Dos fármacos muy comunes para tratar las infecciones oculares.

Los ojos son de los órganos más delicados del cuerpo. Necesitan hidratarse constantemente para evitar que se formen residuos sólidos como las legañas e infecciones.

La conjuntivitis es una de las enfermedades más comunes que pueden perjudicar a los órganos de la visión, por eso es necesario un correcto mantenimiento de los ojos y, en caso de que sé de una infección, es preciso un tratamiento eficaz.

Entre los tratamientos utilizados para tratar infecciones en los ojos tenemos el Tobradex y el Tobrex, dos medicamentos cuyo componente activo es la tobramicina, que vamos a explicar en profundidad en este artículo, sus usos, efectos y su precio.

¿Qué son el Tobradex y el Tobrex?

El Tobrex es un medicamento antibiótico, utilizado para infecciones oculares de origen bacteriano. Su componente activo principal es la tobramicina, un antibiótico de la familia de los aminoglucósidos cuya función es la de inhibir la síntesis de proteínas de bacterias gramnegativas.

Debido a que la tobramicina es una sustancia potente y con una acción rápida, los medicamentos hechos a base de este compuesto son muy utilizados en la práctica clínica para combatir las infecciones oftalmológicas.

Cabe decir que uno de los problemas que pueden desarrollarse a la larga al utilizarse tanto Tobradex como Tobrex es que, debido a la capacidad de adaptación de las bacterias gramnegativas, estas presenten resistencia a la tobramicina, haciendo que el efecto de estos medicamentos vaya siendo cada vez menor con el paso del tiempo.

La principal diferencia entre Tobradex y Tobrex es su composición química. El Tobradex está compuesto por tobramicina con una concentración de 3mg/ml y dexametasona 1mg/ml. La dexametasona es un potente corticoide que es lo que hace que el Tobradex sea diferente del Tobrex dado que éste segundo medicamento no la contiene en su composición.

¿Para qué se usan?

El Tobrex se usa sobre todo para tratar la conjuntivitis, que es una inflamación de la membrana conjuntiva, la cual es transparente y recubre los ojos y parte de los párpados. La membrana conjuntiva está compuesta por pequeños vasos sanguíneos que son los que hacen que el ojo se ponga rojo cuando se inflaman.

Normalmente, la conjuntivitis no supone mayor problema que molestias en los ojos y que su apariencia se torne rojiza, teniendo una evolución favorable. Es raro que degenere en problemas de visión.

Las causas de las conjuntivitis pueden ser variadas, pudiendo ser alergias, agentes patógenos como ácaros, polvo, polen y restos sólidos de cosméticos y maquillaje. Otra de las causas, que es la que combaten los productos con tobramicina, son las bacterias que, junto con los virus, causan un tercio de las conjuntivitis diagnosticadas.

El Tobradex y el Tobrex están indicados para otros procesos inflamatorios (además de la conjuntivitis) causados por bacterias.

Presentación y administración

El Tobrex se comercializa en forma de colirio por los laboratorios Novartis, en frasquitos de 5 ml con 3 mg/ml de concentración de tobramicina. Su administración es directamente sobre el ojo infectado.

También se comercializa en forma de pomada, aplicándose sobre la piel cerca del ojo afectado.

Ambos tipos de presentaciones pueden administrarse en niños a partir de los 12 meses de edad en adelante.

El Tobradex también se comercializa en forma de colirio y ungüento por los laboratorios Novartis. En forma de colirio se presenta como una combinación de 1 mg/ml de Dexametasona y 3 mg/ml de Tobramicina en un frasco de 5 ml. Se recomienda utilizar las gotas cada 4 o 6 horas. El Tobradex en forma de pomada se puede combinar con el colirio, utilizándose las gotas durante el día y el ungüento antes de irse a dormir.

Dosificación

Para problemas leves, se aplican una o dos gotas de colirio Tobrex sobre el ojo afectado, cada cuatro horas. En caso de que la afección sea mayor, la recomendación es de aplicar dos gotas del colirio cada hora y no interrumpir el tratamiento, sino ir alargando las aplicaciones hasta haber completado el tratamiento.

