Un fármaco neuroléptico común.

Los neurolépticos o antipsicóticos se utilizan para el tratamiento de trastornos como la esquizofrenia u otros tipos de psicosis.

En este artículo hablaremos del flupentixol, un fármaco que actúa como antipsicótico típico a dosis altas, aunque también actúa como sedante. Conoceremos sus características más importantes, sus efectos adversos y sus indicaciones terapéuticas, entre otros.

Flupentixol: características

El flupentixol es un fármaco antipsicótico típico que se comercializa bajo nombres de marca como Depixol y Fluanxol. Es un derivado del tioxanteno (un grupo de los neurolépticos clásicos), junto al clorprotixeno y al zuclopentixol.

La forma farmacéutica del flupentixol (formato) son comprimidos recubiertos con película, normalmente con película de color rosa, redondos y biconvexos.

Mecanismo de acción

El flupentixol es un antipsicótico a dosis altas (5 a 20 mg al día). Por otro lado, tiene un efecto sedante débil, incluso con su administración a dosis altas. Actúa, al igual que otros neurolépticos, bloqueando los receptores de dopamina; por ello aumentará el metabolismo de la dopamina. Este efecto puede ser predominante respecto al bloqueo de los receptores postsinápticos a dosis bajas.

Es posible que el aumento del metabolismo de la dopamina explique el efecto positivo del flupentixol en el estado de ánimo, así como su efecto revitalizante.

Más concretamente, el flupentixol presenta un grado alto de afinidad con los receptores D2 (dopamina), y una afinidad moderada con los receptores D1.

Indicaciones terapéuticas

El flupentixol está indicado para el tratamiento de la esquizofrenia crónica y de las psicosis paranoicas con síntomas positivos como alucinaciones, delirios paranoicos y alteraciones del pensamiento, acompañados de apatía, anergia y aislamiento (síntomas negativos

También está indicado en el tratamiento de los trastornos depresivos leves y moderados, con o sin componente de ansiedad, así como en el tratamiento de los trastornos somáticos de fondo depresivo.

Contraindicaciones

El flupentixol está contraindicado en casos de intoxicación aguda por alcohol, barbitúricos y narcóticos, estados comatosos, pacientes excitables o hiperactivos, ya que su efecto activador puede conducir a un exceso de estas características. También está contraindicado en mujeres embarazadas y en mujeres que están lactando.

Advertencias y precauciones

Debe administrarse el flupentixol bajo prescripción médica y con un diagnóstico claro y fiable, ya que existe la posibilidad de que éste origine un síndrome maligno en algunos pacientes; por ello se debe usar con precaución con pacientes con antecedentes de síndrome convulsivo, enfermedades hepáticas y cardiovasculares.

Por otro lado, el flupentixol no está recomendado para uso en niños y adolescentes, debido a la ausencia de datos sobre seguridad y eficacia.

Además, si el paciente ha sido tratado anteriormente con otros neurolépticos, éstos deben retirarse de forma gradual. Por otro lado, aquellos pacientes sujetos a tratamientos terapéuticos de larga duración, tienen que evaluarse con cierta periodicidad.

Efectos secundarios

El flupentixol puede causar somnolencia y un efecto sedante; por ello no es recomendable conducir durante o después de su toma. Por otro lado, el flupentixol puede causar una serie de reacciones adversas, como sucede con la mayoría de los fármacos neurolépticos.

Dichas reacciones adversas son síntomas extrapiramidales (durante la fase inicial del tratamiento); insomnio transitorio (especialmente cuando al paciente se le ha cambiado de un neuroléptico sedante), y efecto sedante a dosis elevadas (ocasionalmente).

En la mayoría de los casos, los síntomas extrapiramidales pueden controlarse de forma satisfactoria con la reducción de la dosis de flupentixol y/o con fármacos antiparkinsonianos. Sin embargo, el uso profiláctico rutinario de medicación antiparkinsoniana no se recomienda.

Ocasionalmente y en tratamientos a largo plazo, puede aparecer discinesia tardía. Los fármacos antiparkinsonianos no alivian estos síntomas. Se recomienda la reducción de la dosis o la descontinuación del tratamiento.

Los efectos adversos autonómicos y cardiovasculares son muy raros, aunque se han descrito casos de taquicardias, palpitaciones y arritmias. La caída de la presión arterial puede resultar en mareos.

Sobredosis

En caso de sobredosis con flupentixol, la sintomatología puede implicar somnolencia, coma, síntomas extrapiramidales, shock, hipotensión, convulsiones y/o pérdida de la temperatura corporal.

Esta sobredosis debe tratarse con fármacos antiparkinsonianos anticolinérgicos si se presentan síntomas extrapiramidales, con benzodiazepinas si se presenta agitación o excitación, y con noradrenalina en solución salina intravenosa si el paciente está bajo shock. Por otro lado, no debe utilizarse adrenalina, ya que puede ocasionar una mayor hipotensión arterial.

Referencias bibliográficas:

  • Stahl, S.M. (2002). Psicofarmacología esencial. Bases neurocientíficas y aplicaciones clínicas. Barcelona: Ariel.
  • Flupentixol. (2015). Vademecum. Ficha técnica del flupentixol. (2017). Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.