Mucho se habla de la importancia del aspecto físico a la hora de seducir a otras personas, especialmente en lo que respecta a las relaciones de pareja. Mientras algunas personas argumentan que el físico es sumamente importante a la hora de ligar, otras piensan que las mujeres valoran otras cosas: inteligencia, estatus socioeconómico, nivel cultural, muestras de cariño, etc

Los psicólogos también llevan tiempo intentando conocer más sobre qué es lo que nos seduce y nos cautiva, qué es lo que nos atrae del sexo opuesto. En el artículo de hoy, repasaremos los resultados de algunos estudios que tratan sobre este tema, y en especial, sobre el atractivo físico.

¿Es importante el atractivo físico?

Intentar responder a esta pregunta no es del todo fácil. Para empezar, la fealdad o la guapura son conceptos sumamente subjetivos. Seguramente hayas escuchado alguna vez el refrán popular de “para gustos colores”. Porque mientras para una chica puede parecer atractivo un tipo, puede que para otra no lo sea tanto.

Seguramente, los tipos con buena genética gustarán más, pero eso no significa que conquisten a todas las mujeres. Cada persona es un mundo y le da importancia a unas cosas u otras. Entonces, ¿es importante el atractivo físico? Puede ser que sí. Pero, ¿es imprescindible o lo único que importa? Evidentemente, no.

Pues, ¿qué engancha realmente? Seguramente lo que más atraiga es una personalidad especial. Hay personas que son un auténtico imán para las mujeres por como actúan y cómo se comportan. Posiblemente la cualidad más valorada sea tienen una gran confianza en sí mismos.

La confianza hace que nos mostremos tal y como somos frente a los demás y mejora nuestro lenguaje no verbal y nuestra comunicación en general. El tono de voz, una gran sonrisa y una actitud relajada ayudan a crear una buena conexión con los demás. Si encima los tratamos con respeto, seguramente les caigamos bien y nos recuerden positivamente. Está claro que si unimos estas cualidades a un buen físico, tendremos más posibilidades de seducir.

Ahora bien, seguirán habiendo personas que valorarán otras cosas y tendrán otros gustos. Por ejemplo, la inteligencia o un hobby en común.

¿Chicos musculosos o delgados? Algunos datos científicos al respecto

Pero, respecto al atractivo físico, ¿qué dice la ciencia exactamente? Podríamos pensar que un cuerpo fuerte y musculoso atrae a las mujeres, por eso muchos hombres pisan el gimnasio con la intención de dejar boquiabiertas a las chicas con tan solo quitarse la camiseta. Ahora bien, estos intentos de seducir de esta manera podría estar en entredicho si se confirman los datos de un estudio publicado en el rotativo británico Daily Mail.

Para este estudio, los investigadores emplearon a tres chicos como modelos, con tres tipos de complexión física distintos: Laszlo, el musculoso; Danny, con aspecto aspecto juvenil y delgado; y Daniel, un hipster con complexión delgada. Los resultados demostraron que las mujeres preferían a Danny con un 40%, seguido de Daniel con un 31% y Lazlo, con el 29%, quedó en último lugar. Evidentemente podría ser que les gustara más la cara de Daniel y por eso le eligieron. Lo que queda claro es que las mujeres no se decantaron por el físico ni por los músculos en particular.

¿Y qué ocurre entre los musculosos y los “fofisanos"?

En el caso anterior, los sujetos delgados seguían teniendo un buen físico, simplemente no eran tan voluminosos como el cuerpo musculoso. Pero ¿qué ocurre con los chicos que no son ni delgados ni fuertes, que simplemente son normales?

Esto es lo que se preguntó Hayley Quinn, una experta en citas. Para responder a esta cuestión ideó un experimento en que las mujeres sujeto de su experimento tenían que elegir entre tres modelos. Dos con cuerpo normal, lo que se conoce como fofisano, y otro musculoso. Los resultaron mostraron que las mujeres preferían a los tipos con cuerpo normal. La experta concluyó que “todos diferimos en nuestros gustos. No todas las mujeres quieren a un deportista olímpico como pareja”.

Otra investigación, llevada a cabo por la sexóloga Tracey Cox, concluyó que las mujeres prefieren a hombres reales y no buscan la perfección ni en la cama, ni en el físico. Según los resultados de su estudio, el 75% de las mujeres británicas prefieren a un tipo con grasa abdominal que con un cuerpo perfecto, porque valoran otras cualidades como las muestras de cariño. 

Ahora bien, argumenta que esto podría ser debido a que nos sentimos inseguros respecto a nuestro cuerpo, y estando con alguien que tiene un cuerpo perfecto hace que tengamos que vivir con las expectativas muy altas. Además, parece ser que a las mujeres les aburren los tipos obsesionados con su físico, y en cierto modo los rechazan.

¿Y qué pasa con los feos?

Y es que si el físico lo fuese todo en una relación, los feos no tendrían ninguna posibilidad de ligar. Como ya se ha comentado, cada persona tiene unas necesidades distintas y unos gustos particulares. Por ejemplo, a las mujeres que tienen el hobby de ir al gimnasio y que estén obsesionadas con su cuerpo, es muy posible que se decanten con un tipo musculoso. No ocurrirá lo mismo con una chica que tenga inquietudes hacia la astrofísica.

Solo hay que echar un vistazo a nuestro alrededor para darnos cuenta de que el físico no lo es todo, y que hay feos que tienen mucho éxito. Según algunos estudios, los feos ligan porque tienen relaciones más duraderas, demuestran más afecto, son mejores amantes o tienen más autoconfianza.