Auguste Comte fue un célebre filósofo francés nacido en el año 1798 en la magnífica ciudad de Montpellier.

Este filósofo es conocido comúnmente por ser el padre del Positivismo y de la Sociología, dos grandes corrientes intelectuales en las que todos deberíamos interesarnos mucho más de lo que quizás lo hayamos hecho hasta ahora.

Grandes citas célebres de Auguste Comte

En la actualidad, un busto de este genial filósofo preside la conocida plaza de la Sorbona, situada en la mismísima ciudad de París.

¿Deseas conocer sus mejores frases? A continuación podrás encontrar 67 grandes frases de Auguste Comte, quizás uno de los filósofos franceses más interesantes de todos los tiempos.

1. El amor como principio, el orden como base, el progreso como fin.

Esta frase nos transmite un sabio consejo que sin duda deberíamos interiorizar.

2. Mucho más que los intereses, es el orgullo quien nos divide.

El orgullo puede traernos graves perjuicios en nuestra vida personal, debemos saber dejarlo a un lado.

3. Los cielos proclaman la gloria de Kepler y Newton.

Gracias a los conocimientos de estos dos grandes científicos, fue posible entender el universo y las fuerzas que lo mueven.

4. Saber es poder.

El conocimiento es la llave que nos permitirá alcanzar el éxito en todo lo que nos propongamos.

5. Saber para prever, a fin de poder.

Gracias al conocimiento, podemos llegar a prever ciertos acontecimientos futuros.

6. Sólo hay una máxima absoluta y es que no hay nada absoluto.

Todo en la vida depende del prisma desde donde lo observamos, algo que parece irrefutable, puede en realidad no serlo.

7. Sólo los buenos sentimientos pueden unirnos; el interés jamás ha forjado uniones duraderas.

Para que una relación sea capaz de perdurar en el tiempo, ésta tiene que ser 100 por 100 honesta por ambas partes.

8. ¡Qué pérdida irreparable!

Algunos males son sencillamente imposibles de reparar.

9. Así, el verdadero espíritu positivo consiste, ante todo, en ver para prever, en estudiar lo que es, a fin de concluir de ello lo que será, según el dogma general de la invariabilidad de las leyes naturales.

Con el poder del conocimiento podremos llegar a predecir acontecimientos y cómo estos se desarrollarán en el tiempo.

10. Las mujeres viven en una infancia perpetua.

Las mujeres eran, en el tiempo de Auguste Comte, privadas de poder desarrollarse intelectualmente, al igual que lo haría un hombre.

11. Una mujer sin ternura es una monstruosidad social de la naturaleza; más aún que un hombre sin valor.

Los hombres y las mujeres poseemos ciertas cualidades intrínsecas, que nos definen en gran medida como individuos.

12. Los muertos gobiernan a los vivos.

A lo largo de la historia, siempre como sociedad nos hemos regido por leyes o normas que dictaron personas que ya no están con nosotros.

13. Para comprender una ciencia es necesario conocer su historia.

Conocer cómo una ciencia se creó y desarrolló, nos permitirá ejecutarla de una forma mucho más correcta.

14. Lo esencial para la dicha, es la completa dignidad en el sentimiento, incluso en el dolor.

Aunque la vida nos ponga trabas, debemos mantenernos siempre fieles a nuestros principios.

15. A los hombres no se les permite pensar libremente acerca de la química y la biología: ¿Por qué debería permitirles pensar libremente acerca de la filosofía política?

La sociedad en la que vivimos siempre nos intenta manipular como individuos, llegando a hacer de nosotros meras herramientas que poder usar.

16. La explicación de los hechos, ahora reducidos a sus términos reales, consiste en el establecimiento de una relación entre varios fenómenos particulares y unos cuantos hechos generales, que disminuyen en número con el progreso de la ciencia.

El método científico siempre se basa en un análisis exhaustivo de los hechos, de esta forma es posible llegar a encontrar la verdad.

17. La filosofía social debe, pues, en todos los aspectos, ser preparada por la natural propiamente dicha, primero inorgánica y después orgánica.

Los tipos diferentes de filosofía pueden llegar a mostrarse en entredicho los unos con los otros, establecer un consenso entre ambos puede ser en ocasiones algo complicado.

18. Vivir para otros no es sólo ley del deber, sino también ley de la felicidad.

Aportar con nuestro grano de arena en la sociedad, podrá hacer de ésta, una mucho mejor con el paso del tiempo.

19. Nadie tiene más derecho que el de cumplir con su deber.

Algunos deberes debemos cumplirlos por un mayor bien común, debemos contribuir en la sociedad si deseamos que ésta nos respalde.

20. El amor no puede ser profundo, si no es puro.

El amor puro es el único que es de verdad. Si un amor no conserva su pureza, no es amor, es interés.

21. Para el alma, la religión constituye un consenso normal exactamente igual al de la salud para el cuerpo.

La religión puede permitirnos alcanzar un mayor entendimiento espiritual, pues el concepto de alma y el de religión, claramente se retroalimentan.

22. El verdadero gusto, jamás existe sin disgusto.

El placer real nunca puede venir dado del mal que sufre una tercera persona.

23. La moral consiste en hacer que los instintos de simpatía prevalezcan sobre los impulsos egoístas.

Debemos vivir nuestra vida de una forma que todas las noches podamos dormir tranquilos.

24. Superiores en el amor, más dispuestas a subordinar la inteligencia y la actividad al sentimiento, las mujeres constituyen espontáneamente seres intermedios entre la humanidad y los hombres.

Un concepto sin duda muy particular de entender a las propias mujeres, pero también es cierto sin duda, que mujeres poseen ciertas cualidades de las que los hombres carecemos.

25. El progreso no es más que el desarrollo del orden.

Una sociedad bien organizada, podrá con el paso del tiempo progresar más eficazmente.

26. Sepa predecir para poder.

Cuando somos capaces de anticiparnos a algo, podemos utilizar ese acontecimiento en nuestro propio favor.

27. Todo es relativo, ese es el único principio absoluto.

Debemos aprender que la vida no siempre tiene una única forma de entenderse o vivirse.

28. El progreso es la ley de la historia humana, y el hombre está en un proceso constante de evolución.

Con el paso del tiempo, los seres humanos estamos consiguiendo alcanzar metas que jamás nos habíamos imaginado.

29. No siempre es posible o conveniente suspender el juicio.

Algunas cosas, cuanto antes sucedan mejor, pues antes pasarán al olvido.

30. Progresar es seguir mejorando.

El progreso es algo que se desarrolla con el paso del tiempo y manteniendo siempre una gran perseverancia en aquello que hacemos.

31. Toda educación humana debe preparar a todos a vivir para el otro, para poder vivir en el otro.

Para que una sociedad funcione correctamente, debemos aprender a vivir en comunidad y sabiendo que nuestros actos diarios pueden afectar a nuestro vecino.

32. Nos cansamos de actuar e incluso de pensar, pero nunca nos cansamos de amar.

El amor es algo que siempre todos buscamos durante nuestra vida, un sentimiento que solo los que lo han vivido pueden llegar a entender.

33. El tiempo corresponde a regular el presente, desde el futuro, valorando el pasado.

Nuestros actos en el presente están influenciados por nuestro pasado y determinarán en gran medida nuestro futuro.

34. No hay sociedad sin gobierno, al igual que gobierno sin sociedad.

Toda sociedad necesita de un gobierno estable para poder funcionar con normalidad.

35. Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no condiciones de circunstancias.

Depende exclusivamente de nuestra mente y del deseo que tengamos de ser felices, el poder llegar a serlo.

36. Prolongar nuestra vida indefinidamente en el pasado y el futuro, para hacerla más perfecta en el presente, es abundante compensación para las ilusiones de nuestra juventud que se han ido ya para siempre.

Debemos aprender a vivir el momento, pues el momento actual es el único del que disponemos realmente.

37. La palabra “positivo” designa lo real, por oposición a lo quimérico: en este aspecto conviene plenamente al nuevo espíritu filosófico, caracterizado así como consagrado constantemente a las investigaciones verdaderamente asequibles a nuestra inteligencia.

El positivismo nos enseña que el conocimiento solo puede venir dado de nuestras experiencias, las cuales las podemos comprobar por el tan famoso método científico.

38. El hábito de la sumisión constituye la primera condición del orden humano.

Para que el ser humano pueda vivir en un cierto orden, debemos someternos por el bien común.

39. Estudiando el desarrollo de la inteligencia humana, creo haber descubierto una gran ley básica, a la que se halla sometida la inteligencia con una necesidad imposible de variar cada una de nuestras principales concepciones, cada rama de nuestros conocimientos, pasa necesariamente por tres estadios teóricos diferentes: el estadio teológico (o ficticio); el estadio metafísico (o abstracto); y el estadio científico, o positivo.

Como podemos ver, Comte investigó sobre una gran cantidad de temas diferentes, en este caso realiza una teoría muy acertada sobre el funcionamiento de la inteligencia humana.

40. Nuestro arte de observar, se compone, en general, de tres procedimientos diferentes: primero, observación propiamente dicha, o sea, examen directo del fenómeno tal como se presenta naturalmente; segundo, experimentación, o sea, contemplación del fenómeno más o menos modificado por circunstancias artificiales que intercalamos expresamente buscando una exploración más perfecta, y tercero, comparación, o sea, la consideración gradual de una serie de casos análogos en que el fenómeno se vaya simplificando cada vez más.

En esta cita vemos claramente el método científico y cómo este debe ser aplicado. Una determinada forma de actuar que nos puede resultar muy útil en nuestro día a día.

41. De aquí proceden tres tipos de filosofías o sistemas conceptuales generales acerca del conjunto de los fenómenos que se excluyen recíprocamente. El primero es un punto de partida necesario para la inteligencia humana; el tercero es su estadio fijo y definitivo; el segundo es simplemente una etapa de transición.

Para poder llegar a alcanzar cualquier conclusión siempre deberemos pasar por un determinado proceso, sin este proceso, jamás podríamos haber dado con dicha conclusión.

42. El principal medio para darse cuenta, será la formación de una alianza entre filósofos y las clases trabajadoras, para lo cual, ambos están preparados por el progreso negativo y positivo de los últimos cinco siglos. El objeto directo de su acción combinada será poner en marcha la fuerza de la Opinión Pública.

Los filósofos pueden llegar a influir de gran manera en la sociedad en la que viven, pues a lo largo de la historia siempre se han revelado como personas a las que tener en cuenta.

43. Así, la posición social de las mujeres es a este respecto muy similar a la de los filósofos y de las clases trabajadoras.

Las mujeres eran vistas por este célebre filósofo como muy cercanas a él mismo, pues sentía que guardaba con ellas una gran conexión.

44. La primera condición de la unidad es un principio subjetivo; y este principio en el sistema Positivo es la subordinación del intelecto al corazón: sin esto, la unidad que buscamos nunca puede colocarse de manera permanente, ya sea individual o colectivamente. Es esencial tener alguna influencia suficientemente poderosa para producir convergencia en medio de las tendencias heterogéneas y a menudo antagónicas de un organismo tan complejo como el nuestro.

Nuestros sentimientos son los que rigen nuestra vida en mayor o menor medida, pues éstos acaban por determinar en última instancia nuestras acciones diarias.

45. Establece, como se sabe generalmente, que nuestras especulaciones sobre todos los temas pasan necesariamente por tres etapas sucesivas: una etapa teológica, en la que se da juego libre a ficciones espontáneas que no admiten pruebas; la etapa metafísica, caracterizada por la prevalencia de abstracciones o entidades personificadas; Por último, la etapa Positiva, basada en una visión exacta de los hechos reales del caso.

En esta cita, Comte nos habla sobre estos tres estadios, los cuales define uno por uno, mostrándonos su particular forma de ver y entender el método científico.

46. El análisis matemático es... La verdadera base racional de todo el sistema de nuestro conocimiento positivo.

El análisis matemático nos puede permitir alcanzar los conocimientos necesarios sobre algo, para poder posteriormente realizar una conclusión.

47. Fue bajo el feudalismo católico que se unieron por primera vez; una unión para la cual su incorporación al Imperio Romano los había preparado, y que finalmente fue organizada por el genio incomparable de Carlomagno.

Carlomagno siempre fue una gran fuente de inspiración en la vida de este célebre filósofo francés.

48. Se establecerá un estándar monetario común, con el consentimiento de los distintos gobiernos, mediante el cual las transacciones industriales se facilitarán enormemente. Tres esferas hechas respectivamente de oro, plata y platino, y cada una con un peso de cincuenta gramos, diferirían suficientemente en valor para el propósito. La esfera debe tener una pequeña base aplanada, y en el gran círculo paralelo a ella se inscribirá el lema positivista.

Comte tenía grandes ideas para poder organizar la sociedad de acuerdo a sus ideas positivistas.

49. Y ahora he explicado la serie de condiciones sociales e intelectuales por las cuales el descubrimiento de las leyes sociológicas, y en consecuencia el fundamento del positivismo, se fijó para la fecha precisa en la que comencé mi carrera filosófica: es decir, una generación después de la dictadura progresiva de la Convención, y casi inmediatamente después de la caída de la tiranía retrógrada de Bonaparte.

En esta cita podemos descubrir cómo este célebre filósofo, no comulgaba con las ideas de otra gran figura histórica Napoleón Bonaparte.

50. El objetivo de toda la verdadera filosofía es enmarcar un sistema que comprenda la vida humana en todos los aspectos, tanto sociales como individuales. Abarca, por lo tanto, los tres tipos de fenómenos en los que consiste nuestra vida, pensamientos, sentimientos y acciones.

Nuestros pensamientos, sentimientos y acciones conforman efectivamente el total de experiencias de nuestra vida. Estos tres factores deciden cómo nos desarrollaremos dentro de la sociedad en la que vivimos.

51. Después de Montesquieu, Condorcet realizó la siguiente gran incorporación a la Sociología (que es el término que se me puede permitir inventar para designar la Física Social), siguiendo las opiniones sugeridas por su ilustre amigo Turgot.

Como padre de la Sociología este filósofo seguía muy de cerca los avances que con el tiempo se producían en ella.

52. Sin embargo, ahora que hemos pasado felizmente de la monarquía al republicanismo, el nombre de comunista ya no es indispensable; la palabra republicano expresa el significado también, y sin el mismo peligro. El positivismo, entonces, no tiene nada que temer del comunismo; por el contrario, probablemente será aceptado por la mayoría de los comunistas entre las clases trabajadoras, especialmente en Francia, donde las abstracciones tienen poca influencia en las mentes completamente emancipadas de la teología.

Las ideas de este filósofo chocaban frontalmente con las de los jóvenes anarquistas y comunistas hijos de la Revolución francesa.

53. Todo intento de referir preguntas químicas a doctrinas matemáticas debe considerarse, ahora y siempre, profundamente irracional, como contrario a la naturaleza de los fenómenos ... pero si el empleo del análisis matemático llegara a ser tan preponderante en química (una aberración lo cual es felizmente casi imposible) ocasionaría una retrogradación vasta y rápida…

La química y las matemáticas tienen formas de funcionar completamente diferentes, llegando incluso a la forma en la que se estudian estas dos grandes disciplinas, pues cada una tiene su propio y único lenguaje.

54. Pero el uso erróneo de las facultades intelectuales o prácticas, ni siquiera puede reconocerse, y mucho menos corregirse, sin la ayuda del afecto, que es la única parte de nuestra naturaleza que sufre directamente de tales errores.

Nuestras relaciones personales nos alientan a poder continuar con nuestros estudios, vivir una vida cómoda nos permite ser más eficientes en nuestro trabajo.

