Varias maneras de gestionar el liderazgo.

Según Daniel Goleman, quien además de ser psicólogo, también es escritor diversos libros relacionados con las ciencias de la conducta y los procesos mentales, existen varios modelos de liderazgo plicables a los seres humanos.

Particularmente, estos modelos de liderazgo según Goleman se expresan en su libro Primal Leadership. En este artículo veremos en qué consiste cada uno de ellos, de manera que el lector pueda conocerlos y además precisar con cuál se identifica más.

¿Qué es el liderazgo?

La capacidad de liderazgo básicamente se centra en poder transmitir a las demás personas un nivel de influencia lo suficientemente significativo como para que puedan alcanzar objetivos y metas bajo la tutela de la persona que ejerce las veces de líder.

Existen ciertos tipos de liderazgo que son comúnmente conocidos, y todos giran en torno a conceptos convencionales y comunmente asociados a los procesos de trabajo en equipo (autocrático, transformacional, participativo, burocrático, carismático y natural).

El psicólogo Daniel Goleman ha desarrollado 6 modelos de liderazgo, aparte de los ya existentes y convencionales, que expande nuestra concepción de lo que significa ser un líder.

Los 6 modelos de liderazgo propuestos por Goleman

A continuación veremos cuáles son los modelos de liderazgo según Goleman y sus colaboradores Richard Boyatzis y An Mckee, y algunas de las características más representativas de cada uno de ellos.

1. El líder visionario

En esta primera modalidad de liderazgo Goleman plantea que para motivar a un grupo de personas a realizar tareas con un nivel de motivación más elevado y personal, lo ideal es compartir con ellos la idea final sin indicarles el proceso de llegar hasta ella. Así cada uno de ellos tendrá la oportunidad de explorar cuáles son las mejores formas de trascender para alcanzar los objetivos finales, y se motivará en el proceso.

No es un método muy recomendado cuando se trata de motivar expertos en un área de su conocimiento.

2. El entrenador personal

Esta forma de liderazgo se basa en que el líder atenderá a cada uno de los participantes de manera individual, escuchando activamente cuáles son sus ideas y sus propósitos dentro del proyecto.

Este tipo de liderazgo contribuye en gran medida al crecimiento personal de cada uno de los participantes de la empresa, teniendo en cuenta que al ser atendidos de manera individual el líder también tiene la oportunidad de motivarlos en cuanto a sus aspiraciones a nivel propio.

3. Líder afiliativo

Este tipo de líderes se encargan de crear conexiones significativas entre todos los miembros de la empresa con la intención de que puedan entenderse más adecuadamente entre sí y lograr los objetivos con un nivel de productividad más elevado.

La idea principal de este tipo de liderazgo es disminuir los niveles de estrés que pueden generar las riñas personales dentro del ambiente de trabajo; si todos los trabajadores logran conectar de una forma más armoniosa, entonces se llegará a un mejor nivel de eficiencia. Este es uno de los tipos de liderazgo propuestos por Goleman que crean una mayor implicación personal.

4. Líder democrático

El líder democrático atiende a todas las ideas y opiniones de su grupo de una forma igualitaria, brindando a cada participación del personal la misma importancia en un principio. Es un método muy aconsejable cuando se realiza el primer contacto con un grupo de personas para emprender una proyecto.

El líder que emplea esta modalidad incentiva a todos a participar de una manera activa e igualitariamente, haciéndoles sentir que nadie está por encima de nadie y que todas sus ideas y sus capacidades son tomadas en cuenta para la realización del proyecto en cuestión.

5. El líder controlador

El líder controlador se encarga de plantear cuáles son los objetivos a realizar de una manera bastante clara, sin dar lugar a la participación de los miembros del personal; además suele colocarse a él mismo como ejemplo en cuanto a la manera de hacer las cosas.

Los líderes que escogen esta modalidad como su bandera por lo general suelen conseguir buenos resultados a corto plazo, pero en la medida que el tiempo avanza el personal suele desmotivarse y no rinden de la mejor manera bajo este estilo de liderazgo.

6. Líder autoritario

Esta modalidad se enfoca en dar instrucciones precisas que deberán ser cumplidas a rajatabla, sin la oportunidad de participación en los métodos que se emplearán para el proceso de ejecución.

Este tipo de liderazgo establecido por Goleman resulta beneficiosa para transmitir seguridad al grupo, y es una buena manera de calmar los temores de los miembros menos experimentados, ya que ven en su líder a una persona con los conocimientos suficientes para llevarlos al éxito.

Esta modalidad resulta particularmente efectiva en momentos en los que es necesario tomar acciones rápidas para alcanzar los objetivos. En tiempos de crisis en los que se han agotado las alternativas anteriores es cuando más suele emplearse este tipo de liderazgo.

Referencias bibliográficas:

  • Goleman, D., Boyatzis, R., Mckee, A. (2017). El líder resonante crea más. El poder de la inteligencia emocional. Debolsillo.