Beneficios de tratar la adicción a la cocaína en un centro especializado en adicciones

Las ventajas de tratar la adicción a la cocaína en centros especializados en estas patologías.

Beneficios de tratar la adicción a la cocaína en un centro especializado en adicciones

La adicción a la cocaína es uno de los trastornos adictivos más prevalentes en las sociedades occidentales, dado que esta sustancia está entre las drogas ilegales que se consumen con mayor frecuencia en países como España, donde además tiene una de sus principales vías de entrada a Europa.

Su popularidad es tal que a pesar de comprarse y venderse en la clandestinidad, goza de un cierto nivel de aceptación y normalización en muchos ámbitos sociales y su presencia es común casi en todos los segmentos socioeconómicos.

Pero este proceso de normalización no debe llevar a engaño: los efectos de esta sustancia psicoestimulante son muy dañinos para la salud física y mental, por lo que ante las primeras señales de adicción es fundamental buscar ayuda profesional cuanto antes. En este sentido, aquí haremos un repaso a los principales beneficios de tratar la adicción a la cocaína en un centro especializado en las adicciones, el tipo de centro de salud mejor dotado para intervenir en estos casos.

¿Por qué ante la cocaína es importante acudir a centros especializados en las adicciones?

A continuación presentamos los principales beneficios que existen al tratar la adicción a la cocaína en un centro o clínica especializada en adicciones químicas.

1. Posibilidad de contar con profesionales especializados

El primer beneficio que encontramos al tratar una adicción a la cocaína en un centro específico para tal efecto, tanto en la modalidad de tratamiento residencial, como en la de sesiones de terapia periódicas, es poder contar con profesionales de todo tipo especializados en nuestro problema.

Su tratamiento debe ser global y metódico, realizado en todo momento por profesionales especializados que puedan tener un control total de la persona adicta durante el proceso. La adicción a la cocaína no es un “problema de salud” en abstracto, sino una patología con sus propias particularidades y sobre la cual se lleva investigando de manera específica durante décadas.

Es por eso que resulta tan recomendable tratar los casos de adicción a la cocaína en centros de desintoxicación especializados en adicciones, donde trabajan conjuntamente profesionales con años de experiencia en aplicar las mejores terapias de eficacia probada.

La intervención en este tipo de centros está realizada habitualmente de manera conjunta por profesionales multidisciplinares que atenderán de manera totalmente individualizada y adaptada a las necesidades del cliente cualquiera de sus necesidades o carencias.

2. Posibilidad de tener acceso al ingreso

El ingreso en un centro especializado en adicciones es una de las modalidades de tratamiento más eficaces que existen en casos de adicción a la cocaína, así como en cualquier tipo de adicción química o asociada al consumo de sustancias.

El ingreso permite a cualquier persona con problemas de adicción desconectar de las rutinas que mantenían viva la adicción e incorporar de manera progresiva todo tipo de hábitos saludables y nuevas rutinas que le permitan superar la adicción poco a poco, en el marco de un contexto supervisado, diseñado para cubrir las necesidades específicas de las personas con adicción, y en el que hay apoyo constante.

El ingreso también es una herramienta esencial para desvincular a la persona del entorno físico y social en el que vivía anteriormente y que le ayudaba a seguir manteniendo la conducta adictiva; es decir, todos aquellos contactos y entornos que ejercían una mala influencia en él al ofrecer incentivos constantes para seguir consumiendo.

3. Aprendizaje de rutinas con potencial terapéutico

Acudir a un centro especializado en adicciones nos permite también, sobre todo en la modalidad de tratamiento residencial, adquirir una serie de actividades con potencial terapéutico, estimulantes y motivadores que ayudan a superar la adicción.

Estas habilidades, actividades o hábitos son enseñadas por parte de los profesionales del centro, donde podremos entrenarlos diariamente hasta incorporarlos diariamente a nuestra vida cotidiana fuera del centro. Ofrecen una vía de transición hacia un estilo de vida en el que la droga ha dejado de ser la principal fuente de motivación, ofreciendo elementos motivacionales que no se basan en evitar el malestar (la abstinencia) sino en impulsar el propio desarrollo personal: aprender un deporte, implicarse en actividades artísticas, etc.

4. Permite involucrar a los familiares

En los centros de desintoxicación es habitual que los profesionales trabajen de manera cercana con los familiares de la persona que presenta la adicción, para lograr un proceso de desintoxicación mucho más global y profundo.

Los protocolos de comunicación aplicados en este tipo de centros involucran a los familiares para que también puedan ayudar y poner de su parte desde casa con su ser querido que pueda presentar casos de adicción.

Las familias del paciente reciben también una serie de pautas de comportamiento y hábitos de conducta diaria con los que pueden ayudar a la persona adicta a superar su adicción a nivel cotidiano.

5. Posibilidad de establecer amistades y vínculos sociales

Si así se desea, en los centro de desintoxicación profesionales es posible conocer otros pacientes con problemas similares, con los cuales podemos establecer relaciones de amistad y vínculos afectivos duraderos.

Las amistades que se establecen durante un proceso de deshabituación y desintoxicación a las drogas pueden darse tanto en la modalidad de tratamiento residencial o bien mediante la de terapia psicológica de grupo.

Estos vínculos entre personas que cuentan con un mismo problema en sus vidas suelen acabar siendo muy profundos y significativos, e independientemente de si acaban generando amistades duraderas, ofrecen un contexto de motivación mutua y exposición a ejemplos en los que verse reflejados y consejos.

6. Posibilidad de acceder a un tratamiento médico y psicoterapéutico

Otro de los beneficios que ofrece el tratamiento especializado en adicción a la cocaína es la posibilidad de recibir una intervención mixta tanto en el ámbito médico/psiquiátrico como desde la psicoterapia clásica.

Esta intervención desde la doble vía ofrece una mayor probabilidad de éxito, ya que el profesional aborda la problemática de su cliente de la forma más global e integradora posible, aplicando en todo momento terapias actualizadas y basadas en la evidencia científica.

7. Beneficios de la terapia de grupo

En un centro de desintoxicación a las drogas especializado en cocaína también podremos tener acceso a acudir a terapia de grupo con otros pacientes con el mismo problema que nosotros y dirigida por un profesional cualificado.

La terapia de grupo ha demostrado con creces su éxito en casos de adicción y algunos de los beneficios que esta ofrece son: la posibilidad de aprender técnicas y pautas de todo tipo de otros pacientes, de tomar como modelo o ejemplo de inspiración a otras personas con nuestro mismo problema y el establecimiento de vínculos sociales y afectivos que propicien un efecto terapéutico en cada uno de los miembros del grupo.

¿Buscas tratamiento para las adicciones?

En Centro terapéutico Liberadict estaremos encantados de atender tu caso. Podemos ayudarte a través del tratamiento residencial o a través del servicio de asistencia ambulatoria.

Artículos relacionados