Pixabay

Las relaciones de pareja no siempre son fáciles. Cada miembro de la relación tiene su manera de entender la vida y sus propias necesidades. 

En muchas ocasiones, pese a existir una gran atracción, las relaciones se rompen y se produce la separación. A veces es la falta de comunicación, otras la infidelidad y otras la personalidad de cada uno lo que precipita esta situación de ruptura.

Sin embargo, la ausencia de conflictos en la pareja es una utopía, pues los problemas pueden surgir en cualquier momento de la relación. Eso no quiere decir que nuestra pareja no nos quiera. De hecho, los conflictos que puedan ir surgiendo, si se afrontan de forma madura, pueden hacer que la relación salga fortalecida. Entender esto es clave para que el vínculo que une a la pareja goce de buena salud.

Las relaciones en la actualidad

Vivir con la persona que amamos diariamente y no solucionar apropiadamente los conflictos puede desencadenar la erosión de la relación. Con el paso del tiempo, además, la monotonía puede llegar a carcomer la salud de la pareja.

Los divorcios son frecuentes en la actualidad, pues unidas a estas causas existen otras como, por ejemplo, las expectativas irreales sobre cómo debería ser la relación de pareja o la mercantilización de las relaciones. Esta manera de pensar puede hacernos creer que todo debe ser perfecto cuando estamos en una relación de noviazgo o en un matrimonio, algo que perjudica seriamente la manera de interactuar con nuestra pareja.

Por ejemplo, según las conclusiones de un estudio elaborado por “Business insider”, España es uno de los primeros países del mundo con más divorcios, con un 61% de rupturas de pareja. Este estudio utilizó datos de distintos países desde el año 2001 a 2013. Los resultados muestran la dificultad de mantener la salud en una relación.

Cómo ser feliz en pareja

Pese a esto, ser feliz en pareja es posible, pero existen una serie de condiciones que deben darse para que los miembros disfruten de una relación saludable. Es importante tener claro desde un principio que ser feliz todo el tiempo no es posible, lo importante es trabajar para que la pareja funcione la mayor parte del tiempo. Como se ha dicho anteriormente, no son los conflictos en sí lo que rompe una relación, sino cómo los afrontamos.

A continuación puedes encontrar diez claves para ser feliz en pareja.

1. No te olvides de cuidar la relación

Al inicio de la relación es fácil mostrarse como una persona detallista, decir cumplidos, hacer actividades con la pareja, etc. Pero a medida que la relación se va consolidando y pasan los años, la frecuencia con la que aparecen estos gestos suele disminuir.

En casos extremos incluso desaparecen. No olvides que tu pareja tiene necesidades y quiere sentirse querida. Si quieres que la relación funcione, es importante seguir mostrándole tu cariño y valorar que está a tu lado y que eres el elegido para formar parte de su vida.

2. Ten una visión realista de las relaciones de pareja

Muchas personas han desarrollado una visión idílica y utópica de lo que es una relación de pareja, y a veces no son conscientes de cómo esto afecta a su propia relación. Pensar que el amor es un paraíso y que la relación debe ser perfecta las 24 horas del día y los 365 días del años no es un opción realista.

Las relaciones pasan por altibajos y ser conscientes de ello es clave para poder aportar soluciones y salir airoso de estos baches. Las expectativas poco realistas generan crispación y dificultan que los miembros de una relación sean felices en pareja.

3. Pasa tiempo con tu pareja

Si en esta sociedad tan ajetreada, en la que podemos acabar estresados solo por el hecho de tener mucho trabajo, ya cuesta encontrarnos con nosotros mismos y tener un solo instante de relax, puede ser aún más difícil tener tiempo para estar con la pareja a solas.

Si no es el trabajo, son las ocupaciones familiares (como tener que estar pendientes de los hijos). Para ser feliz en pareja es necesario organizar el tiempo para tener un rato a solas: sin mascotas, sin los niños, sin interrupciones. Pasar tiempo de intimidad con la pareja es salud para la relación.

4. Pasa tiempo contigo mismo

Pero si pasar tiempo con la pareja es importante, también los es pasar momentos contigo mismo, haciendo las actividades que a ti te gustan y cubriendo tus propias necesidades. No hay nada malo en tener motivaciones separadas de las de tu pareja. Esto también es saludable para la buena marcha de la relación.

5. Sé honesto

A veces es complicado ser honesto en algunas cosas por miedo a que tu pareja no las comparta. Lo cierto es que las personas valoramos la honestidad, y ser visto como una persona sincera es mucho mejor que ser tildado de mentiroso. La mentira hace que la confianza se pierda, y después es muy complicado recuperarla.

6. Comunícate

La comunicación es esencial para que la pareja sea feliz, pues el diálogo ayuda a crear un proyecto de vida en común, posibilita que las situaciones difíciles se solucionen y las discusiones sean constructivas, y permite que los miembros de la pareja expresen sus necesidades. Para que una relación funcione es necesario negociar, ceder y llegar a acuerdos.

7. Respeta al otro miembro de la pareja

Es imposible que una pareja funcione de manera saludable sin respeto y confianza. El amor es respetar y confiar en la otra persona. Así que respeta su opinión y sus necesidades, porque las relaciones basadas en celos y faltas de respeto están destinadas al fracaso.

8. Ama desde la libertad

Y claro, tratar a la otra persona con respeto significa amarla desde la libertad y la tolerancia. No se trata de imponer, sino de dialogar y llegar a acuerdos. Todo el mundo desea ser tratado con respeto y libertad, y aunque haya personas que lo aguantan prácticamente todo en una relación de pareja por ser demasiado dependientes, cuando uno de los dos ejerce poder sobre el otro, la relación se convierte en tóxica.

9. Mantén el equilibrio

Puede que haya cosas de tu pareja que no te agraden del todo y seguramente habrá cosas de ti que no le agradarán a la otra parte. Nadie es perfecto. ¿Ya no te abraza igual? Qué tal si lo habláis y, además, pones también de tu parte para que estos abrazos ocurran. A veces perdemos mucho tiempo pensando en lo que queremos en vez de pensar en dar.

Si pides algo, también debes ofrecer tú. En las relaciones debe haber equilibrio, unas veces darás tú y otras veces la otra persona.

10. Haz de tu pareja tu mejor amigo

Las relaciones duraderas son aquellas que se basan en un amor libre y en el que existe confianza. Evidentemente la atracción es importante, pero en las relaciones prósperas hay algo más: existe un cariño que va más allá del el atractivo físico. Haz de tu pareja un gran amigo, con el que compartir hobbies.