Una prueba psicológica que ayuda a elegir profesión. Unsplash.

Es bien sabido la cantidad de profesiones existentes, y con ello, las posibilidades de desarrollarse a nivel laboral en un ámbito u otro. Existen muchas herramientas que permiten identificar qué ocupaciones o profesiones encajan más con determinados perfiles. Una de ellas es el Inventario de Intereses Vocacionales de Strong.

Este Inventario fue desarrollado en el año 1927 por el psicólogo Edward Kellog Strong, aunque ha sido revisado y modificado con posterioridad. Su objetivo es orientar a las personas en la elección de sus carreras profesionales. En este artículo conoceremos sus características, estructura, aplicaciones, puntuaciones y usos. Además, conoceremos la teoría en la que se basa esta prueba.

Inventario de Intereses Vocacionales de Strong: características

El Inventario de Intereses Vocacionales de Strong (en inglés “Strong Vocational Interest Blank”, SVIB) consiste en una prueba psicológica desarrollada por el psicólogo Edward Kellog Strong Jr., en el año 1927.

En un primer momento, se desarrolló para orientar a los militares que salían del ejército y que pudieran encontrar un trabajo adecuado a sus intereses, motivaciones y características personales. El Inventario cuenta con formas diferenciales según el sexo (hombre o mujer), y se compone por 291 ítems, donde el examinado debe indicar su preferencia de entre tres respuestas posibles. En cuanto al tiempo de su administración, se tarda aproximadamente 25-35 minutos en llevarlo a cabo.

Posteriormente el Inventario de Intereses Vocacionales de Strong fue revisado por otros dos autores, David Campbell y Jo-Ida Hansen. Finalmente, años más tarde se publicó como Inventario de Intereses de Strong-Campbell.

Aplicaciones

El Inventario de Intereses Vocacionales de Strong se utiliza especialmente en el ámbito educativo y en la orientación educativa y laboral, con el objetivo de orientar a los alumnos en la carrera o los estudios que más encajen con sus características e intereses.

Por otro lado, el Inventario también se utiliza en el área de la investigación, con el objetivo de analizar las diferencias individuales de las personas en relación a sus intereses vocacionales. Además, también es útil para estudiar el carácter y personalidad de las personas, así como el origen y los efectos de ciertos tipos de intereses. Todo ello puede resultar útil para fines de selección de personal, consultorías y asesorías de empresa.

¿Cómo se administra?

El sujeto examinado deberá responder a 291 ítems con 3 posibilidades de respuesta, indicando la que más se ajuste a sus preferencias. La prueba dura entre 25 y 35 minutos, y lo que pretende es comparar los intereses del sujeto con los intereses de las personas que se dedican a ocupaciones o profesiones específicas.

¿Para qué se utiliza?

Así, el Inventario de Intereses Vocacionales de Strong se trata de una herramienta en evaluación psicológica que evalúa los intereses de una persona a nivel vocacional. Es decir, detecta las actividades laborales que mejor podrían adecuarse a una persona en particular. Se trata de una de las pruebas más utilizadas para detectar intereses vocacionales, especialmente en Norteamérica.

Se basa en las preferencias de la persona examinada en diversos campos, con el objetivo de encontrar la profesión o profesiones que mejor se ajusten a su perfil psicológico y motivacional. Sus puntuaciones indican si las preferencias vocacionales de la persona se acercan más a un determinado grupo profesional o a otro.

Áreas de evaluación

El Inventario de Intereses Vocacionales de Strong está formado por 6 áreas, donde se agrupan los diferentes ítems. Estas 6 áreas son las siguientes: ocupaciones (es el área más grande, formada por 107 ítems), áreas temáticas (formada por 46 ítems), actividades (85 ítems), actividades de ocio (28 ítems), personas (16 ítems) y características propias (9 ítems).

Resultados

Los resultados del Inventario de Intereses Vocacionales de Strong incluyen 5 tipos de puntuaciones:

1. Puntuaciones en el nivel de interés

Aquí se puntúa al sujeto en relación a los llamados “Temas Ocupacionales Generales” (GOT). Estos forman categorías de interés diferenciadas, y caracterizan al sujeto examinado en 6 tipos diferentes: investigativo, artístico, social, realista, convencional y emprendedor.

2. Puntuaciones en escalas de interés básicas

En este caso las puntuaciones hacen referencia a 30 escalas básicas de interés, relacionadas con temáticas o profesiones como el arte, la oratoria o la ciencia.

3. Puntuaciones en escalas ocupacionales

Estas puntuaciones provienen de 244 escalas que hacen referencia a diferentes ocupaciones o profesiones. El Inventario de Intereses Vocacionales de Strong relaciona los intereses de la persona examinada con los intereses de las personas que desarrollan su trabajo en 122 ocupaciones o profesiones diferentes.

4. Puntuaciones en escalas de estilo personal

Estas puntuaciones se obtienen de 5 escalas que aluden al estilo personal. Dicho estilo hace referencia al trabajo, al liderazgo, a la orientación en equipo, al aprendizaje y a la toma de riesgos.

5. Puntuaciones en escalas administrativas

Finalmente encontramos puntuaciones obtenidas de 3 escalas administrativas; su objetivo es detectar posibles errores de la prueba, así como perfiles poco habituales.

Intereses vocacionales

Pero, ¿qué son en realidad los intereses vocacionales, objeto que evalúa el inventario de Strong? Por un lado, los intereses son aquellas cosas que nos motivan, nos gustan o nos despiertan curiosidad. Los intereses vocacionales, aún más concretos, definen aquellas áreas de estudio (o áreas laborales) que nos generan atracción. Es decir, forman parte de aquello a lo que nos queremos dedicar, y tienen mucho que ver con la vocación.

La vocación, por su parte, es una sensación interna que nos genera una inclinación para una materia u otra, y que nos guía a la hora de decir qué queremos hacer en la vida.

Tipos de intereses

E. K. Strong tuvo en cuenta estos conceptos para desarrollar su Inventario. Además, a fin de elaborar el Inventario de Intereses Vocacionales de Strong, el propio autor se basó en la distinción que hace Fyrer (1931) de los tipos de intereses, pudiendo ser éstos subjetivos o objetivos.

Así, mientras que los intereses subjetivos consisten en sentimientos (positivos o negativos) en relación a objetos o actividades, los intereses objetivos son todas aquellas reacciones, también positivas o negativas, que manifiesta una persona en relación a diferentes objetos o comportamientos.

Aptitudes e intereses

Pero los intereses también tienen mucho que ver con las actitudes. Fryer fue el primer autor que habló de una posible relación entre las aptitudes de una persona (capacidades para realizar determinadas tareas) y sus intereses personales. Posteriormente, el propio Strong siguió esta misma línea teórica, conceptualizando sus ideas dentro de las teorías del aprendizaje.

Así, en línea con lo anterior, y entre las ideas que desarrolló Strong para desarrollar el Inventario de Intereses Vocacionales de Strong, también se encuentra la hipótesis de que las capacidades de cada uno hacen que tengamos intereses en una cosa u otras, es decir, son conceptos relacionados, y una cosa (capacidad) lleva a la otra (interés).

Por otro lado, según Strong, los intereses de una persona son en realidad motivaciones aprendidas; es decir, serían conductas aprendidas, basadas en lo que nos gusta y lo que no.

Referencias bibliográficas:

  • Fernández-Ballesteros, R. (2011). Evaluación Psicológica. Conceptos, métodos y estudio de casos. Ed. Pirámide. Madrid.
  • Strong, E. (1951). Vocational interests 18 years after college. Minneapolis: University of Minnesota.
  • Super, D. (1967). Psicología de los Intereses y las Vocaciones; Buenos Aires, Argentina; Editorial Kapelusz.
  • Tolbert, E. (1982). Técnicas de asesoramiento en orientación profesional; España; Oikos-tau, s.a. – ediciones.