Una gran parte de quienes acuden a psicoterapia lo hacen porque experimentan dificultades a la hora de gestionar y canalizar sus emociones. De entre esas emociones propensas a dar lugar a problemas, la ansiedad una de las más presentes en quienes se sienten mal, y no es por casualidad: se trata de un fenómeno que puede ser causado por una amplia variedad de situaciones, y que normalmente va asociado al malestar.

Es cierto que la ansiedad no siempre es un problema; de hecho, en la mayoría de los casos no solo no nos daña sino que nos ayuda aunque no nos demos cuenta. Pero también es verdad que puede desencadenar alteraciones psicológicas muy dañinas. Para comprender este hecho, en esta entrevista hablamos con una experta en la ansiedad: la psicóloga Irene Brotons.

Entrevista a Irene Brotons: comprendiendo los problemas de ansiedad y su tratamiento en terapia

Irene Brotons es psicóloga sanitaria y jurídica con consulta en Valencia, aunque también atiende mediante la modalidad de terapia online. Ofrece apoyo profesional y tratamiento a personas de todas las edades que experimentan problemas como los trastornos psicológicos, la falta de habilidades de gestión de las emociones, o las malas dinámicas en las relaciones familiares o de pareja. En esta entrevista nos habla acerca de uno de los fenómenos psicológicos que llevan a más gente a buscar ayuda psicoterapéutica: la ansiedad.

¿Cómo le definirías el término "ansiedad" a alguien sin formación en Psicología?

La ansiedad es una emoción intensa en la que sentimos miedo. Está caracterizada por pensamientos en los que intentamos predecir el futuro, pero siempre es con anticipaciones desde una perspectiva muy negativa. Tememos que ocurran ciertas desgracias o catástrofes, eso hace que nos pongamos en estado de alarma y que todo nuestro cuerpo se active, sintiendo una serie de síntomas físicos como taquicardia, sudoración, angustia o temblores.

Como sociedad, ¿tendemos a subestimar los aspectos positivos de la ansiedad no patológica?

Creo que sí, hay una tendencia a subestimar los aspectos positivos de la ansiedad no patológica. Se trata de una ansiedad adaptativa que nos sirve para permanecer vivos y lo ha hecho durante toda la vida de los seres humanos. Es la ansiedad que hace que huyamos del peligro cuando estamos frente a una situación amenazante.

Cuando el hombre primitivo se enfrentaba a los ataques de los animales, la ansiedad le permitía huir con más eficacia. La ansiedad es la respuesta del sistema nervioso ante una situación que consideramos como peligrosa, y esto garantiza nuestra supervivencia.

Y por otro lado, ¿es habitual que no le demos la suficiente importancia a los problemas de ansiedad, no planteándonos ir al psicólogo cuando nos afectan?

Suele ser habitual que las personas no les den la suficiente importancia a los problemas de ansiedad. Acuden al psicólogo cuando los problemas de ansiedad son muy evidentes en sus vidas, manifestándose a través de síntomas desagradables como angustia o sudoración.

Incluso hay quienes conviven con esos problemas de ansiedad durante un largo período de tiempo, y no acuden al psicólogo hasta que le es prácticamente imposible realizar una vida normal.

Es importante que todas las personas tomen conciencia sobre el gran malestar que pueden generar los problemas de ansiedad, incapacitando a quien los sufre para realizar actividades de la vida diaria.

¿Cuáles son los problemas de ansiedad frecuentes entre quienes acuden a tu consulta?

Los problemas de ansiedad frecuentes entre quienes acuden a mi consulta son de tipo ataques de pánico, agorafobia, ansiedad generalizada relacionada con el ámbito laboral o familiar, y ansiedad en situaciones sociales, que es el miedo a que se les valore de forma negativa.

¿Hasta qué punto podemos aprender a regular nuestra ansiedad? El control total de lo que pasa por nuestra mente y de cómo nos sentimos es imposible.

Podemos aprender a regular nuestra ansiedad hasta el punto de poder controlarla en nuestro día a día. Si que es cierto que es imposible hacer que la ansiedad no aparezca nunca. La ansiedad no desaparecerá, pero mediante terapia aprenderemos técnicas para poder controlarla e impedir que nos paralice el miedo.

Es muy gratificante para una persona sentir que puede controlar su ansiedad, y que ésta no le impide acudir a ningún evento o realizar cualquier actividad.

¿Qué técnicas y recursos terapéuticos te parecen más valiosos a la hora de ayudar a las personas con trastornos de ansiedad?

A la hora de ayudar a las personas con trastornos de ansiedad me parece muy valiosa la terapia de exposición y la terapia basada en la reestructuración cognitiva.

En la terapia de exposición, como su nombre indica, el paciente se expone a lo que le produce el malestar. Cuando esto sucede la persona se va habituando al estímulo que le produce ansiedad, y va siendo consciente de que muchos de sus miedos no tienen fundamento, y anticipan el peligro de una manera que no se ajusta a la realidad.

La terapia basada en la reestructuración cognitiva, se fundamenta en que las personas sienten y actúan según su forma de pensar. Por lo tanto, si se modifica una manera de pensar un tanto desajustada, se modificará la ansiedad, disminuyéndola.