Pixabay

El GHB (o ácido gammahidroxibutírico) a menudo se conoce con el nombre de éxtasis líquido, aunque no tiene nada que ver con el éxtasis (o MDMA) ni con otras sustancias análogas a las anfetaminas.

¿Qué es el GHB?

Esta droga, empleada por violadores, es un depresor del sistema nervioso central (SNC) que fue usado durante los años sesenta como anestésico. Sin embargo, el GHB fue retirado del mercado farmacéutico debido a sus efectos secundarios. Actualmente se utiliza en el tratamiento de algunas enfermedades como la narcolepsia.

El GHB tiene efectos impredecibles en cada persona y por lo general son eufóricos (en dosis bajas) y sedativos (dosis altas), que hacen que esta sustancia sea sumamente peligrosa. Debido a sus características,se usa para llevar a cabo robos o agresiones sexuales, al igual que el Rohypnol o la Burundanga (escopolamina), ya que anula la voluntad de la personas y la convierte en una persona indefensa.

Generalmente, el GHB se presenta en forma de polvo blanco o líquido incoloro e inodoro, con un sabor ligeramente salado, y se distribuye en el mercado ilegal en ampollas pequeñas o viales que a menudo se mezclan con alguna bebida. La mezcla con alcohol es muy peligrosa. La principal complicación del consumo de GHB es la intoxicación aguda. Durante los últimos años se han registrado bastantes casos de coma, y también muertes por su uso.

El uso de esta droga para cometer violaciones

Tanto el GHB como el Rohipnol o la Escopolamina se usan para facilitar las violaciones realizadas durante una cita o para “drogar” a la víctima en la discoteca y después abusar de ella cuando la sustancia hace su efecto. Ya que el GHB es una sustancia incolora e inodora, es fácilmente vertida en la bebida de la víctima y consumida sin que ésta la perciba. Cuando la droga hace su efecto, incapacita a la víctima e impide que se defienda del ataque sexual. En la actualidad se conoce al GHB como “viola fácil”.

Por lo tanto, el propósito del delincuente sexual es sedación de la persona de la que va a abusar sexualmente, para disminuir su resistencia o provocar la pérdida total de conciencia de la víctima. Ya que el GHB tiene una vida corta, es difícil encontrar restos en una muestra de orina si ha pasado más de un día. Las victimas frecuentemente suelen denunciar pasado ese periodo, ya que se sienten avergonzadas y, en ocasiones, culpables de lo sucedido.

Efectos del GHB

El GHB es un depresor del sistema nervioso central y se toma por vía oral. Los efectos se inician unos 15 minutos después de la ingesta y duran de 1 a 3 horas. Como ocurre con el alcohol, dependiendo de la dosis produce diferentes efectos.

En estado sólido, con dosis bajas-medias (1-2g) predomina el efecto empático, la euforia o la desinhibición. Con dosis más altas (2-4g), los efectos se amplifican, y puede darse descoordinación, distorsión visual, relajación profunda y tendencia al adormecimiento. Esto es debido a que El GHB se se une al menos dos clases de receptores neuronales: a dosis bajas se une al el receptor del GHB, que es excitador, y a dosis altas se une también al receptor GABA-B (inhibitorio), que produce los efectos sedantes.

El GHB es especialmente peligroso mezclado con alcohol, combinación que puede conducir al coma y resultar mortal, como así se ha registrado en varias ocasiones.

El cerebro fabrica GHB

Aunque el GHB se fabrica en laboratorio, también se produce en el cerebro (sustancia endógena). Algunas de las concentraciones más altas se encuentran en la sustancia negra, en el tálamo y el hipotálamo cerebral. 

Muchos científicos aseguran que actúa como un neurotransmisor, y se le atribuyen varias funciones como la regulación de los ciclos del sueño, la temperatura, el metabolismo de la glucosa cerebral, el flujo sanguíneo, la memoria y el control emocional. Asimismo, tendría una acción de protector neurológico frente a los efectos negativos de la hipoxia y las demandas metabólicas excesivas.

Uso clínico del ácido gammahidroxibutírico

Pese a que se llegó a utilizar el GHB como anestésico general, y para el tratamiento del insomnio o la depresión clínica, en la actualidad se usa únicamente para el tratamiento de la narcolepsia, ya que existe un potencial de abuso y efectos secundarios graves en su consumo. 

Se comercializa con el nombre de Xyrem y está disponible solamente en farmacias certificadas, bajo un programa especial llamado Xyrem Success Program. El fármaco se toma antes de acostarse, ya que refuerza el sueño profundo y aumenta el tiempo de sueño nocturno, reduciendo, al mismo tiempo, el número de periodos de sueño durante el día, lo cual mejora los síntomas de narcolepsia.

Otros usos del GHB

Además de los usos anteriormente mencionados, el GHB se sigue utilizando para otros fines ilegales. Muchos jóvenes le dan un uso recreacional y lo consumen en discotecas o en “raves”. Comúnmente se conoce como “éxtasis líquido”, y es habitual mezclarlo con alcohol. Esto ha desencadenado varios casos de sobredosis.

Por otro lado, también es utilizado por culturistas. Se hizo muy popular en Estados Unidos por su efecto anabolizante y “quemagrasas”, ya que su consumo produce un aumento muscular y una mejor definición, además de un efecto euforizante. El GHB aumenta la secreción de hormona del crecimiento. Pese a que en los años 90 se prohibió su consumo, se sigue vendiendo de manera ilegal. La gran preocupación de las autoridades es la venta por internet.

A continuación te dejamos un video sobre el uso del GHB para cometer violaciones. Échale un vistazo: