¿Cómo cerrar ciclos vitales y no morir en el intento?

Consejos para saber pasar página al poner final a ciertos procesos importantes de la vida.

Javier Ares Arranz

Javier Ares Arranz

¿Cómo cerrar ciclos vitales y no morir en el intento?

Los cierres de etapa son duros y a veces nos cuesta mucho decir que no, ya sea a la hora de acabar con una relación, a la hora de cerrar una etapa laboral de nuestra vida o a la hora de acabar con una relación de amistad que nos está agotando.

Cuando hablamos de ciclos nos referimos a los procesos de la vida que tienen un principio y un final. En este sentido, es importante saber cerrar los ciclos cuando un proceso se ha acabado; pero hay problema a la hora de intentarlo, y es el componente emocional de todo esto. Este nos hace ser humanos y nos hace sentir, pero no por ello podemos pensar que no vamos a ser capaces de pasar página.

Para ello es fundamental saber que el cerrar y curar emociones es doloroso, lo cual hace que en determinados momentos sea algo que queramos evitar para no enfrentarnos a ello, pero plantarles cara a nuestras emociones nos ayudará a aprender que no debe enviarnos esos estímulos negativos.

Las 5 propuestas para cerrar un ciclo

Lo primero que hay que hacer es conocer la diferencia entre cerrar ciclos y perder algo. Cerrar capítulos en tu vida siempre trae dolor, obviamente, pero por suerte esto nunca es repentino o extremadamente doloroso como sí lo es una pérdida. Al contrario pasa con la pérdida; esta no se da de forma voluntaria y trae dolor porque suele ser incomprendida; ante ella, nos sentimos tremendamente desdichados y pensamos que no nos lo merecíamos.

Teniendo en cuenta lo anterior, veamos varias ideas clave para saber cerrar un ciclo de tu vida.

1. Empieza un proceso de terapia psicológica

Es una buena oportunidad como trabajo de autoconocimiento. Aquí podremos ver cuáles son nuestros puntos débiles y trabajarlos de la mano del terapeuta para ser más fuertes emocionalmente y, sobre todo, no volver a caer en los mismos errores. Es importante seguir los criterios del especialista y sobre todo mantener la confianza en él.

2. Di adiós y crea un balance

Decides acabar la etapa, y es importante que te pongas a pensar en lo que te aportó y en los errores que cometiste para no volver a repetirlos. Consejo: hazte una lista o una carta con conclusiones que te mandes a ti mismo/a sobre los momentos buenos y malos que viviste, eso te hará crecer.

3. Empieza nuevos hobbies

Es importante que sigas redescubriendo ese Yo interior para saber que tienes cosas dentro de ti que no has encontrado todavía. También es una buena oportunidad de que retomes hobbies que abandonaste, no te cierres.

Empieza nuevos hobbies

4. Perdónate

Aquí quiero que te aceptes y puedas decirte que lo vivido fue positivo, y sobre todo que ahora eres más fuerte de cara a empezar nuevas etapas. Es importante no pensar que si lo que vivimos anteriormente acabó mal ha sido por nuestra culpa (quizás sí); ahora mismo lo que tienes que hacer es aceptar que ahora mismo es imposible cambiar el pasado y lo único que tienes es el presente.

5. Olvídate de encontrar una respuesta mágica

Deja de intentar ver una respuesta maestra a tus problemas, de verdad. No existe respuesta a todo y que te venga un problema no significa que tengas que solucionarlo como si se tratase de un problema matemático; el pensamiento funciona por analogía, y es normal mantener recuerdos. Por favor, no te castigues.

Una reflexión final

A veces nos aferramos al dolor y lo usamos como excusa para no avanzar, centrándonos en pensamientos del pasado que creemos que fueron mejor y sobre todo con la idea de que volverá a pasarnos algo negativo, pero no es así. Cerrar una etapa significa acabar con algo para mejorar y eso es en lo que debemos centrarnos.

Quiero que saques conclusiones, y sobre todo pienses si en otros momentos de tu vida has tardado mucho en llegar a superar estos problemas, y sobre todo si merece la pena volverte a enfrentar a ellos tu solo/a.

Obviamente hay diferentes tipos de ciclos que queremos cerrar (acuérdate de lo del principio) que irán apareciendo en tu vida; ante ellos, sobre todo tenemos que comprender que unos serán más fáciles de cerrar que otros, y que por ello a veces podemos tener la necesidad de que nos ayude un especialista.

¿Necesitas ayuda?

Quizás necesites un empujoncito para poder superar y asentar los pensamientos negativos respecto al cierre de una etapa por motivos personales o por pérdida. Por ello quiero ofrecerte mi ayuda y experiencia para que no pierdas tiempo y seas lo más eficiente posible. No dudes en contactarme para empezar tu terapia online.

Javier Ares Arranz

Javier Ares Arranz

Psicólogo

Madrid

Terapia online

Ver perfil

Psicólogo General Sanitario con diferentes estudios de posgrado que avalan su especialización en Terapia Cognitivo Conductual y técnicas de Tercera Generación para el tratamiento de la depresión, los trastornos de ansiedad, terapia de pareja y habilidades sociales.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados