Muchas personas tienen la idea equivocada de que toda la investigación implica la administración de cuestionarios o hacer experimentos.

No obstante, no toda información depende únicamente de la metodología experimental. Mediante la búsqueda de documentos es posible expandir el conocimiento acerca una determinada materia, o exponer el estado de la cuestión.

Es aquí donde entra el concepto de investigación documental que, si bien es muy presente en las ciencias sociales, es imprescindible en cualquier rama de la ciencia.

¿Qué es la investigación documental?

La investigación documental, o bibliográfica, es aquella en la que se obtiene, selecciona, organiza, interpreta, compila y analiza información acerca una cuestión que es objeto de estudio a partir de fuentes documentales. Estas fuentes pueden ser de todo tipo, como libros, hemerografía, registros audiovisuales, recortes de periódico, entre otros. Se trata de una técnica muy usada en ciencias sociales y es de tipo cualitativo.

Hay investigaciones que son puramente documentales, como puede ser una búsqueda bibliográfica sobre un evento histórico, la visión acerca de un aspecto en psicología o la biografía de un personaje famoso. No obstante, la mayoría de la investigación científica tiene parte documental, sobre todo a la hora de redactar el marco teórico y relacionar los resultados obtenidos con su experimentación.

Características

Son varias las características que definen a la investigación documental: veámoslas.

Recolección y uso de datos

Se recogen datos y se utilizan con la intención de poderlos analizar, ofreciendo resultados lógicos a partir de ellos.

Sigue un orden lógico

A la hora de consultar la bibliografía, se buscan eventos y hallazgos pasados, tratando de organizarlos de más a menos antiguo, viendo cómo se ha ido defendiendo o refutando la cuestión que es objeto de estudio y consultar instrumentos de investigación previamente usados.

Propia de la investigación teórica o referencial

Es decir, la investigación documental es aquella que se realiza para conocer la información acerca de una cuestión, exponiendo las teorías que tratan de explicarla además de hacer conocer al mundo las líneas de investigación de la misma.

Esto es propio de ciencias sociales, aunque también son muchos los trabajos en ciencias naturales en las que se utiliza este tipo de investigación, especialmente cuando se presentan búsquedas bibliográficas acerca de la efectividad de un determinado fármaco o de un tratamiento cualquiera.

Permite encontrar vacíos y reinterpretar enfoques

Al investigarse sobre lo que existe con respecto a una materia, es posible encontrar aspectos que no se hayan abordado todavía, es decir, vacíos en el conocimiento científico.

También se puede dar el caso de que se vea que una determinada teoría o hallazgo científico no fue debidamente analizado, re-interpretándose y cambiando su enfoque.

Tipos de investigación documental

Los tipos de investigación documental que existen son

1. Exploratoria

La investigación documental exploratoria tiene como objetivo el probar si una o varias hipótesis son válidas. Además, permite comprender la complejidad de una determinada cuestión a abordar, mediante su análisis y formulando posibles soluciones a la misma. En esencia, se explora lo que se sabe sobre el objeto de estudio.

2. Informativa

La investigación documental informativa pretende informar sobre aquello que tiene relevancia con un tema específico. Se describe el objeto de estudio con todos los detalles posibles, ordenando y seleccionando toda la información existente previa a la redacción del trabajo mismo.

Tipos de fuentes de información

A la hora de hablar de los tipos de fuentes de información, podemos clasificarlas en función de dos criterios. El primero hace referencia al origen de la fuente, mientras que el segundo hace referencia al tipo de documento en sí, es decir, su formato.

En función del origen

Atendiendo al criterio de su origen, los tipos de fuentes de información para la investigación documental son los siguientes.

1. Primarias

Las fuentes de investigación primarias son aquellas que ofrecen información de primera mano. Son información original y relevante.

Un ejemplo claro de fuente primaria de información es una autobiografía, los documentos civiles de una persona, como su acta de nacimiento, o una grabación de un evento histórico.

2. Secundarias

Las fuentes de investigación secundarias son aquellas en las que la información ha pasado por un proceso de análisis, juicio, reestructuración o crítica previos. Es decir, es información que puede ser susceptible a no ser del todo fiable o tener el punto de vista de quien la ha manejado.

Un ejemplo de ello serían, por ejemplo, biografías de un personaje famoso hechas por alguien cercano, libros de historia de épocas posteriores a los eventos que describen...

En función del formato

En función del formato, las fuentes de información pueden ser clasificados en estos tipos.

1. Documentación impresa

La documentación impresa por excelencia es el libro, sin embargo, existen otros muchos que se pueden usar en la investigación documental, como pueden ser periódicos, tesis, proyectos de investigación, publicaciones estadísticas...

2. Documentación electrónica

Dado que vivimos en un mundo en el que las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) son prácticamente imprescindibles, éstas no pueden faltar en las investigaciones documentales.

La documentación electrónica son todos los materiales que se pueden encontrar a través de Internet, como libros, revistas digitales, artículos científicos online, blogs, documentos digitalizados...

