Un complejo de vitaminas B útil en el tratamiento de varias dolencias.

Nuestro cuerpo es un conglomerado de sistemas y órganos integrados y organizados de forma efectiva y eficaz, siendo su funcionamiento lo que permite nuestra supervivencia y adaptación al medio. Para dicho funcionamiento no es ni autosuficiente ni eterno, necesitando nuestro organismo de gran cantidad de oxígeno y nutrientes. Entre estos últimos podemos encontrar diversos tipos de vitaminas, esenciales para gran cantidad de sistemas corporales.

La ausencia de dichas vitaminas, sea por no integrar bastantes en nuestra alimentación o producto de alguna patología, puede tener consecuencias de severidad variable y en múltiples sistemas corporales, como por ejemplo debilidad, aparición de inflamaciones o dolor.

Afortunadamente contamos con diferentes fármacos y complementos que pueden ayudar a intentar suplir una carencia concreta o a incrementar las cantidades de algunas vitaminas presentes en el organismo que pueden tener un efecto beneficioso en alguna dolencia. Es el caso del Hidroxil B1-B6-B12, del cual vamos a hablar continuación.

¿Qué es el Hidroxil B1-B6-B12?

Recibe el nombre de Hidroxil B1-B6-B12 un medicamento compuesto por diferentes vitaminas del grupo B y que se emplea fundamentalmente en estados de carencia de dichas vitaminas o ante determinados problemas vinculados al dolor y la inflamación de vías nerviosas, estando indicado para personas mayores de doce años de edad.

Concretamente estamos ante un fármaco en formato de comprimidos recubiertos con película que está principalmente formado por las vitaminas B1, B6 y B12, también conocidas como tiamina hidrocloruro (B1), piridoxina hidrocloruro (B6) y cianocobalamina (B12). Este conjunto de vitaminas se asocia al metabolismo de los carbohidratos y proteínas, estando especialmente asociado al que se produce en el sistema nervioso y neuroendocrino.

Así, este fármaco tiene cierto efecto modulador que puede alterar el funcionamiento de diversos neurotransmisores además de propiciar la salud y la transmisión de la información (también se relaciona con la síntesis de la mielina que recubre las neuronas) de dichos sistemas. Asimismo su asociación tiene una influencia sobre la transmisión de la información relacionada con la percepción del dolor a nivel tanto talámico como espinal, algo que hace que tenga la propiedad de mediar y reducir el nivel de dolor de diversas condiciones.

¿Para qué es? Principales funciones

El Hidroxil B1-B6-B12 es como acabamos de mencionar un fármaco que tiene repercusiones a nivel de las vías nerviosas, estando muchas de las indicaciones principales de este fármaco profundamente vinculadas a dicho sistema.

Principalmente, se considera que el Hidroxil está especialmente indicado en aquellas personas que tienen algún tipo de anemia con deficiencia de vitaminas del grupo B, además de en aquellas condiciones en que se presente un estado de convalecencia y debilidad. Otra posible indicación es la presencia de astenia, generalmente relacionada con la anterior sintomatología, y fatiga.

También está indicado para el dolor de la lumbalgia o la ciática, así como a los efectos derivados de la neuritis y otras neuropatías, dados sus efectos en la modulación del dolor y de diferentes neurotransmisores.

Efectos secundarios y contraindicaciones

El Hidroxil B1-B6-B12 es un compuesto formado principalmente por vitaminas del grupo B, algo que puede parecer en principio algo totalmente sano e inocuo. Sin embargo, un exceso de estas vitaminas en nuestro organismo puede ser perjudicial y tener efectos secundarios severos.

Como síntomas secundarios se han observado que el fármaco puede causar mareo y agitación, cefaleas, así como conjuntivitis, hormigueos, somnolencia o insomnio, diarrea o pérdida de apetito. Puede generar cambios en la coloración de la orina, debido a que su alto contenido en vitaminas puede generar problemas o alteraciones renales o hepáticas. También fotosensibilidad con erupciones cutáneas, pudiendo aparecer dermatitis.

En algunos casos se ha observado trombocitopenia púrpura (déficit de plaquetas en sangre que dificulta la coagulación) o la aparición de rosácea fulminans, además de aumentar el riesgo de contraer gota. En el caso de la vitamina B6, un consumo excesivo o muy prolongado puede ser tóxico a nivel neuronal, pudiendo generar neuropatía sensorial periférica (una condición vinculada a la pérdida de sensibilidad de las extremidades y de los nervios periféricos).

Puede generar también alteraciones en la memoria, problemas autoinmunes y efectos en el sistema visual. También se ha vinculado con la aparición de rosácea fulminans, además de aumentar el riesgo de contraer gota y poder generar dificultades respiratorias. En casos raros podría aparecer una reacción alérgica grave o generar un descenso del ácido fólico.

Debido a estos efectos secundarios, el Hidroxil cuenta con diversas condiciones en que está contraindicada. El primero de ellos y tal vez el más obvio es el caso de todas aquellas personas que presenten alergia o hipersensibilidad a alguno de sus componentes. Además de ello tampoco deben tomarla aquellas personas con problemas renales o hepáticos, así como tampoco la población de menos de doce años de edad.

Resulta totalmente contraindicado también en el embarazo y lactancia, dado que puede alterar la función nerviosa y la propiocepción del feto, generar dependencia en él o incluso cortar la lactancia. Si se toma alguna otra medicación de manera continuada debe consultarse al médico la idoneidad de seguir tomando este fármaco, debido a que presenta numerosas interacciones con diferentes grupos de medicamentos. También debe evitarse el consumo conjunto con alcohol u otras drogas.

Referencias bibliográficas:

  • Vidal Vademecum Spain (2016). HIDROXIL B1-B6-B12 Comp. recub. con película. [Online]. Disponible en: https://www.vademecum.es/medicamento-hidroxil+b1-b6-b12_44109.