Las células son la unidad anatómica más pequeña de los organismos, y desempeñan varias funciones, englobadas dentro de tres acciones principales: nutrirse, relacionarse y reproducirse.

Para llevar a cabo estos procesos, las células disponen de orgánulos y otras partes que les permiten relacionarse con el entorno, proporcionando energía al organismo y creando desechos durante el proceso.

A continuación veremos las principales partes de la célula, tanto vegetal como animal, además de mencionar en qué se diferencian y cómo desempeñan funciones diferentes.

¿Qué es una célula?

Antes de entrar con más detalles sobre cuáles son las principales partes de la célula, es necesario definirla muy brevemente.

La célula es la unidad anatómica más pequeña de la que se componen los seres vivos. Suele ser microscópica, y sus principales áreas son el núcleo, la membrana plasmática y el citoplasma, zonas en las que se pueden encontrar orgánulos.

Es gracias a estos orgánulos que las células pueden desempeñar las tres principales funciones por las que se consideran seres vivos: nutrición, relación y reproducción. Es por medio de diferentes procesos bioquímicos que estos orgánulos consiguen que la célula desempeñe estas funciones y pueda sobrevivir y funcionar.

Tipos de célula

La clasificación más importante de las células se basa en función de si presenta, o no, un núcleo celular.

  • Procariotas: organismos unicelulares sin núcleo, con ADN disperso en el citoplasma.
  • Eucariotas: organismos unicelulares o pluricelulares, con núcleo definido.

Aunque la diferenciación entre eucariotas y procariotas es importante, sobre todo en el estudio de la evolución de las especies, la célula eucariota ha sido la más estudiada, encontrándose dos tipos, la animal y la vegetal, que se diferencian en su forma y orgánulos. Las células animales se encuentra en los animales, mientras que las células vegetales, además de hallarse en plantas, también se pueden encontrar en las algas.

Partes de una célula

A continuación veremos todas las partes que constituyen las células animal y vegetal, además de explicar cuáles son sus funciones y en qué tipo de células se presentan. Además, concluiremos mencionando en qué se diferencian estos dos tipos de células.

1. Membrana plasmática

La membrana plasmática, también llamada membrana celular o plasmalema, es la frontera biológica que delimita el interior de la célula con su exterior. Recubre toda la célula, y tiene como función principal la regulación del ingreso y la salida de sustancias, permitiendo la entrada de nutrientes y la excreción de residuos de desecho.

Está formada por dos capas en las que se pueden encontrar glúcidos, fosfolípidos y proteínas, y constituye una barrera permeable selectiva, esto quiere decir que, al tiempo que mantiene estable la célula, dándole forma, puede cambiar de tal forma que permita la entrada o salida de sustancias.

2. Pared celular

Se trata de una estructura propia de la célula vegetal, como las que se pueden encontrar en las plantas y en los hongos. Es una pared adicional a la membrana plasmática, que otorga rigidez y resistencia a la célula. Está formada, fundamentalmente, de celulosa.

3. Núcleo

El núcleo es la estructura que permite diferenciar entre las células eucariotas, que lo tienen, con las procariotas, que carecen de él. Se trata de una estructura que contiene todo el material genético, siendo su principal función la de protegerlo.

Este material genético se encuentra organizado en forma de cadenas de ADN, cuyos segmentos son genes que codifican para diferentes tipos de proteínas. Este ADN, a su vez, se engloba en estructuras más grandes llamadas cromosomas.

Otras de las funciones asociadas al núcleo celular son:

  • Generar ARN mensajero (ARNm) y recomponerlo en proteínas.
  • Generar pre-ribosomas (ARNr).
  • Organizar los genes en cromosomas para preparar la división celular.

4. Membrana nuclear

Se trata de una estructura que, al igual que sucede con la membrana plasmática envolviendo la célula, la membrana nuclear es una estructura que envuelve con doble membrana lipídica el núcleo, permitiendo la comunicación del interior del mismo con el citoplasma.

5. Nucléolo

Es una estructura que se encuentra dentro del núcleo. Su función principal es sintetizar ribosomas, desde sus componentes de ADN, para forma ARN ribosómico (ARNr). Esto está relacionado con la síntesis de proteínas, por este motivo, en células con una síntesis proteica alta se pueden encontrar muchos de estos nucléolos.

