Frecuentemente las personas ocultamos nuestras opiniones cuando son minoritarias y controvertidas por miedo a que otras personas nos rechacen o a recibir algún tipo de castigo por hacerlo. Este fenómeno fue descrito por Elisabeth Noelle-Neumann, quien lo denominó “espiral del silencio”.

En este artículo describiremos qué es la espiral del silencio y cuáles son las causas de este tipo de presión social. Haremos también una breve descripción de algunas de las críticas más frecuentes en torno a la teoría de Noelle-Neumann.

¿Qué es la espiral del silencio?

La politóloga alemana Elisabeth Noelle-Neumann propuso en su libro La espiral del silencio. Opinión pública: nuestra piel social el concepto de “espiral del silencio”, que se utiliza para describir la tendencia que mostramos las personas a no exponer públicamente nuestras opiniones cuando somos conscientes de que estas no son mayoritarias.

Según esta autora, para que una opinión mayoritaria sea susceptible de promover una espiral del silencio debe contener un componente ético. De este modo, difícilmente existiría una presión social de este tipo en torno a si la piña es o no un ingrediente aceptable para la pizza, aunque sí sobre la moralidad del aborto o la de la pena de muerte.

La teoría de la espiral del silencio se basa en una serie de hipótesis relacionadas entre ellas.

  • La mayoría de personas tememos el aislamiento social.
  • En consecuencia observamos el comportamiento de otras para identificar qué opiniones y conductas son socialmente aceptables.
  • El aislamiento o rechazo social a opiniones impopulares se manifiesta en gestos como girar la cara o mantener el silencio.
  • Las personas solemos ocultar nuestros puntos de vista cuando tenemos la expectativa de que recibiremos este tipo de respuestas.
  • Quienes mantienen opiniones mayoritarias las expresan públicamente sin miedo.
  • La espiral del silencio se desencadena por la expresión repetida de la opinión mayoritaria y la ocultación de las minoritarias.
  • Este proceso sucede en torno a temas controvertidos, no cuando existe consenso.
  • El número de personas que defienden una opinión no siempre es relevante.
  • La ocultación de opiniones divergentes normalmente tiene un carácter inconsciente.
  • La opinión pública ejerce un rol de control social en un tiempo y espacio determinados y puede variar en función de estas dimensiones.
  • La espiral del silencio resuelve conflictos al favorecer a una de las opiniones que existen al respecto, cumpliendo un rol de integración.

Causas de este fenómeno

Noelle-Neumann afirmó que la espiral del silencio se debe principalmente a dos tipos de miedo: el que sentimos a quedarnos aislados socialmente y el temor a consecuencias aún más significativas. La intensidad de estos miedos puede variar por distintos factores, lo cual influye en el grado de resistencia a mostrar una opinión divergente.

En el primer caso, las personas solemos tener miedo de ser rechazadas por las demás en respuesta a la expresión de puntos de vista impopulares. Éste podría ser el caso de un estudiante de Economía que simpatiza con el comunismo y evita manifestarlo ante sus profesores y compañeros, de tendencia mayoritariamente neoliberal.

No obstante, en ocasiones dar nuestra opinión puede comportar riesgos aún mayores que la disminución de la aceptación por parte de nuestro entorno; por ejemplo, una persona que se oponga a los métodos u objetivos de sus superiores frente a sus compañeras de trabajo corre el peligro de ser despedida.

La espiral del silencio se genera cuando la persona que tiene una opinión divergente escucha a otras defendiendo de forma ferviente el punto de vista mayoritario, y queda reforzada de nuevo cada vez que esto vuelve a suceder. Así, nos sentimos menos libres para expresar una opinión minoritaria cuanto más popular es la dominante.

Los medios de comunicación de masas son una herramienta fundamental en el desarrollo de espirales del silencio. Esto se debe no sólo a que recogen puntos de vista mayoritarios, sino también a que influyen en un gran número de personas; y dado que pueden generar opiniones mayoritarias, también crean las espirales del silencio correspondientes.

Los planteamientos de Noelle-Neumann implican que las personas tenemos una capacidad intuitiva para identificar cuál es la opinión dominante en torno a un tema dado. Es importante tener en cuenta que el acierto de estas hipótesis personales puede variar en función de la persona y de la situación concreta.

Críticas a esta teoría

Se han planteado críticas a distintos aspectos de la teoría de la espiral del silencio que ponen en cuestión su validez teórica y su capacidad explicativa. En cualquier caso, y a pesar de sus defectos, el concepto propuesto por Noelle-Neumann resulta útil para conceptualizar algunos aspectos de la realidad.

En este sentido es muy relevante el concepto de la “minoría ruidosa”, que puede ser tan influyente como una mayoría. La espiral del silencio, por tanto, no es inmutable ni afecta a todas las personas o grupos por igual; asimismo, una opinión minoritaria puede convertirse en mayoritaria, incluso en un periodo breve de tiempo.

Por otra parte el auge de Internet ha comportado una disminución del peso de los medios de comunicación de masas en la opinión pública. Las redes facilitan enormemente la divulgación de opiniones minoritarias, así como de datos (reales o falsos) que las sustenten y que pongan en cuestión los puntos de vista defendidos por el statu quo.

Referencias bibliográficas:

  • Noelle-Neumann, E. (1984). The Spiral of Silence: Public Opinion - Our social skin. Chicago: University of Chicago.
  • Noelle-Neumann, E. (1991). The theory of public opinion: The concept of the Spiral of Silence. En J. A. Anderson (Ed.), Communication Yearbook 14, 256-287. Newbury Park, California: Sage.