La gestión de personas es un elemento clave en el éxito de una empresa, y los individuos que se encuentran en cargos superiores tienen un rol importante en la marcha de ésta y cómo un equipo de trabajo se siente y rinde.

Sin embargo, existen muchos tipos de liderazgo, y cada uno de ellos tiene sus peculiaridades, sus pros y sus contras. Algunos funcionan y encajan mejor en unos contextos y otros en contextos diferentes. En este artículo hablaremos de un tipo de liderazgo que ha dado mucho de qué hablar en los últimos tiempos: el liderazgo carismático.

Tipos de liderazgo

Cada persona es un mundo, y a la hora de relacionarnos con los demás todos tenemos nuestra forma de comportarnos. Según afirman los expertos, existen distintos tipos de liderazgo. Los más importantes son los siguientes:

  • Laissez-faire: Este tipo de liderazgo también recibe el nombre de liderazgo delegativo. Es un estilo en el que los empleados suelen tener una gran libertad, y el líder solamente interviene cuando es necesario.
  • Autocrático: Es un estilo de liderazgo en el que el líder tiene un gran poder. Es un liderazgo directivo y todas las decisiones las toma él. Si quieres saber más sobre sus ventajas e inconvenientes, puedes leer nuestro artículo “Liderazgo autocrático (o autoritario): ventajas y desventajas”.
  • Democrático: También conocido como líder participativo, porque involucra a los subordinados en la toma de decisiones.
  • Transaccional: Un estilo de liderazgo orientado a los resultados. Ideal para los equipos comerciales.
  • Transformational: También conocido como carismático, motiva y hace que los miembros de un equipo vayan en una misma dirección.
En este artículo profundizaremos en el liderazgo carismático, si quieres saber más sobre los otros, puedes leer nuestro artículo “Tipos de Liderazgo: Las 5 clases de líder más habituales

Características del liderazgo carismático

Los líderes carismáticos tienen una gran capacidad de influencia sobre sus subordinados y otros individuos, y establecen dinámicas de trabajo en las que todos salen ganando. Se llaman líderes carismáticos porque tienen un carisma excepcional y se preocupan por mantenerse fieles a sus seguidores. Algunos de los valores más destacados de estos líderes es la honestidad, el altruismo o la ética.

Ahora bien, ¿qué hace que estos líderes sean diferentes y extremadamente valorados en la actualidad? ¿Cuáles son sus principales características? En la siguientes líneas te lo explicamos.

1. Conectan con las emociones de los subordinados

Si algo caracteriza a este estilo de liderazgo es la conexión emocional que existe entre los superiores y los subordinados. A pesar de la tensión y la competitividad que puede encontrarse en el mundo laboral, estos líderes crean cercanía con sus subordinados, pues se preocupan por sus necesidades. Éstos se convierten en sus seguidores sin necesidad de imponer nada.

2. Comunicación

Los líderes carismáticos poseen habilidades sociales excepciones y también habilidades de comunicación. De esta manera consiguen conectar con los subordinados, que se sienten valorados y respetados. Esto también es clave para motivar a los trabajadores, y los estudios sugieren que el liderazgo carismático ayuda a reducir los niveles de de estrés de los empleados, mejora su bienestar y hace que estos se sientan parte de la organización.

3. Autoconfianza

Para que los demás nos respeten, debemos confiar en nosotros mismos. Estos líderes gozan de una alta autoconfianza y seguridad por lo que son capaces de dialogar con los demás de manera calmada. Los demás perciben esa autoconfianza, algo que resulta muy atractivo en las relaciones interpersonales.

4. Motivación

Los líderes carismáticos hacen que los trabajadores se sientan bien en la empresa y alineados con los valores y los objetivos de la organización, por lo que los trabajadores se mantienen motivados, y sacan lo mejor de si mismos, aumentando de esta manera su rendimiento y el de la compañía.

5. Escucha activa

La escucha activa es una característica de los líderes carismáticos, que no solo oyen a los trabajadores sino que permiten que expresen sus inquietudes. Los líderes carismáticos prestan atención a las necesidades de los trabajadores y sus inquietudes, porque entienden que los trabajadores felices son más eficientes.

6. Creatividad

Los líderes carismáticos son personas creativas, que suelen tener una visión más allá de los límites y los miedos. Por eso lideran el camino de sus seguidores y son capaces de influir en ellos. Cuando surge un problema, entienden que deben solucionarlo y lo afrontan. Ven en las crisis oportunidades para crecer. Además, este tipo de liderazgo fomenta la creatividad de sus empleados.

7. Visión

Estos líderes encajan perfectamente en el entorno cambiante porque tienen una gran visión de futuro y aportan estabilidad a las empresas. Al ser creativos, también encuentran soluciones incluso en situaciones de transformación. Son líderes que motivan e inspiran a otros, y empoderan a los empleados frente al cambio. Un estudio de Universum reveló que el 41 por ciento de los gerentes encuestados buscaban para sus empresas líder con capacidad de empoderar a los empleados.

El éxito de este tipo de liderazgo se debe a su visión de futuro y a que son capaces de comunicarlo.

8. Determinación

Tener la visión es algo que muchas veces puede surgir en la mente de muchas personas, pero no todo el mundo pasa del pensamiento a la acción. Los líderes carismáticos poseen una gran capacidad de determinación, establecen objetivos específicos y trabajan para lograrlos junto con el equipo.

La personalidad carismática

Además de estas características específicas de los líderes, las personas carismáticas presentan una serie de rasgos y hábitos. Si quieres conocerlos, puedes leer nuestro artículo “Personalidad carismática: 14 rasgos y hábitos de los individuos únicos”.