Un ejemplo de neurona piramidal.

Las neuronas son el principal tipo de células que componen cada uno de los elementos del sistema nervioso. Estas estructuras son muy conocidas por la mayoría de las personas a día de hoy.

Pero aunque en el imaginario colectivo tenemos una imagen o representación típica de lo que es una neurona, y mucha gente imagina que todas o casi todas tienen la misma estructura y forma, lo cierto es que no todas las neuronas son iguales: existen muy diferentes tipos en función de su forma, de donde a donde envíen la información o incluso de su relación con otras neuronas. En este artículo nos centraremos en las neuronas piramidales y en sus funciones.

Las neuronas piramidales

Las neuronas piramidales son uno de los diferentes tipos de neuronas presentes en nuestro sistema nervioso. Se trata de uno de los tipo de neurona multipolar más comunes, suponiendo alrededor de un 80% de las neuronas de la corteza (no en vano, dos de las capas de la corteza reciben el nombre de piramidal interna y externa) y se encuentran entre algunas de las más relevantes del organismo. Por lo general son consideradas neuronas de proyección. Es decir, actúan enviando el mensaje a células alejadas y separadas del área donde nacen.

Descubiertas por Santiago Ramón y Cajal, el nombre de este tipo de neurona hace referencia a la forma de su soma, de apariencia triangular o piramidal. En su mayoría son neuronas glutamatérgicas, siendo el glutamato el neurotransmisor que las activa, y suelen actuar como neuronas de tipo excitatorio. Pueden tener diferentes tamaños, siendo las más grandes la células piramidales gigantes o de Betz.

Al igual que otras neuronas, la estructura de este tipo de neuronas constan de soma, que como hemos dicho tiene forma piramidal, un axón y dendritas. Sin embargo, tienen una particularidad: en lo que respecta a la dendritas, poseen una bastante prolongada en comparación al resto, denominada dendrita apical, y numerosas dendritas basales y más cortas que se van a ir ramificando.

Localización de estas células nerviosas

Las neuronas piramidales pueden encontrarse en diferentes puntos del sistema nervioso, pero resultan mucho más preponderantes en algunas áreas específicas. Entre ellas destacan las siguientes.

1. Corteza cerebral

Las neuronas piramidales se encuentran en gran medida en la corteza cerebral, formando parte de la mayor parte de esta y hallándose en cinco de los seis capas que configuran esta región cerebral. Concretamente pueden observarse en las capas granulosa y piramidal tanto externas como internas.

Destacan especialmente en las capas tercera y quinta (que son las que de hecho se denominan piramidal externa y piramidal interna), siendo de mayor tamaño cuanto más profundas en la corteza estén. Dentro de la corteza, asimismo, existen áreas donde se ha detectado más a menudo su existencia.

2. Corteza motora

En la corteza motora podemos encontrar una gran cantidad de neuronas de tipo piramidal, siendo especialmente vinculadas al control motor. En esta zona de la corteza abundan las conocidas como células de Betz, neuronas piramidales gigantes que llevan la información motora desde el cerebro hasta las zonas de la médula espinal donde sinaptan con las motoneuronas que activan el movimiento.

3. Corteza prefrontal

Las neuronas piramidales pueden encontrarse también en la corteza prefrontal, influyendo en los procesos mentales superiores. Se considera que estas células son las principales neuronas de excitación primaria del prefrontal, participando en numerosas funciones y considerándose primordiales para la existencia del control de la conducta.

4. Tracto corticoespinal

Las neuronas piramidales son especialmente visibles a lo largo del tracto corticoespinal, que envía la información motora desde los diferentes núcleos cerebrales encargados de la motricidad a las motoneuronas que van a generar la contracción muscular, pasando a través de la médula espinal.

4. Hipocampo

No solo en la corteza podemos encontrar neuronas piramidales, sino que también las podemos encontrar en estructuras subcorticales. Una de ellas es el hipocampo, vinculado con aspectos como la memoria y la orientación.

5. Amígdala

Otra de las estructuras en las que se encuentran estas neuronas es en la amígdala cerebral, zona del sistema límbico vinculada a la memoria emocional.

Funciones de las neuronas piramidales

Al igual que el resto de neuronas, las de tipo piramidal son estructuras que transmiten información en forma de pulsos electroquímicos que van a ser captados por otras neuronas hasta llegar a su destino final. Siendo un tipo de neurona tan prevalente en la corteza, las neuronas piramidales se activan y se vinculan a una gran parte de las funciones y procesos que lleva a cabo el ser humano. Ejemplos de dichas funciones son las siguientes.

1. Movimiento

El control motor es una de las funciones que más se ha asociado tradicionalmente a las neuronas piramidales. Concretamente, estas neuronas están profundamente asociadas al control motor voluntario de los músculos.

2. Cognición y funciones ejecutivas

El papel excitatorio de las neuronas piramidales en la corteza prefrontal hace que pueda vincularse su activación a procesos cognitivos de gran relevancia, como las funciones ejecutivas o la cognición.

3. Emoción

La actividad de las neuronas piramidales en la corteza prefrontal se vincula con la conexión de esta áreas con diferentes regiones subcorticales, entre ellas las límbicas. En este sentido, la amígdala y el hipocampo tienen un papel fundamental.

4. Memoria y orientación

La memoria y la orientación especial son otras funciones en que se produce una gran activación en las neuronas piramidales, en esta caso las del hipocampo.

Referencias bibliográficas

  • Kandel, E.R.; Schwartz, J.H. & Jessell, T.M. (2001). Principios de neurociencia. Cuarta edición. McGraw-Hill Interamericana. Madrid.
  • McDonald, A.J. (1992). Cell types and intrinsic connections of amygdala. Prog. Neurobiol. 55: 257-332.