55. Todas las clases, por lo tanto, deben estar bajo la influencia de las mujeres.

La mujer siempre ha estado y siempre estará, presente en todas las clases tanto sociales como económicas de la sociedad

56. Todos requieren que se les recuerde constantemente la gran verdad de que la razón y la actividad están subordinadas al sentimiento.

Nuestros sentimientos son los que nos llevan en última instancia a realizar una determinada acción.

57. El sentimiento, cuando es puro y profundo, corrige sus propios errores.

Si nos hemos dado cuenta de que algo que hicimos en el pasado no estuvo bien, debemos corregirlo cuanto antes y pedir disculpas.

58. Por lo tanto, cada vez que el filósofo o la gente se desvían del deber, será parte de las mujeres protestar con ellos suavemente y recordarles los verdaderos principios sociales que se les confían a su cargo especial.

Como muy bien sabemos detrás de cualquier hombre, siempre hubo una gran mujer.

59. Si son hombres dignos de su misión, serán conscientes de la tendencia que su vida tiene a endurecerlos y llevarlos a la especulación inútil.

En la vida todo parece resultar mucho más difícil la primera vez que lo hacemos, como muy bien dice el refrán: si algo puede salir mal seguro que saldrá mal.

60. Los errores del comunismo deben ser rectificados; pero no hay necesidad de renunciar al nombre, que es una simple afirmación de la importancia primordial de Social Feeling.

El comunismo es una corriente política que fue durante su concepción muy bien pensada por sus más célebres pensadores. Algunos tan conocidos como Karl Marx o Friedrich Engels.

61. La gente encontrará gradualmente que la solución del gran problema social que ofrece el positivismo es mejor que la solución comunista.

Comte albergaba la esperanza de que con el tiempo, la sociedad adoptara el Positivismo como principal corriente política.

62. En el poste estaría la imagen del inmortal Carlomagno, el fundador de la República Occidental, y alrededor de la imagen estaría grabado su nombre, en su forma latina, Carolus; ese nombre, respetado por todas las naciones de Europa por igual, sería la denominación común del estándar monetario universal.

El gran Carlomagno siempre será una gran fuente de inspiración para un gran número de personas, como Rey de los francos fué la máxima expresión de lo que todo francés puede llegar a ser.

63. Reorganización, independientemente de Dios o del rey, por el culto a la humanidad, adoptada sistemáticamente.

La religión y la monarquía no deben tener el control de la sociedad, este control sólo debe pertenecer a sus propios ciudadanos.

64. El Intelecto siempre debe ser el servidor del Corazón, y nunca debe ser su esclavo.

Debemos saber templar nuestro corazón con nuestros pensamientos, nuestras emociones no deben tener nunca el control total de nuestra vida.

65. El lenguaje forma una especie de riqueza, que todos pueden utilizar a la vez sin causar ninguna disminución de la tienda, y que por lo tanto admite una comunidad completa de disfrute; para todos, participando libremente en el tesoro general, inconscientemente ayuda en su preservación.

El lenguaje nos permite a las personas comunicarnos efectivamente entre nosotros, creando con esto una sensación de comunidad.

66. La terminología matemática creada por Fourier puede tentarnos a esperar que, como él ha estimado, la temperatura del espacio en el que nos movemos, con el tiempo pueda determinar la temperatura media de los cuerpos celestes: pero considero este orden de hechos como siempre. excluidos de nuestro reconocimiento. Nunca podemos aprender su constitución interna, ni, con respecto a algunos de ellos, cómo el calor es absorbido por su atmósfera.

En esta cita Auguste Comte nos habla sobre Joseph Fourier, un gran matemático del que también podríamos extraer una gran sabiduría.

67. Por lo tanto, podemos definir la astronomía como la ciencia por la cual descubrimos las leyes de los fenómenos geométricos y mecánicos presentados por los cuerpos celestes.

La astronomía es una ciencia maravillosa que nos puede explicar el funcionamiento de los planetas y demás cuerpos celestes que se desplazan por el basto universo.