Sandra Bernal: «La dependencia emocional es una vinculación obsesiva»

La psicóloga Sandra Bernal Mora nos habla sobre los problemas de pareja por dependencia emocional.

Sandra Bernal: «La dependencia emocional es una vinculación obsesiva»

La idea de que las relaciones de pareja deben basarse en lo que conocemos como "amor romántico" es algo que durante décadas se ha dado por sentado, pero que, en muchos sentidos, puede hacer difícil detectar ciertos patrones de comportamiento dañinos. Por ejemplo, aquellos que inducen a las personas a sacrificarse constantemente por alguien, sin tener en cuenta las consecuencias ni los desencadenantes de esta manera de pensar.

Y es que muchas relaciones de pareja terminan entrando en dinámicas tóxicas que llevan a la dependencia emocional, generadora de un contexto en el que es fácil que nuestra salud mental se degrade rápidamente. Para hablar acerca de este tipo de problemas de pareja hemos entrevistado a la psicóloga Sandra Bernal, quien a través de su trabajo ha tratado con esta clase de fenómenos.

Entrevista a Sandra Bernal: ¿Cómo nos afecta la dependencia emocional en las relaciones de pareja?

Sandra Bernal Mora es psicóloga especializada en la atención a adultos tanto en su consulta de Valencia como mediante terapia online. Además de trabajar en el ámbito de la psicoterapia, es formadora y participa con frecuencia en medios de comunicación como la Cadena SER en calidad de colaboradora. En esta entrevista nos habla sobre las dinámicas problemáticas en las relaciones de pareja vinculadas a la dependencia emocional.

¿En qué consiste exactamente la dependencia emocional y en qué clase de relaciones se suele dar?

Entendemos por dependencia emocional una vinculación emocional obsesiva hacia la pareja, en la que aparece una necesidad excesiva de afecto de la otra persona. La dependencia es siempre afectiva y no de otro tipo, siendo la persona totalmente independiente de la pareja en otros aspectos.

Es fácil que este tipo de dependencia se dé en relaciones de pareja bastante desequilibradas, donde muchas veces hay maltrato también, aunque sea muy sutil y psicológico y, por esto mismo, no sea percibido ni por la pareja ni por el entorno.

Más allá de sus efectos sobre las relaciones afectivas, ¿cuáles son los principales efectos psicológicos de la dependencia emocional a nivel individual?

Encontramos que las personas que padecen esta dependencia suelen notar cómo la relación les consume muchísimo tiempo en sus vidas, siendo el centro de sus pensamientos.

Además, en su día a día existe una hipervigilancia a todos los detalles que pueden ir mal, o no encajan con lo que la persona piensa que “deberían” ser y un temor acusado a la ruptura.

Por otro lado, estas personas suelen ser muy sensibles a todo lo que hace o dice la pareja, apareciendo muchísima inestabilidad emocional. Es habitual que en ellas aparezcan sentimientos de baja autoestima y culpa por estar “haciendo las cosas mal”, lo que alimenta el miedo al abandono.

Además, la persona necesita constante retroalimentación de que todo va bien en la pareja, y la ausencia de estas señales puede interpretarse como que algo va mal. Y se aferra a la creencia de que la ruptura sería horrible.

¿Cuesta mucho ser conscientes de que hemos desarrollado dependencia emocional hacia alguien?

Es bastante común encontrar que las personas con dependencia tienen la duda de “¿soy yo o es mi pareja?”, es decir, en muchos casos la persona no es consciente de haber desarrollado el problema.

La persona va alternando pensamientos entre lo que considera que hace mal su pareja, o que su pareja es muy desconsiderado/a y la culpa hacia sí mismo por ser demasiado “intenso/a” o “inaguantable”.

En terapia, ¿cuáles son las fases por las que suele pasar el proceso psicoterapéutico al ayudar a personas con dependencia emocional?

La terapia de la dependencia emocional tiene diferentes componentes que hay que tocar. En primer lugar, es necesario ver el punto en el que se encuentra la persona, su perspectiva acerca del problema que tiene y que entienda qué le sucede. Se trabaja desde el presente, pero entendiendo y teniendo en cuenta el origen de esta.

Es necesario trabajar diferentes aspectos, como es el área interpersonal y su forma de relacionarse con los demás: los patrones aprendidos de comportamiento, las dinámicas que se generan entre las personas, el establecimiento de límites...

Es también muy importante trabajar el componente afectivo: el estado de ánimo, ansiedad que pueda padecer y los miedos que tenga la persona para conseguir una estabilidad emocional de la que se carece, además de trabajar autoestima.

¿Las personas que han experimentado dependencia emocional en una relación de pareja tienen mayores probabilidades de volver a vivirla en las siguientes relaciones amorosas?

Te puedes encontrar con personas que solo han manifestado esto en una de sus relaciones. Sin embargo, sí es habitual encontrar a personas en la consulta que comentan que en la mayoría de sus relaciones la han padecido.

Una historia repetida de fracasos afectivos, haber tenido carencias afectivas en la infancia y otras muchas cosas más, puede hacer que una persona tienda a aumentar todas las creencias y comportamientos típicos de la dependencia emocional que se acaban traspasando a posteriores relaciones.

Además de ofrecer terapia psicológica, también has desarrollado un curso online sobre la dependencia emocional para el público en general. ¿Cuáles son los principales aprendizajes en los que se basa?

Se trata de un curso online enfocado a ayudar a las personas que estén sufriendo el problema mediante vídeos cortos y entretenidos, además de ejercicios y test. Tener a mano la información siempre contigo y poder acceder a ella desde cualquier dispositivo y en cualquier momento es muy útil, ya que a menudo, estas personas necesitan recordar y tomar perspectiva de las situaciones que están viviendo.

El curso se encuentra dividido en bloques temáticos donde se pueden adquirir diferentes aprendizajes. En el primero de ellos, se analiza todo lo que sucede en estas relaciones, se resuelven las dudas básicas (¿es mi pareja o soy yo?), y se explican las fases que atraviesa la relación, lo que le sucede a la persona que tiene la dependencia… Lo cual es tremendamente importante, ya que muchas veces cuesta ser objetivos cuando estamos sumidos en este problema.

En el segundo bloque se habla acerca del origen de la dependencia: los estilos de apego, la crianza de los padres, cómo nos han podido influir nuestras relaciones anteriores y la relación con las demás personas.

El tercer bloque tiene que ver con la autoestima: con cómo la persona puede tender a valorarse a través del otro, la necesidad de sentirse especial o el sentimiento de abandono constante.

En el último bloque podemos encontrar herramientas necesarias para manejar los inconvenientes que encontramos en nuestro día a día a causa de la dependencia emocional: la comunicación, trabajar con los miedos y las creencias que nos limitan, plantear si es necesaria una ruptura, descubrir nuestro patrón…

El curso se encuentra alojado en la web y se accede a él a través de unas claves de usuario de forma ilimitada. Todo esto permite tener más conocimiento y herramientas para enfrentar el problema, a la vez que se puede trabajar de una forma sencilla y amena.

Artículos relacionados