Las 8 funciones de la psicología en los cuidados paliativos

Estas son las funciones que realizan los profesionales de la psicología en los cuidados paliativos.

Las funciones de la psicología en los cuidados paliativos

Entendemos como cuidados paliativos todas aquellas estrategias terapéuticas que se aplican en la persona que presenta una enfermedad grave o terminal, como puede ser el cáncer, para que se sientan mejor y la enfermedad les afecte lo mínimo posible.

Este tipo de cuidados son globales, activos, continuados y tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas que se encuentra en una situación difícil, su salud tanto física como psicológica, asegurar su dignidad, autonomía y también prevenir o tratar efectos secundarios derivados de la enfermedad.

Así pues, además de tratar problemas médicos y físicos, los cuidados paliativos también sirven para abordar todo tipo de problemas emocionales, psicológicos, sociales o espirituales que la persona pueda presentar. En definitiva, toda fuente de malestar que pueda presentar la persona y que se vea agravada por la situación de enfermedad severa.

Es precisamente en el ámbito de los problemas emocionales donde la psicología de los cuidados paliativos puede servir de gran ayuda a cualquier persona enferma y contribuir notablemente a mejorar su estado emocional, así como a dar apoyo y asistencia a sus familiares e incluso al personal sanitario que la atiende.

¿Cuáles son las principales funciones de la psicología en los cuidados paliativos?

Tanto en sus vertientes de investigación y de psicología aplicada en el contexto clínico, la psicología de los cuidados paliativos despliega varias funciones que tienen como objetivo repercutir positivamente tanto en aspectos subjetivos (como por ejemplo el estado de ánimo y el modo en el que se interpreta y se percibe lo que está ocurriendo) como en aspectos objetivos (como el modo en el que pacientes, familiares y personal sanitario se relacionan entre ellos y con su entorno). En este sentido, aquí encontrarás un resumen de las principales áreas de trabajo abordadas desde la psicología de los cuidados paliativos.

1. Apoyo familiar

Como se ha indicado, los cuidados paliativos son una estrategia de intervención global, activa y multidisciplinar tanto de la persona que está sufriendo como de la gente que está a su alrededor pasando por un proceso emocional parecido.

Psicólogos de los cuidados paliativos

El apoyo a los familiares de una persona enferma resulta de gran importancia para su salud mental, y también física, algo que generalmente no se tiene demasiado en cuenta en nuestra sociedad, aunque cada vez vemos más avances en ese sentido.

Uno de los cometidos principales de los psicólogos en el ámbito de los cuidados paliativos es el de acompañar y dar apoyo a familiares que están pasando por un duelo intenso, un duelo que empieza siempre antes de la muerte del familiar.

2. Adaptarse a las necesidades del paciente

Una intervención individualizada y adaptada en todo momento al paciente que se está tratando es esencial en cualquier proceso de cuidados paliativos desde el ámbito de la psicología.

El psicólogo profesional está cualificado para adaptarse en todo momento a variables esenciales como la edad o las capacidades cognitivas de la persona atendida (esencial en casos de demencias y trastornos neurodegenerativos como por ejemplo el Alzheimer).

3. Ayudar a identificar emociones

El apoyo emocional es una de las áreas clave de los cuidados paliativos desde la perspectiva psicológica, y en especial el apoyo en la gestión de los aspectos subjetivos en la toma de conciencia de la muerte (tanto la mortalidad de uno mismo como la de los seres queridos).

Este apoyo se realiza en primer lugar aprendiendo a identificar las emociones que la persona tiene, poniendo nombre a cada una de ellas y facilitando su expresión con el terapeuta, para su posterior análisis.

4. Entrenar el control emocional

Una vez identificadas las emociones que tiene la persona es esencial enseñar diversas estrategias y herramientas útiles para regularlas, algo que influirá muy positivamente en la salud mental de la persona.

En este apartado también es importante entrenar el control de todo tipo de pensamientos y conductas que puedan dañar de alguna manera a la persona que las parece o bien a su entorno.

5. Identificar en todo momento las prioridades del enfermo

Ayudar a identificar desde el principio las prioridades de la persona que está atravesando una enfermedad es esencial para brindarle un apoyo lo más adecuado e individualizado posible.

Eso se consigue habitualmente mediante un proceso de terapia psicológica en forma de charla que consiste en brindar las herramientas y estrategias más útiles para que la persona consiga poner en palabras sus prioridades, necesidades, miedos o inquietudes frente a la muerte.

6. Apoyo emocional

El apoyo emocional que brinda un psicólogo experto en cuidados paliativos también es uno de los puntos importantes en este tipo de intervención, que se centra habitualmente en tratar cualquier alteración psicológica que pueda presentar la persona enferma.

Son muchas las alteraciones que se abordan desde la psicología, entre las más habituales podemos encontrar la ansiedad, los casos de depresión, el estrés, la hostilidad o la claudicación emocional.

Para tratar con éxito cualquiera de estas alteraciones es necesario, como profesionales, contar con un extenso repertorio de habilidades sociales, entre las que destacan la empatía, la escucha activa, las herramientas básicas de comunicación, la no asunción de nada que no diga la persona. Y todo ello debe hacerse evitando dar falsas esperanzas.

7. Detectar dinámicas de relación dañinas

Detectar dinámicas de apoyo emocional dañinas entre familiares (aunque sean bienintencionadas) también es una de las labores esenciales entre los profesionales de la psicología.

Así mismo, también resulta de gran importancia proponer otros comportamientos más beneficiosos o constructivos que sustituyan dichas dinámicas negativas de apoyo emocional.

8. Trabajo multidisciplinar

Debemos tener en cuenta que los cuidados paliativos siempre se ponen en práctica desde una estrategia multidisciplinar en la que intervienen profesionales sanitarios como los médicos, los psicólogos, los enfermeros o los fisioterapeutas.

La labor del psicólogo en este tipo de intervención es también la de comunicar aspectos importantes sobre el estado del paciente al resto de profesionales de la salud de las unidades de cuidados paliativos y mantener un estrecho contacto profesional. Del mismo modo, se debe informar al resto del equipo sanitario de aspectos relevantes de tipo sociocultural, espiritual o religioso que se hayan detectado en la persona enferma o en sus familiares, algo relevante para la elaboración del duelo mediante hechos simbólicos y rituales.

La Universidad Europea es una institución con más de 10 años de trayectoria formando a profesionales, tanto en el ámbito de la Psicología y las Ciencias del Comportamiento como en muchas otras áreas de actividad. La Facultad de Ciencias Biomédicas y de la Salud ofrece tato el Grado en Psicología y el Máster de Psicología General Sanitaria como programas de máster y posgrado en ámbitos de conocimiento ligadas al mundo de la salud mental, la neuropsicología y las neurociencias, o la gestión de equipos y la intervención en empresas, todo ello desde un enfoque que pone énfasis en la práctica.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados