¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¿Cómo disfrutar de la soltería? 5 consejos para exprimir su potencial

Consejos para aprender a disfrutar de la soltería aprovechando sus ventajas.

Psicología y Mente

Psicología y Mente

Cómo disfrutar de la soltería

Durante mucho tiempo, se ha tendido a dar por supuesto que todo proyecto de vida exitoso pasa por tener pareja y, desde esa relación amorosa, crear una familia. Esto ha hecho que durante siglos la soltería haya tenido que ser “excusada” para no ser vista como algo que habla mal de la persona sin pareja; esta clase de explicaciones podía ir desde el hecho de consagrar la propia vida a la religión (mediante el celibato) a llevar por bandera una carrera profesional muy ambiciosa que requiere total dedicación al trabajo.

En todo caso, a falta de una de estas razones para justificar la soltería era vista como una señal de que algo iba mal en la persona ni estaba casada, ni tenía novio o novia. La idea de que se podía ser alguien normal y corriente a la vez que se es feliz sin tener pareja resultaba inconcebible… y aunque esta pueda parecer una creencia muy irracional y llena de prejuicios, lo cierto es que aún empapa nuestra cultura popular actualmente. De manera automática, casi inconsciente, asociamos el concepto de “persona adulta soltera” a una manera de vivir incompleta, incapaz de producir auténtico bienestar.

Por ello, en este artículo haremos un repaso por varias ideas clave que muestran que es perfectamente posible disfrutar de la soltería sin aspirar a que esta termine cuanto antes.

5 consejos para disfrutar de la soltería

Tal y como hemos adelantado, la importancia que durante buena parte de la Historia ha tenido la institución de la familia tradicional ha hecho que la soltería sea vista como una anomalía o desviación de la normalidad, algo que debe ir acompañado de una explicación satisfactoria para que no le reste dignidad a la persona.

Esta especie de estigma ha afectado sobre todo a la mujer, que hasta no hace tanto tiempo era vista básicamente como un recurso reproductivo sin capacidad para autorrealizarse más allá de los ámbitos de la crianza de los hijos y de lo doméstico; pero también ha afectado a los hombres, que se veían privados de acceder a un rol paterno y de “dueño de la casa” (líder y protector de la familia). Y las ideas y creencias que hemos heredado de las generaciones anteriores pueden hacer que las expectativas se conviertan en realidad; es decir, que las personas solteras, al asumir que se las ve como algo extraño pasada la adolescencia, se perciban a sí mismas como sujetos incompletos o incluso fracasados.

Pero lo cierto es que, a través de una correcta gestión de las emociones y un proceso de autoconocimiento profundo, es perfectamente posible ser feliz estando soltero o soltera y contrarrestar la influencia limitadora de esos estereotipos y prejuicios que aún perviven.

1. Empieza un diario de emociones para detectar tus creencias disfuncionales

Si hasta ahora has estado experimentando la soltería como u problema, lo más probable es que esto se deba, al menos en parte, a que has interiorizado una serie de creencias disfuncionales basadas en prejuicios; ideas que has aceptado sin más por pura presión social, y que por eso no te has detenido a valorar si se ajustan a la realidad y se te aportan bienestar o te lo restan.

Para detectar estas creencias problemáticas, resulta muy útil ir rellenando un diario emocional; una pequeña libreta en la que vayas realizando breves anotaciones acerca de lo que sientes en los momentos de mayor intensidad emocional del día, lo que se te pasa por la cabeza en situaciones que son significativas para ti. Una vez hayas ido escribiendo durante algo más de una semana, te resultará sencillo repasar las páginas previas y detectar ciertas ideas principales, temas frecuentes y creencias generales tras tu manera de pensar.

Disfrutar de la vida de soltero

2. No dejes que el tiempo libre se te vaya en actividades solitarias

Aunque el hecho de ser una persona soltera no equivalga a tener mucho tiempo libre, es un hecho que en promedio, quienes no tienen pareja disponen de más horas libres de responsabilidades que quienes sí están en un matrimonio o en un noviazgo. Por eso, cuando en situaciones así la mayor parte del tiempo de descanso o de ocio es dedicado a actividades solitarias, el aislamiento social se nota más, y a medio plazo suele generar un sentimiento de desconexión con el entorno.

Por eso, ese “extra” de tiempo libre debe ser compensado con también un “extra” de esfuerzo por hacer que este contenga momentos dedicados a uno mismo y dedicados a estar en compañía de amigos y familiares.

3. Aprende a dejar de ver las rupturas previas como un fracaso

Uno de los elementos que dificultan más disfrutar de la soltería es verla como el modo de vida por el que toca pasar tras fracasar en una relación, es decir, el estado que nos recuerda que “no hemos sido capaces de mantener a alguien a nuestro lado”. Esta visión totalmente tóxica de los hechos está muy relacionada con la idea de la media naranja, según la cual estamos hechos para compartir nuestras vidas con alguien a través de una relación basada en el amor romántico.

Sin embargo, lo cierto es que los seres humanos no somos fabricaciones creadas para encajar en una relación de pareja; para lo bueno y para lo malo, somos mucho más versátiles que eso, y de hecho la Historia demuestra que nos podemos adaptar a una inmensa variedad de entornos y situaciones.

Para deshacerte de esa idea tan nociva, deja de centrarte solamente en las cosas que hiciste en tus relaciones anteriores y que dificultaron la consolidación de ese noviazgo o matrimonio, y adopta una perspectiva más global de lo ocurrido. ¿Puede decirse que todo fue culpa tuya? ¿Es la culpa un concepto útil para entender lo que ocurrió y aprender de ello? La incompatibilidad entre dos personas en una relación es algo que va más allá de las consideraciones morales sobre lo bueno o lo malo que hizo cada uno.

4. Saborea tu independencia

La soltería va de la mano de una mayor independencia. Explora el potencial de esta baza de tu modo de vida. No tengas como referencia lo que hacen las personas con pareja, crea tu propia manera de disfrutar de tus opciones centrándote en lo que de verdad te gusta: crea un listado de cosas que te gustaría hacer en los próximos dos meses, y luego otra con cosas que te gustaría hacer en los próximos seis meses. Tener en cuenta estas metas te ayudará a valorar tu capacidad para adaptarte a esos proyectos sin tener que hablarlo con nadie más.

5. Valora lo que te aportan las relaciones sexoafectivas sin compromiso

Más allá de la misma moral ultraconservadora de la que hemos heredado la estigmatización de la soltería, no hay nada malo con disfrutar de la sexualidad sin mayores compromisos y sin los esquemas del amor romántico. Practica desarrollando tus habilidades de seducción y haciendo que otras personas participen en ellas, y deja que eso forme parte de tu manera de vivir desprendiéndote de los complejos. Eso sí, recuerda que si no te propones objetivos concretos y que impliquen salir de tu zona de confort a la hora de conocer gente, tu manera de disfrutar de este aspecto de la vida estará limitado.

  • Apostolou, M.; Jiaqing, O.; Esposito, G. (2020). Singles’ Reasons for Being Single: Empirical Evidence From an Evolutionary Perspective. Frontiers in Psychology, 11: 746.
  • Cacioppo, J.; Hawkley, L. (2010). "Loneliness Matters: A Theorectical and Empirical Review of Consequences and Mechanisms". Annals of Behavioral Medicine. 40 (2): 218–227.
  • Kislev, E. (2019). Happy Singlehood: The Rising Acceptance and Celebration of Solo Living. University of California Press.

Artículos relacionados