3. Documentación gráfica

La documentación gráfica es aquella que aporta información visual, como pueden ser fotografías, mapas, esquemas, cuadros, infografías....

4. Documentación audiovisual

La documentación audiovisual son grabaciones de vídeo y audio, como películas, documentales, entrevistas grabadas...

Estructura de la investigación documental

La estructura del trabajo dependerá, básicamente, del tipo de material que se haya consultado y el objetivo de la investigación documental. Sin embargo, la estructura suele compartir los siguientes elementos:

  • Estado de la cuestión.
  • Planteamiento del problema a abordar.
  • Objetivos generales y específicos.
  • Marco teórico y/o metodológico.
  • Análisis de la cuestión.
  • Discusión y conclusiones.
  • Limitaciones.
  • Bibliografía y anexos si pertoca.

¿Cómo se realiza este tipo de investigación?

Relacionado con el punto anterior, cada investigación documental implica una forma de proceder diferente, en función de la materia a abordar y del acceso a la información disponible. Sin embargo, en la mayoría de los casos podemos encontrar los siguientes pasos que seguir.

En primer lugar se selecciona el material, esto es, los documentos que se leerán para darle forma a la investigación y el trabajo escrito. Es importante hacer una recolección extensa y exhaustiva de todo el material que se considere necesario, dado que puede resultar útil para el proceso de redacción y concreción del objeto de estudio.

Tras haber obtenido todo el material, se debe hacer una revisión del mismo. Así, los investigadores clasificarán las fuentes de información que hayan obtenido, ordenándolas de más a menos pertinentes, y priorizando aquellas que sean más importantes para el tema. Así se empieza consultando la bibliografía que más información nos ofrezca sobre el asunto, evitándonos perder el tiempo.

Una vez leído el material, se selecciona el mismo y se obtiene la información textual para realizar citas y referencias con el objetivo de dar sustento a las teorías e interpretaciones que se vayan a exponer en el trabajo. Se realiza el análisis de los datos, esto es, analizar la información obtenida, elaborando el documento en el que se puede reflejar la propia opinión sobre la cuestión abordada u ofrecer una interpretación del fenómeno abordado.

Finalmente, llegan las conclusiones, en las que el grupo investigador cierra el tema, especificando los puntos que se han hallado, las interpretaciones más relevantes, como ha quedado la cuestión abordada y qué se pretendía demostrar y si se ha logrado semejante objetivo.

Sobre la selección de fuentes de información

Antes de seleccionar el material debe evaluarse su valor. Los expertos en investigación sugieren que se utilicen los siguientes cuatro elementos para evaluar y determinar si una fuente es aceptable o no:

1. Autenticidad

La autenticidad se refiere a la autoría del texto, siendo el primer paso que se debe tomar en toda investigación documental. A la hora de consultar un texto se debe investigar quién es su autor, si es experto en la materia, si ha hecho otros estudios relacionados con el tema y si es cierto que la fuente que estamos consultando es suya o se trata de una fuente secundaria.

2. Credibilidad

La credibilidad se refiere a si el documento es exacto y veraz. Esto puede depender de varios aspectos, como el punto de vista del autor, si ha sido imparcial o si ha consultado fuentes verificables. Aunque los documentos veraces son los que deben formar la base de la investigación, aquellos que no lo sean no tienen por qué descartarse por completo, dado que pueden servir para debatir la información que aparece en los mismos.

3. Representatividad

La representatividad hace referencia a si un documento seleccionado es relevante para el objetivo de nuestro estudio, y si nos sirve para expandir nuestros conocimientos con respecto a la temática estudiada.

4. Significado

El significado de las fuentes de información se refiere al contenido de los documentos consultados, además de su comprensión y la evaluación de la información presentada. A la hora de determinar el significado de una fuente de información, se debe determinar si el contenido del texto está adaptado al contexto histórico en el que fue escrito.

Ventajas de la investigación documental

La investigación documental permite ahorrar recursos, como tiempo y dinero, dado que, a diferencia de la investigación de tipo cuantitativo, no se requieren muchos materiales. La información a buscar ya está escrita, lo que hay que hacer es ir en su búsqueda, leerla, analizarla y estructurar el trabajo en el que se mostrará las interpretaciones y puntos de vista propios.

En la investigación experimental, en cambio, es necesario seleccionar el método de obtención de datos, realizar experimentos, habilitar el laboratorio o diseñar un cuestionario, además de invertir en la obtención de materiales.

Referencias bibliográficas:

  • Vargas, G. (1998). Algunas características epistemológicas de la investigación documental. Revista de Ascolbi. 1(3 y 4).
  • García, E. Et al. (1999). Metodología de la investigación cualitativa. Málaga, España: Aljibe.
  • Ahmed, J. (2010). Documentary Research Method: New Dimensions. Indus Journal of Management & Social Science (IJMSS). 4. 1-14.