El Mindfulness, o Atención Plena, es un conjunto de prácticas inspiradas en la meditación y que si bien fueron desarrolladas como forma de intervención terapéutica, en los últimos años su uso se ha expandido a muchos otros ámbitos debido a su eficacia y versatilidad.

Es por ello que, en la actualidad, son muchas las empresas que aprovechan el potencial de la Atención Plena para promover maneras de trabajar óptimas, potenciar los hábitos que sirvan para mejorar el rendimiento y la comodidad en el contexto laboral, y para fomentar un buen clima organizacional.

En este caso entrevistamos a una persona con mucha experiencia a la hora de adaptar el uso del Mindfulness al mundo de las organizaciones y las empresas, la coach Nieves Rodríguez.

Entrevista a Nieves Rodríguez: así se usa la Atención Plena para ayudar a los profesionales

Nieves Rodríguez es coach personal y ejecutiva, así como experta en Mindfulness y otras formas de intervención relacionadas con el desarrollo personal y profesional. Desde su plataforma FasTrackToRefocus impulsa iniciativas como el "Programa 8 semanas en directo: Mindfulness en el Trabajo", curso online con sesiones en directo que empieza el día 4 de noviembre de 2020. En esta entrevista nos habla acerca del modo en el que el Mindfulness puede aportar beneficios al mundo de las empresas y de los profesionales.

¿Cómo describirías lo que es el Mindfulness?

Fastracktorefocus

Se trata de una técnica milenaria que se basa en la atención plena. El objetivo del Mindfulness es entrenar nuestra atención, observar y ser consciente de qué está sucediendo en el instante presente para así poder elegir nuestros siguientes pasos y evitar el piloto automático.

Pero son muchas las definiciones de esta técnica milenaria , y aunque sí es cierto que proviene del budismo e inicialmente se utilizaba en el ámbito personal, hoy en día se utiliza en distintos ámbitos no espirituales así como profesionales.

¿Qué es lo que distingue el Mindfulness del concepto general de “meditación”?

La meditación es una forma de Mindfulness, de Atención Plena, pero hay muchas otras formas de Mindfulness.

Podemos practicar Atención Plena en cualquier actividad que estemos realizando, y es lo bonito del Mindfulness, que ni tardas ni cuesta dinero. Lo puedes hacer andando, haciendo ejercicio, trabajando… Es una habilidad que tenemos todos pero que hemos dejado de utilizar debido a la cultura de “estar siempre conectados”.

En tu opinión, ¿qué es lo que ha hecho que el Mindfulness haya ido más allá del ámbito de la psicoterapia y se aplique también en el contexto profesional y de las empresas?

El estrés se considera la enfermedad del siglo XXI. Afecta a casi el 25% de los trabajadores y los porcentajes siguen subiendo, especialmente en esta época de incertidumbre donde además ha aumentado las exigencias con el teletrabajo y el estar conectados 365 días, todos los días de la semana y casi las 24 horas.

Esta cultura de estar “siempre conectados” ha puesto nuestra atención en riesgo. Anteriormente la multitarea se consideraba una fortaleza, pero ya empieza a ser una debilidad en un profesional , y por supuesto en el ámbito doméstico.

Tenemos interrupciones constantes, fechas de entrega poco realistas, videollamadas, correos electrónicos incesantes que hacen que nuestra mente salte de una tarea a otra sin conseguir la atención plena, y por lo tanto con una capacidad de enfoque muy limitada que deriva en errores o incluso en bloqueos mentales.

¿Cómo ayuda la atención plena a la hora de potenciar la productividad en el trabajo?

Los investigadores han demostrado que la multitarea es la peor reacción posible a la sobrecarga de información. Porque verdaderamente cuando saltamos de tarea en tarea por falta de atención, nos da la sensación de que hacemos más pero hacemos menos y peor.

El Mindfulness te ayuda a ser consciente y enfocarte en las tareas que son importantes haciéndolas con mayor calidad al estar presente y atento. Es un estado contrario a la multitarea provocada por la adicción a la acción que se está creando en muchos ambientes laborales, que hace que se hagan las cosas no porque son importantes sino porque “te hacen importante, o sentirte bien”.

Al realizar una sesión de Mindfulness en una época en la que nos afectan niveles altos de estrés laboral, ¿qué es lo que ocurre en la mente, que permite recobrar un equilibrio emocional adecuado?

Nuestra mente tiene una gran habilidad de irse al pasado o al futuro. Rumiamos y nos saboteamos por cosas que ya han ocurrido en el pasado o nos preocupamos por cosas del futuro que no son reales. Lo que permite la atención plena es ser consciente del presente. El estrés puede tener muchas causas, y una de las causas principales es la preocupación a lo que pueda pasar. A lo que está fuera de mi área de control.

Es estrés activa nuestra reacción ´flight or fight´ para defendernos de un peligro. Y el tener esta reacción constante hace que suframos de estrés por algo que ni siquiera ha ocurrido.

Con la atención plena aprendemos a colaborar con nuestra mente y estar presentes. Ser consciente del presente y crear un espacio para observar y evaluar nuestros siguientes movimientos. Te permite ver opciones y elegir desde un espacio de mayor consciencia.

¿Y cuáles son sus efectos psicológicos positivos a largo plazo, si se practica Atención Plena de manera regular en el día a día?

Gracias al Mindfulness , las empresas y los empleados consiguen múltiples beneficios: la reducción del estrés, desarrollo de inteligencia emocional, mejor gestión de tiempo y prioridades, mayor concentración, creatividad y bienestar general, lo que ayuda a reducir las bajas laborales.

Como podemos ver, efectos positivos tanto en nuestra vida personal como en la profesional.

Por lo que has ido viendo, ¿existen perfiles concretos de profesionales para los que el Mindfulness resulta especialmente beneficioso?

Puede resultar especialmente beneficioso para líderes y emprendedores por su perfil de responsabilidad, pero hoy en día el Mindfulness es beneficioso para cualquier persona y profesional, ya que todos estamos impactados por el gran volumen de interrupciones y falta de atención.

¿Cuál es el principal objetivo que te has propuesto a la hora de idear el programa de 8 semanas de Mindfulness en el Trabajo, en lo relativo a los beneficios que pueda aportar a los participantes?

Por un lado desmitificar el concepto de Mindfulness, quitarle el bagaje de práctica espiritual y crear una conciencia en la empresa de cuidar a sus empleados, ya que son su mejor capital.

Y para cualquier persona y profesional, ayudarles a introducir esa atención plena en su día a día, reducir el autopiloto y así poder gestionar de manera más consciente las demandas del trabajo. Mi objetivo es compartirles técnicas mentales que van a poder introducir en cualquier ámbito de su vida y también técnicas súper sencillas para tener atención plena para gestionar la jornada laboral, los correos, las reuniones, los objetivos marcados, los cambios, las comunicaciones, las videollamadas, la creatividad, las interrupciones, etc. En cada sesión iremos introduciendo técnicas que podrán poner en práctica y ver los resultados de manera inmediata.

Hoy en día el Mindfulness es una habilidad que cualquier profesional debe contar para poder ser exitoso personal y profesionalmente. Inculcar que menos es más. Menos pero mejor. Las personas que asistan a este programa van a tener resultados cuantitativos como claridad, mayor enfoque y eficacia, así como una mayor calidad de vida, menor estrés y mejor bienestar.