6. Cromosomas

Los cromosomas son las estructuras en las que se organiza el material genético, y son especialmente visibles cuando se da la división celular.

7. Cromatina

Es el conjunto de ADN, proteínas, tanto histonas como no histonas, que se encuentra en el interior del núcleo celular, componiendo el material genético de la célula. Sus unidades básicas de información son los nucleosomas.

8. Citoplasma

El citoplasma es el medio interior de la célula, que podría llamarse el cuerpo de la misma. Se trata de un entorno líquido formado, fundamentalmente, por agua y otras sustancias, en donde se pueden encontrar algunos orgánulos. El citoplasma es el medio en el que se dan muchos procesos químicos importantes para la vida.

Se puede dividir en dos secciones. Una, el ectoplasma, es de consistencia gelatinosa, mientras que la otra, el endoplasma, es más fluida, siendo el lugar en donde se encuentran los orgánulos. Esto es asociado con la principal función del citoplasma, que es la de facilitar el movimiento de los orgánulos celulares y protegerlos.

9. Citoesqueleto

El citoesqueleto, como su nombre viene a indicar, es algo así como un esqueleto presente en el interior de la célula, dándole unidad y estructura. Está compuesto por tres tipos de filamentos: microfilamentos, filamentos intermedios y microtúbulos.

Los microfilamentos son unas fibras compuestas por proteínas muy finas, de entre 3 y 6 nanómetros de diámetro. La principal proteína que los compone es la actina, una proteína contráctil.

Los filamentos intermedios son de cerca de 10 nanómetros, y dan fuerza de tensión a la célula.

Los microtúbulos son unos tubos cilíndricos de entre 20 y 25 nanómetros de diámetro, compuestos de unidades de tubulina. Estos microtúbulos son el andamio que da forma a la célula.

Tipos de orgánulos

Como su propio nombre indica, los orgánulos son pequeños órganos que se encuentran en el interior de la célula. Técnicamente hablando, la membrana plasmática, la pared celular, el citoplasma y el núcleo no son orgánulos, aunque sí que se podría debatir sobre si el núcleo es o no un orgánulo o si se trata de una estructura que requiera una clasificación especial. Los orgánulos más importantes en la célula, tanto animal como vegetal, son los siguientes:

10. Mitocondrias

Las mitocondrias son orgánulos que se encuentran en las células eucariotas, aportando la energía necesaria para poder llevar a cabo la actividad que albergan. Tienen un tamaño bastante mayor en comparación con otros orgánulos, y su forma es globular.

Estos orgánulos descomponen los nutrientes y lo sintetizan en trifosfato de adenosina (ATP), sustancia fundamental para obtener energía. Además, disponen de capacidad reproductiva, dado que poseen ADN propio, permitiendo formar más mitocondrias en función de si la célula necesita más ATP. A mayor actividad celular, más mitocondrias se necesitarán.

La mitocondria obtiene el ATP cuando realiza la respiración celular, tomando moléculas procedentes de alimentos ricos en carbohidratos que, al combinarlas, producen esta sustancia.

11. Aparato de Golgi

El aparato de Golgi se encuentra en todas las células eucariotas. Ejecuta la producción y el transporte de proteínas, lípidos y lisosomas en el interior de la célula. Funciona como una planta empaquetadora, modificando vesículas procedentes del retículo endoplasmático.

Constituye un sistema de endomembranas que se repliegan sobre sí mismas formando una especie de laberinto curvado, agrupadas en sáculos o cisternas aplanadas.

12. Lisosomas

Son unos saquitos que digieren sustancias, aprovechando los nutrientes que en ellas se encuentran. Son orgánulos relativamente grandes, formados por el aparato de Golgi, y contienen en su interior enzimas hidrolíticas y proteolíticas, que degradan tanto material externo como interno de la célula. Su forma es esférica, rodeadas de una membrana simple.

13. Vacuola

Las vacuolas son compartimentos cerrados por la membrana plasmática que contienen diferentes fluidos, agua y enzimas, aunque también pueden albergar sólidos como azúcares, proteínas, sales y otros nutrientes. La mayoría de las vacuolas se forman a partir de vesículas membranosas que se juntan. No son de forma definida, y su estructura varía en función de las necesidades de la célula.

14. Cloroplastos

Son unos orgánulos propios de la célula vegetal, en los que se encuentran la clorofila, una sustancia indispensable para la fotosíntesis. Están envueltos por dos membranas concéntricas, que contienen unas vesículas, los tilacoides, en donde se encuentran organizados pigmentos y otras moléculas que convierten la energía lumínica en química.

15. Ribosomas

Los ribosomas se encargan de la síntesis de proteínas, procesando lo necesario para el crecimiento y reproducción celulares. Se encuentran dispersos por el citoplasma, y son las responsables de traducir la información genética obtenida del ADN en forma de ARN.

16. Retículo endoplasmático

Es un sistema de canales encargado de transferir o sintetizar los lípidos y proteínas. Se encuentra distribuido por todo el citoplasma, y tiene como función primordial la síntesis de proteínas. Sus membranas se continúan con la envoltura nuclear y pueden extenderse hasta cerca de la membrana plasmática.

Existen dos tipos: el retículo endoplasmático rugoso, presenta ribosomas adosados en él, mientras que el otro, llamado liso, como su propio nombre viene a sugerir, no los tiene.

17. Centriolo

El centriolo es un orgánulo de estructura cilíndrica, que está formado a base de microtúbulos. Forma parte del citoesqueleto y, por lo tanto, mantienen la forma de la célula, además de transportar orgánulos y partículas en el interior celular.

Cuando dos centriolos se encuentran juntos y se posicionan de forma perpendicular, localizándose en el interior de la célula, se llama diplosoma. Esta estructura se encarga del movimiento de los cilios y flagelos de los organismos unicelulares.

Además, los centriolos intervienen en la división celular, donde cada centriolo formará parte de cada una de las células hijas, sirviendo como molde para la formación de un nuevo centriolo en esas mismas.

18. Flagelos

Los flagelos son unas estructuras que no todas las células poseen. Son característicos de organismos unicelulares o de células como los espermatozoides, y son estructuras que permiten la movilidad de la célula.

Diferencias entre células animales y vegetales

Tanto la célula animal como vegetal comparten muchos orgánulos y estructuras similares, pero también presentan ciertos detalles que las permiten distinguir. El más destacable es la presencia de la pared vegetal en la célula vegetal, la cual recubre la membrana plasmática, dándole forma hexagonal y rígida a la célula.

Otra estructura propiamente vegetal son los cloroplastos que, como ya íbamos diciendo, son estructuras en donde se encuentra la clorofila, fundamental durante la fotosíntesis. Estos orgánulos son los que permiten a la célula de los vegetales sintetizar azúcares a partir del dióxido de carbono, agua y luz solar. Gracias a esto, decimos que los organismos con este tipo de células son autótrofos, es decir, que fabrican ellos mismos su alimento, mientras que los que la tienen animal, carente de cloroplastos, son heterótrofos.

En las células animales, la energía es proporcionada únicamente por las mitocondrias, mientras que en la vegetal se encuentran tanto mitocondrias como cloroplastos, lo cual permite a la célula disponer energía de dos orgánulos diferentes. Esto es el motivo por el cual los organismos vegetales pueden hacer la fotosíntesis y la respiración celular, mientras que los animales solo pueden hacer este último proceso bioquímico.

Otro detalle, quizás no tan importante como el hecho de poder realizar la fotosíntesis pero sí llamativo, es que la vacuola en la célula vegetal suele ser única, estando localizada en el centro y ser muy grande. En cambio, en la célula animal, hay varias vacuolas y estas suelen ser mucho más pequeñas. Además, en la célula animal hay centriolos, estructura que no se encuentra en la vegetal.

Referencias bibliográficas:

  • Alberts et al (2004). Biología molecular de la célula. Barcelona: Omega. ISBN 54-282-1351-8.
  • Lodish et al. (2005). Biología celular y molecular. Buenos Aires: Médica Panamericana. ISBN 950-06-1974-3.