Que las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo en el que vivimos es algo innegable, y ya nadie se cuestiona que aportan multitud de herramientas novedosas a todos los ámbitos.

Estamos más conectados, compartimos información consciente e inconscientemente, y toda esa información permite que diferentes personas en varias partes del mundo trabajen para los mismos proyectos y colaboren para que los conocimientos se difundan.

En el ámbito de la salud, en concreto, esto se traduce en proyectos internacionales de investigación e intervención, en ideas de programas y formas de trabajo que se importan de unas zonas a otras, en herramientas que se crean para facilitar la divulgación de hábitos saludables y el conocimiento a la población, y miles de datos que se utilizan para intentar conocer mejor los hábitos reales de las personas y predecir posibles incidencias (enfermedades, comportamientos, etc.).

El desarrollo tecnológico como potencial para la salud mental

La salud mental sigue siendo aún un tema tabú a muchos niveles y, a menudo, cuesta que entre en estos ámbitos de la tecnología en los que la privacidad parece verse comprometida. Sin embargo, la tecnología tiene también mucho que aportar en salud mental, igual que en el resto de ámbitos de la salud.

Cada vez más profesionales van en la línea de aprovechar las oportunidades que la tecnología nos brinda para mejorar la investigación, la intervención y la divulgación en salud mental. Así se ha podido comprobar en el pasado IV Congreso Nacional de Psicología, en el que se reservaron múltiples ponencias y mesas redondas alrededor de las aplicaciones móviles, herramientas de gestión y seguimiento de pacientes, herramientas de intervención, análisis de información mediante big data... Abriendo la puerta a nuevas formas de trabajo para los profesionales de la salud mental.

El I Congreso Iberoamericano en Ciberpsicología

Dentro de este marco, y aprovechando las oportunidades que nos brinda estar mundialmente conectados, este año se ha celebrado el I Congreso Iberoamericano en Ciberpsicología, en el que profesionales de diferentes países tratan sobre la psicología en la era de la comunicación. Algunos de los temas abordados han sido la terapia online, las intervenciones basadas en Internet para tratamientos de depresión, el uso de tecnología para tratamiento de adicciones, las plataformas para profesionales de la salud mental, o las nuevas problemáticas derivadas de una sociedad digital, entre otros.

El principal objetivo del congreso es acercar a los profesionales de la salud mental el estado de la cuestión en este área aún tan poco conocida. El Congreso tuvo lugar entre los días 11 y 15 de noviembre en streaming.

Aquí ya hemos hablado en varias ocasiones de la herramienta para la gestión de centros de atención psicológica PsicoReg. Con motivo de este Congreso, el 19 de noviembre a las 15:30 se realizaró un workshop en el que se presentó dicha plataforma en detalle. Creemos que la presentación es de gran interés para los psicólogos que nos leeis, así que aquí está disponible buena parte de esta: