Varias maneras de potenciar el liderazgo. Unsplash.

El liderazgo es un ingrediente capaz de hacer que el potencial de un conjunto de personas de un salto cualitativo. No se trata tan solo de coordinar y favorecer la cooperación entre los miembros de un grupo. Además, hay que motivar, dar ejemplo, asegurarse de que el método de trabajo no haga que se desperdicien esfuerzos, etc.

En este artículo veremos varias ideas clave acerca de cómo crear liderazgo en situaciones en las que requieran de este rol.

Cómo crear liderazgo en un grupo

A pesar de que el liderazgo es un fenómeno complejo, afortunadamente es posible aprender a ser líder. En las próximas líneas veremos las ideas fundamentales desde las cuales debemos partir para empezar a adoptar el rol de líder.

1. No apeles a la autoridad

El hecho de justificar el propio liderazgo basándose solo en la supuesta autoridad que tiene uno mismo, en la mayoría de las ocasiones, sólo le resta credibilidad a quien lo hace.

Esto es así porque el liderazgo no es algo que se tenga como se podría tener un objeto, sino que es algo que se ejerce; se demuestra con lo que se hace y con lo que se dice. Además, de esta manera esa autoridad no es vista como algo impuesto y artificial.

El único caso en el que es necesario apelar a la autoridad es cuando está muy claro que no hay nada que discutir y todos pueden ver muy claramente que seguir cuestionando una decisión solo sirve para perder un tiempo valioso.

2. Perfecciona tus dotes comunicativas

La comunicación es fundamental para ser líder. Los malentendidos y la falta de transparencia resultan disfuncionales para la cooperación y el trabajo colectivo.

Así pues, es necesario pulir tanto los aspectos verbales como los no verbales de la comunicación. Lo cual nos lleva a la siguiente idea.

3. No des por hecho que el otro sabe lo que tú sabes

Cada persona tiene sus habilidades y competencias, pero también tiene sus puntos ciegos en cuanto a conocimientos. Por eso, es importante pensar en cada momento en la información que el resto de las personas tienen o no tienen al comunicarse con ellas.

4. No confundas liderazgo con soberbia

Mucha gente, cuando piensa en el concepto de líder, lo asocia a la idea de la soberbia. Sin embargo, esto es un error por varios motivos, y uno de ellos es que el liderazgo solo tiene sentido en el contexto del grupo, por lo cual es necesario que varias personas participen en un grupo o equipo para que exista la posibilidad de que haya un líder. Este último necesita a los demás, pero no todos los colectivos necesitan un líder.

5. No uses el grupo como terapia

Un líder es importante para el grupo porque está muy vinculado a los objetivos comunes. Por consiguiente, no puede abusar de la autoridad que el resto de personas le conceden para aliviar tensiones creando conflictos con personas que están a su cargo. Esto, además de ser poco ético, es muy perjudicial para el conjunto.

6. Asegúrate de que siempre hay objetivos que conseguir

Todas las partes de una organización o grupo deben moverse de acuerdo a objetivos concretos que alcanzar. Si esto no es así, aparecerá el estancamiento, e incluso es muy posible que partes del grupo se vayan por falta de motivación y de incentivos en general.

7. Practica la asertividad

A la hora de aprender los pasos acerca de cómo ser líder, es fundamental adoptar totalmente un estilo asertivo de comunicación. Es decir, tener facilidad para respetar en todo momento a los demás, y a la vez defender lo adecuado de las decisiones que ha tomado uno mismo.

Esto es así porque algunas personas, para no desagradar, no comunican ciertos problemas relativos al trabajo que hace una persona o varios miembros de la organización, de manera que estas debilidades se cronifican. No hay que evitar momentos un poco incómodos con tal de que todo sea un torrente de alabanzas continuadas. Si alguien comete errores, debe comunicarse.

8. Explicar el por qué de las cosas

Es importante que todo el mundo entienda la lógica que hay detrás de las decisiones de un líder. Esto es así porque la apariencia de arbitrariedad en el liderazgo desgasta muchísimo la autoridad del líder, incluso cuando técnicamente lo que hace tiene sentido y es eficaz a la hora de avanzar hacia una meta conjunta.

Referencias bibliográficas:

  • Gutiérrez Valdebenito, O. (2015). Estudios de liderazgo de hombres y mujeres. Revista Política y Estrategia N° 126, 13-35.
  • Trevisani, Daniele. (2016). Communication for Leadership: Coaching Leadership Skills (2 ed.). Ferrara: Medialab Research. p. 21.