dimensión una vez ha ocurrido el parto. En estas primeras semanas es importante desarrollar un vínculo adecuado con el bebé favoreciendo dinámicas de apego sanas, algo que resulta más sencillo con el asesoramiento y apoyo de los psicólogos en terapia perinatal.

¿Te interesa contar apoyo ante la maternidad o la paternidad?

Avance Psicólogos

Si te interesa disponer de asistencia profesional a través de servicios de terapia perinatal, ponte en contacto con nosotros. En Avance Psicólogos nos avalan dos décadas de trayectoria en la atención a pacientes, y atendemos tanto en nuestro centro situado en Madrid como a través de terapia online por videollamada. En esta página encontrarás más información sobre nosotros.

Referencias bibliográficas:

  • Batool Hasanpoor-Azghdy, S.; Simbar, M. & Vedadhir, A. (2014). The emotional-psychological consequences of infertility among infertile women seeking treatment: Results of a qualitative study. 12(2): pp. 131 - 138.
  • Cantero, M.J. & Lafuente, M.J. (2010). Vinculaciones afectivas: apego, amistad y amor. Madrid: Ediciones Pirámide.
  • Cantón, J. & Cortés, M.R. (2003). El apego del niño a sus cuidadores: evaluación, antecedentes y consecuencias para el desarrollo. Editorial: Madrid: Alianza.
  • deMause, L. (1982). Foundations of Psychohistory.Creative Roots, Nueva York.
  • Janus, L. (1997). The Enduring Effects of Prenatal Experience. Northvale: Jason Aronson, Inc.
  • Maret, S. (2009), Introduction to Prenatal Psychology. Bury St Edmunds: Church Gate Books.