Para evitar que la infección vaya a más se recomienda limpiarse las manos concienzudamente antes de utilizar el colirio, almacenarlo en un lugar fresco y limpio y evitar que toque otras medicinas. Las gotas deben caer en el espacio entre el globo ocular y el párpado.

En el caso del ungüento de Tobrex la recomendación es la de aplicar 1 centímetro cúbico de la pomada en el ojo infectado dos o tres veces al día en caso de que sea leve. Si es grave la infección se recomienda hacerlo cada tres o cuatro horas. La crema debe caer en el espacio entre el párpado inferior y el ojo enfermo.

Entre el colirio y la pomada, cabe indicar que la segunda es la que hace que se dé una menor absorción de tobramicina, dado que se aplica sobre la córnea y la membrana conjuntiva, dos partes con baja capacidad de absorción.

Mecanismo de acción

En el caso del Tobradex, siendo una combinación de tobramicina con dexametasona, su mecanismo de acción implica la asociación de un corticosteroide que inhibe la respuesta inflamatoria con un antibiótico aminoglucósido de gran potencia y amplio espectro de intervención. Estas sustancias actúan sobre las células bacterianas, inhibiendo la síntesis de proteínas.

Efectos secundarios

El Tobrex puede ocasionar como principales efectos secundarios picor, lagrimeo, enrojecimiento del ojo. También pueden darse hinchazón de la conjuntiva y el párpado e hipersensibilidad.

En el caso del Tobradex, puede haber, además de los efectos propios del Tobrex, eritema conjuntival y glaucoma. En caso de que se utilice de forma prolongada pueden darse aumento en la presión dentro del ojo, quemazón, escozor, visión borrosa, lesión en el nervio óptico, infecciones oculares secundarias y cataratas.

Contraindicaciones

En mujeres embarazadas y lactantes se recomienda valorar la relación riesgo-beneficio antes de iniciar un tratamiento con tobramicina.

Tanto en tratamientos con Tobrex como con Tobradex se recomienda evitar el uso de lentillas durante la aplicación y esperar unos 20 minutos antes de volverlas a colocar. Cabe indicar que debido a que en la conjuntivitis el ojo está más sensible y es más vulnerable a otras infecciones, se recomienda evitar el uso de lentes de contacto.

No se recomienda manejar maquinaria pesada ni conducir vehículos tras aplicarse los colirios.

No está recomendado su uso en caso de que se esté sufriendo algún tipo de condición médica en la que se produzca adelgazamiento de la córnea y esclerótica.

Precios del Tobrex y el Tobradex

En España, los precios de venta al público de los productos hecho a base de tobramicina es bastante asequible.

El ungüento de Tobrex se comercializa en tubos de 3,5 gr, y cuesta 2,50€. En forma de colirio cuesta alrededor de 1,81€.

Otros productos con el mismo principio activo, como lo son el Tobrabact y el Tobrexan, vendidos en forma de colirio, tienen precios similares.

Referencias bibliográficas:

  • Palomino, J. & Pachón, J. (2003). Aminoglucósidos. Enfermedades Infecciosas Microbiología Clínica, 21(2): 105-114.
  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (2005). Resumen de las características del producto TOBREX Ungüento oftalmico 3 mg/g pomada oftálmica. Disponible en https://www.aemps.gob.es/cima/pdfs//ft/57593/FT_57593.pdf.
  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. (2005). TOBREX oftalmico 3 mg/ml colirio en solución. Vademecum. Disponible en https://www.aemps.gob.es/cima/pdfs//p/57594/P_57594.pdf.
  • Vademecum (2018). TOBREX Colirio en solución 3 mg/ml. Vademecum. Disponible en https://www.vademecum.es/medicamento-tobrex_prospecto_57594.
  • Vademecum (2018). TOBRADEX Colirio en suspensión 1 mg/ml + 3 mg/ml. Vademecum. Disponible en https://www.vademecum.es/equivalencia-lista-tobradex+ung%FCento+oftalmico-chile-s01ca01+p1-cl_1.
  • Vademecum (2018). TOBRADEX unguento oftalmico. Vademecum. Disponible en https://www.vademecum.es/equivalencia-lista-tobradex+ung%FCento+oftalmico-chile-s01ca01+p1-cl_1.